Variables que dependen de la Escuela para interferir en Niños con déficit atencional

En este aspecto existen factores que influyen en cuanto a infraestructura, disponibilidad o no de espacios amplios para el desarrollo de actividades programáticas y extraprogramáticas, número de alumnos por sala

que permitan una mejor interacción con el profesor, el no disponer de estas facilidades provoca en el profesor una tensión adicional; el tener que ser capaz de controlar la conducta de muchos alumnos de distintas características con pocos elementos para hacerlo, esto le dificulta y lo distrae de su tarea central que es entregar los contenidos concernientes a su asignatura; por esto los profesores de escuelas grandes, de sectores más modestos, con gran número de alumnos tienden a la disciplina rígida, más restrictiva con tendencia a la hipercorrección, en este contexto un niño portador de S. de Déficit Atencional cuyas características ya conocemos (hiperactivo, impulsivo, distraído) se verá expuesto a repetidas sanciones, correcciones, suspensiones, a esto también reaccionarán sus padres con un estilo parecido, generando en el niño sentimiento de frustración y una actitud de desmotivación hacia el estudio. En cambio profesores de escuelas más pequeñas con menor número de niños a su cargo tienden a una actitud más flexible, tolerante, cooperadora con los niños con más problemas, que tiene mayor número de actividades extraprogramáticas en que incluyen actividades físicas, interactúan con los niños de manera más relajada, provocando en ellos un sentimiento de positiva adaptación a su sistema escolar.
El problema que se presenta para los profesores cuyas escuelas tienen características de atender una población de alumnos muy grande, sólo es posible de resolver adecuando sus estrategias pedagógicas teniendo presente la heterogeneidad del grupo que atiende.
Estas variables dependen mucho de las características de personalidad del profesor (autocrítica, rígido, intolerante versus un profesor afectivo, flexible, tolerante). Con quienes los niños tendrán también respuestas diferentes. Frente a una figura adulta autoritaria y rígida los niños se sienten con menor libertad de expresarse, no resuelven sus dudas, no participan ni preguntan tienen así menor rendimiento que en ramos donde sí encuentra más facilidades de expresión.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: