Trastorno Autista

El Trastorno Autista, presenta un desarrollo marcadamente anormal o deficiente de la interacción y comunicación social, y un repertorio sumamente restringido de actividades e intereses. (Las manifestaciones del trastorno varían mucho en función del nivel de desarrollo y de la edad cronológica de la persona).

La alteración debe manifestarse antes de los tres años de edad: retraso o funcionamiento anormal en por lo menos un área.
En la mayoría de los casos no se observa ningún período de desarrollo normal (en 20% de los casos los padres informan de un desarrollo relativamente normal durante 1 ó 2 años). Si existe un período de desarrollo normal, éste no se extiende más allá de los 3 años.

Deficiencias de la Interacción Social
• Alteración de los comportamientos no verbales que regulan la interacción y comunicación social (por ejemplo: contacto ocular, expresión facial, posturas y gestos corporales).

• Incapacidad para desarrollar relaciones con pares:
-A menor edad pueden tener muy poco o ningún interés en establecer lazos de amistad.
-A más edad pueden estar interesados por relaciones amistosas, pero carecen de la comprensión de las convenciones de la interacción social.
-Déficit en la búsqueda espontánea de disfrutes, intereses u objetivos compartidos con otras personas (por ejemplo: no muestran, llevan o señalan objetos que consideran interesantes).

 Déficit de reciprocidad social o emocional (por ejemplo: no participan activamente en juegos sociales simples, prefieren actividades solitarias, implican a otros en actividades sólo como herramientas o accesorios “mecánicos”).

 Alteración de la conciencia de los otros, careciendo del concepto relativo a las necesidades de los demás.

Alteraciones de la Comunicación
 Retraso o ausencia del desarrollo del lenguaje hablado.
 Utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje o lenguaje idiosincrásico(lenguaje comprensible sólo por quienes están familiarizados con el niño).
 Volumen, entonación, velocidad, ritmo o acentuación pueden ser anormales(p. e. tono de voz monótono o inapropiado para el contexto; formulan finales de frase con entonación interrogativa).
 Estructuras gramaticales inmaduras, que incluyen un uso estereotipado y repetitivo del lenguaje(p. e. repetición de palabras o frases prescindiendo de su significado; repetición de rimas o de lemas comerciales).
 Alteración de la habilidad para iniciar o sostener una conversación con otros.
 Incapacidad para comprender preguntas u órdenes sencillas.
 Alteración de la pragmática del lenguaje (uso social):

-Incapacidad para integrar palabras y gestos
-Incapacidad para comprender aspectos humorísticos o no literales del lenguaje (ironía, significados implícitos).

Alteraciones del Comportamiento
 Manierismos motores repetitivos y estereotipados.
 Manos (aletear, dar golpecitos con un dedo) o todo el cuerpo (balancearse, inclinarse y mecerse).
 Anomalías posturales (p. e. caminar de puntillas, movimientos manuales y posturas corporales extravagantes).
 Fascinación por un movimiento(por ejemplo girar ruedas de un auto; abrir y cerrar una puerta; ventilador eléctrico u otro objeto que dé vueltas rápidamente.
 Preocupación absorbente por una o más pautas de interés restrictivas y estereotipadas que resultan anormales, ya sea por su intensidad o por sus objetivos:
-Intereses marcadamente restringidos (por ejemplo: recopilar datos sobre meteorología o estadísticas de fútbol).
-Alinear un número exacto de juguetes del mismo modo una y otra vez.
-Reproducir repetitivamente los comportamientos de un actor de televisión.

 Preocupación persistente por partes de objetos.
 Intensa vinculación a algún objeto inanimado (por ejemplo: un trozo de cordel o una pieza de goma).
 Adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales.
 Insistir en la uniformidad de las cosas y resistirse o alterarse ante cambios triviales (por ejemplo ante un cambio menor en su ambiente, como una reordenación de los muebles o el uso de nuevos utensilios en la mesa).
 Notable interés por rutinas o rituales no funcionales o una insistencia irracional en seguir determinadas rutinas (p. e. seguir exactamente la misma ruta para ir a la escuela).
 Falta de juego usual espontáneo y variado, o de juego imitativo social propio del nivel de desarrollo del niño.
 El juego imaginativo suele estar ausente o notablemente alterado.
 Tienden a no implicarse en las rutinas o juegos imitativos simples propios de la infancia, o lo hacen sólo fuera de contexto o de una manera mecánica.

Otras características
•En la mayor parte de los casos existe un diagnóstico asociado de retraso mental (habitualmente de moderado a profundo).
1. El perfil de las habilidades cognoscitivas suele ser desigual. Las aptitudes verbales son típicamente inferiores a las no verbales.
2. A veces se observan habilidades especiales.
3. Amplia gama de síntomas conductuales: hiperactividad, campo de atención reducido, impulsividad, agresividad, comportamientos autolesivos y, especialmente en niños pequeños, pataletas.
4. Respuestas extravagantes a los estímulos sensoriales (por ejemplo elevado umbral para el dolor, hipersensibilidad ante los sonidos, en los contactos físicos, reacciones exageradas ante la luz o los colores, fascinación por ciertos estímulos).
5. Irregularidades en la ingestión alimentaria o en el sueño (por ejemplo dieta limitada a muy pocos alimentos; despertar recurrente, balanceo nocturno).
6. Alteraciones del humor o la afectividad (por ejemplo reír o llorar sin motivo observable, temor excesivo en respuesta a objetos no dañinos).
7. Irregularidades en la ingestión alimentaria o en el sueño (por ejemplo: dieta limitada a muy pocos alimentos; despertar recurrente, balanceo nocturno).
8. Alteraciones del humor o la afectividad (por ejemplo reír o llorar sin motivo observable, temor excesivo en respuesta a objetos no dañinos).
9. En la adolescencia o en los inicios de la vida adulta, en personas con capacidad intelectual suficiente pueden deprimirse en respuesta a la toma de conciencia de sus graves déficit.
10. Comportamientos autoagresivos (por ejemplo cabezazos o mordiscos en los dedos, las manos o muñecas.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: