Teorías Cognitivas del Aprendizaje – Piaget y Bruner (apunte)

Durante la primera mitad del siglo pasado, florecieron muchas investigaciones sobre el aprendizaje,

principalmente dentro de la teoría conductista y las teorías del aprendizaje. Éstas, ejercieron una fuerte influencia en la investigación y en las diferentes esferas de la psicología y la educación.
Sin embargo, a partir de los años 70, comenzó a cambiar la orientación de la psicología, desde el conductismo hacia una orientación cognitivista, centrada la preocupación por la mente, su funcionamiento y las variadas actividades mentales y procesos cognitivos básicos. La psicología cognitiv a entonces, es aquella disciplina que se dedica a estudiar los procesos involucrados en el manejo de la información por parte del sujeto, tales como percepción, memoria, pensamiento, atención, representación del conocimiento, lenguaje, razonamiento y resolución de problemas.
Se puede considerar que la Psicología de la Gestalt, fue una gran precursora del cognitivismo. Junto a sus seguidores, estaba convencida de que el conductismo no podía explicar el amplio rango de la conducta humana. Más bien, sus estudios plantearon que el aprendizaje (y la conducta subsecuente) ocurren gracias a un proceso de organización y reorganización cognitiva del campo perceptual, proceso en el cual el individuo juega un rol activo. Este planteamiento implica que durante el procesamiento de los estímulos, los sujetos agregan algo a la simple percepción, y la organizan de determinada forma, para poder percibir una unidad o totalidad.
Así, la concepción del ser humano, como un procesador activo de los estímulos, tuvo importantes repercusiones en el estudio de los procesos de aprendizaje y en la educación. Se comenzó a poner mayor énfasis en la ormaf en que los seres humanos procesan la información.
El interés en estos procesos, aplicado al estudio de cómo aprende el ser humano, dio origen a importantes y variadas teorías cognitivas del aprendizaje, que hicieron importantes aportes a la psicología de la educación. Estas teorías intentan explicar los procesos de pensamiento y las actividades mentales que mediatizan la relación entre el estímulo y la respuesta.
Gracias a estas teorías, el cognitivismo está pres ente hoy con gran fuerza en la psicología de la educación, especialmente a través de conceptos tales como, la importancia de los aprendizajes previos, el aprendizaje significativo, el rol activo del sujeto como constructor de su conocimiento y, el desarrollo y la estimulación de estrategias cognitivas y metacognitivas.
Se puede distinguir diversos enfoques o modelos de la teoría cognitiva, los cuales serán revisados a continuación:

1.- Teoría Genético-Cognitiva / Piaget:
Jean Piaget es el gestor de la llamada Teoría Genética, la cual a partir de los principios constructivistas, parte de la premisa, de que el conocimiento no se adquiere solamente por interiorización del entorno social, sino que el conocimiento se produce porque predomina una construcción realizada por parte del sujeto. A raíz de lo anterior, Piaget generó la teoría del desarrollo cognitivo del niño.
En relación a la teoría de Piaget, a continuación se tratan los conceptos más importantes:

a) Adaptación e Inteligencia: Para Piaget, la inteligencia consistiría en la capacidad de mantener una constante adaptación de los esquemas del sujeto al mundo en que se desenvuelve. Él entiende los esquemas, como aquellas unidades fundamentales de la cognición humana, los cuales consisten en representaciones del mundo que rodea al sujeto, construidos por éste.
Esta visión de la inteligencia como adaptabilidad, no alude a un conocimiento específico o general. Por el contrario, se trata de una capacidad común a los seres humanos de mantener una concordancia entre el mundo y los esquemas cognitivos del sujeto, lo cual le permitirá funcionar en él. La ad aptación es el proceso que explica el desarrollo y aprendizaje producido por medio de dos procesos complementarios: asimilación y acomodación .
Estos dos procesos, permiten que los esquemas del sujeto se encuentren siempre adaptados al ambiente, y favorezcan el continuo crecimiento. Cuando el sujeto aprende, lo hace modificando activamente sus esquemas, a través de las experiencias, o bien, transfiriendo esquemas ya existentes a situaciones nuevas, por lo cual la naturaleza del aprendizaje va a depender de lo que el sujeto ya posee. En este sentido, podemos decir que el aprendizaje es lo que las personas hacen de los estímulos y no lo que éstos hacen con ellas.

b) Asimilación: Este proceso consiste en incorporar nueva información en un esquema preexistente, adecuado para integrarla (comprenderla). Esto significa que, cuando un sujeto se enfrenta con una situación nueva, él tratará de manejarla en base a los esquemas que ya posee y que le parezcan apropiados para esa situación. Como resultado de esto, el esquema no sufre un cambio sustancial en su naturaleza, sino que se amplía para aplicarse a nuevas situaciones.

c) Acomodación: La acomodación, al contrario de la asimilación, produce cambios esenciales en el esquema. Este proceso ocurre cuando un esquema mental se modifica para poder incorporar información nueva, lo cual no sería posible con los esquemas anteriores.

d) Equilibración: Otro punto interesante de los planteamientos de Piaget, concierne al mecanismo que impulsa el crecimiento y el aprendizaje. Piaget señala que éstos no provienen por completo del medio ambiente, como en el caso del conductismo. Sino que este impulso, estaría dado por la equilibración, que es una tendencia innata de los individuos a modificar sus esquemas de forma que les permitan dar coherencia a su mundo percibido.

Piaget considera que la modificación y equilibración de los esquemas de un sujeto, se producen como resultado de su continua interacción con el mundo; tanto físico como social. Por esta razón, el autor pone el énfasis en un tipo de educación en el cual, los individuos se involucren en el aprendizaje activo de materias de su interés.
El rol de la educación consistiría así, en proveer las oportunidades y los materiales para que los niños puedan aprender activamente y formar sus propias concepciones. El niño aprende a través de la experiencia y manipulación que el mismo hace de los objetos, esto le permitirá abstraer las propiedades, cualida des y características.

La Teoría del Desarrollo Cognitivo de Jean Piaget
Como ya hemos dicho, el aprendizaje no es una manifestación espontánea de formas aisladas, sino que es una actividad indivisible, conformada por los procesos de asimilación y acomodación, donde el equilibrio resultante le permite a la persona adaptarse activamente a la realidad, lo que constituye el fin último del aprendizaje.
Otro aporte del cognitivismo a la educación, proviene del estudio de las características y capacidades cognitivas de los niños en distintas etapas del desarrollo, lo cual ha contribuido a diseñar situaciones educativas acordes a cada edad, con el objeto de obtener el máximo provecho de ellas.
La teoría del desarrollo cognitivo más aplicada en educación, es la de Jean Piaget, siendo probablemente, la fuente de mayor influencia en el estudio sobre el desarrollo cognitivo del niño.
Este autor distingue cuatro etapas del desarrollo cognitivo, cada una de ellas está marcada por la posesión de estructuras lógicas de diferente y creciente complejidad, en la que cada una de ellas, permite la adquisición de habilidades para hacer ciertas cosas y no otras, y para actuar de diferentes formas en base a la experiencia, tal como se resume a continuación:

a) Etapa Sensorio motriz (0 a 2 años), donde los niños muestran una vivaz e intensa curiosidad por el mundo que les rodea, su conducta está dominada por las respuestas a los estímulos. Durante esta etapa, la adquisición de esquemas se centra fundamentalmente en el área sensoriomotora, lo cual , se caracteriza porque el lactante aprende y coordina una gran variedad de destrezas conductuales.

b) Etapa Preoperacional (2 a 7 años), en la cual el pensamiento del niño es mágico y egocéntrico; cree que la magia puede producir acontecimientos y los cuentos de hadas le resultan atrayentes. El inicio de esta etapa está marcado por la presencia de la función simbólica (representación); esta capacidad se puede apreciar a través del juego simbólico, la imitación diferida y el lenguaje, ya que es durante esta etapa, cuando hacen su aparición. El niño es fundamentalmente egocéntrico, se cree el centro de todos los sucesos, piensa que todas las cosas giran en torno a él, resultándole muy difícil ver las cosas desde otra p erspectiva o aceptar el punto de vista de otra persona. Piaget califica el pensamiento preoperacional como intuitivo, ya que el niño se centra más en los estados finales, que en las transformaciones que los producen, no es capaz de volver al punto de partida de una operación, compensando las acciones realizadas con otras a la inversa. Se basa entonces, para predecir los resultados de las acciones, en experiencias previas con los estados finales de esas acciones, y no en un conocimiento de las transformaciones que median entre dichos estados.
Durante esta etapa se produce el «centramiento», que se refiere a la tendencia que se da en el niño de centrar su atención en un detalle,lo cual conlleva a la incapacidad para cambiar su atención a otros aspectos de una situación. El niño presenta incapacidad para la “comprensión de la conservación del volumen”. El niño es incapaz de comprender y retener un aspecto (la cantidad), cuando otro aspecto cambia (la altura y la anchura).
Como resultado de su incapacidad para mantener al mismo tiempo, más de una relación en su pensamiento, los niños cometen errores de juicio, dan explicaciones inadecuadas o inconscientes, muestran una falta de secuencia lógica en sus argumentos. Hay evidencia de pensamiento, pero todavía hay una ausencia de pensamiento operacional.

c) Etapa de las Operaciones Concretas (7 a 12 años), se caracteriza por la habilidad para tratar efectivamente con conceptos y operaciones. El pensamiento del niño es literal y concreto, puede comprender que 8+11=19, pero la formulación abstracta, como la de una ecuación algebraica, sobrepasa su captación. El niño puede compensar las transformaciones con otras a la inversa, es decir, su pensamiento se torna reversible, pues puede representarse las transformaciones y no solamente los estados finales de las cosas. Sin embargo, las operaciones que domina, son concretas, no abstractas. Por ello, durante esta etapa, la habilidad para generalizar el aprendizaje es limitada, pues lo que se aprende en un contexto no es transferido fácilmente a otro contexto.

d) Etapa de las Operaciones Formales (12 años en adelante), consiste en el dominio de conceptos y operaciones abstractas. En esta etapa es posible aplicar el razonamiento y las habilidades para la resolución de problemas en contextos diferentes a aquellos en los cuales fueron adquiridos. El pensador formal puede construir una variedad de posibilidades y evaluar la realidad con respecto a ellas; tiene una mejor comprensión acerca de la diferencia entre la verdad empírica o tangible y la validez lógica. Es capaz de realizar altas abstracciones y efectuar inferencias, es decir, esta es la etapa correspondiente a las facultades superiores de los seres humanos.

La noción Piagetana del desarrollo cognitivo, en términos de estructuras lógicas progresivamente más complejas, ha recibido múltiple s críticas por parte de otros teóricos cognitivos, en especial de los teóricos provenientes de la corriente de procesamiento de la información.

2.- Aprendizaje por Descubrimiento / Bruner:
El psicólogo norteamericano Jerome S. Bruner, también se dedicó al estudio del desarrollo intelectual de los niños, surgiendo de este interés una nueva teoría del aprendizaje. Este autor rechaza explícitamente la noción de etapas desarrollistas, sin embargo, sostiene que diferentes modos de procesar y representar la información, son enfatizados durante diferentes períodos de la vida del niño.
Bruner, postula que el aprendizaje supone el procedimiento activo de la información y que cada persona lo realiza a su manera. Para este autor, el individuo atiende selectivamente a la información, la procesa y organiza de forma particular. Sus ideas sobre el aprendizaje se pueden sintetizar en los siguientes enunciados:

· El desarrollo se caracteriza por una creciente independencia de la reacción, respecto de la naturaleza del estímulo.

· El crecimiento se basa en la internalización de estímulos, que se conservan en un sistema de almacenamiento que corresponde al ambiente. Es decir, el niño comienza a reaccionar frente a los estímulos que ha almacenado, de manera que no sólo reacciona frente a los estímulos del medio, sino que es capaz de predecirlos en cierta medida.

· El desarrollo intelectual, consiste en una capacidad creciente de comunicarse con uno mismo o con los demás, ya sea por medio de pala bras o símbolos.

· El desarrollo intelectual se basa en una interacción sistemática y contingente entre un maestro y un alumno.

· El lenguaje facilita enormemente el aprendizaje, en tanto es medio de intercambio social y herramienta para poner en orden el ambiente.

· El desarrollo intelectual, se caracteriza por una capacidad cada vez mayor, para resolver simultáneamente varias alternativas, atend er a varias secuencias en el mismo momento y, organizar el tiempo y la atención de manera apropiada para esas exigencias múltiples.

El autor, define el aprendizaje como el proceso de «reordenar o transformar los datos de modo que permitan ir más allá de ellos, ha cia una comprensión o insight nuevos». Bruner considera que son de gran importancia las estructuras que se forman a través del proceso de aprendizaje. A esto es lo que el autor ha llamado, Aprendizaje por Descubrimiento. Los principios que rigen este tipo de aprendizaje son:

  1. Todo el conocimiento real, es aprendido por uno mismo.
  2. El significado, es producto exclusivo del descubrimiento creativo y no verbal.

  3. El conocimiento verbal, es la clave de la transferencia.

  4. La capacidad para resolver problemas, es la meta principal de la educación.

  5. El entrenamiento en la heurística del descubrimiento, es más importante que la enseñanza de la materia de estudio. Entendiéndose el concepto heurística, como la técnica de indagar y descubrir la solución de un problema, utilizando para esto, métodos no rigurosos.

  6. Cada niño es un pensador creativo y crítico.

  7. La enseñanza expositiva es autoritaria.

  8. El descubrimiento organiza de manera eficaz lo aprendido para emplearlo ulteriormente.

  9. El descubrimiento es el generador único de motiv ación y confianza en sí mismo.

  10. El descubrimiento es una fuente primaria de motivación intrínseca.

  11. El descubrimiento asegura la conservación del recuerdo.

Sobre la base de estos principios, Bruner propone una teoría de carácter descriptiva o normativa, ya que, establece los medios ideales para que ese aprendizaje o crecimiento se produzca de la mejor manera posible. Para esto, considera cuatro aspectos fundamentales: la motivación a aprender, la estructura del conocimiento a aprender, la secuencia de presentación, el refuerzo al aprendizaje. Esta teoría de la instrucción, se basa en cuatro aspectos principales:

A) Predisposición a Aprender
En primer lugar, una teoría de la instrucción debe especificar las experiencias que tienen la mayor probabilidad de lograr en el individuo una predisposición a aprender. Bruner considera que el aprendizaje depende siempre de la exploración de alternativas. Por esta razón, una teoría de la instrucción debe ser capaz de explicar la activación, mantenimiento y dirección de esta conducta.

· Activación: este es el componente que explica la niciación de la conducta al explorar alternativas. Bruner, se basa principalmente en un grado adecuado de incertidumbre, diciendo: «La curiosidad es una respuesta a la incertidumbre y la ambigüedad. Una tarea rutinaria provoca escasa expl oración; una que es demasiado incierta, puede generar confusión y ansiedad, con el efecto de reducir la exploración».

· Mantenimiento: una vez establecida la conducta, es necesario que ésta se mantenga. Para ello, es preciso que los beneficios percibidos sean mayores que los riesgos. Aprender algo con la ayuda de un instructor, debería ser menos arriesgado que hacerlo solo.

· Dirección: es importante que la exploración de alternativas tenga una dirección determinada, lo cual va a depender de dos aspectos que son: un sentido de finalidad de la tarea (meta) y el conocimiento de la relevancia que tiene la exploración de alternativas para la consecución de dicho objetivo. Es decir, para que la exploración tenga dirección, es necesario conocer al menos en forma aproximada el objetivo de la tarea y la resolución de las alternativas, la que debe proporcionar alguna información con respecto a dónde se encuentra el sujeto en relación a ese objetivo.

B) Estructura y Forma del Conocimiento
El segundo aspecto que considera la teoría de la instrucción, es la forma en la cual se representa el conocimiento. Este conocimiento deber ser representado, de forma lo suficientemente simple como para que un alumno pueda comprenderlo. La forma adecuada de representación del conocimiento depende de tres factores y la adecuación de ellos, va a depender tanto de las características del aprendiz, como del tipo de materia que se desee enseñar. Estos factores son:

· Modo de Representación: cualquier dominio de conocimiento, puede ser representado de tres formas.

· Representación Inactiva: conjunto de acciones apropiadas para conseguir un resultado.

· Representación Icónica: conjunto de imágenes o gráficos que explican un concepto, sin necesidad de definirlo en forma precisa.

· Representación Simbólica: un conocimiento determinado, puede ser representado en términos de proposiciones lógicas o simbólicas.

· Economía: este aspecto se refiere a la cantidad de información necesaria para representar y procesar un conocimiento o comprensión determinados. Dependen en gran medida, de escoger el modo adecuado de representación del conocimiento.

· Poder Efectivo: se refiere al valor generativo que éste pueda alcanzar.

C) Secuencia de Presentación
La instrucción tiene como propósito, guiar al estudiante mediante una secuencia de afirmaciones acerca del objeto de conocimiento, con la finalidad de aumentar en el sujeto, sus habilidades, tanto para comprender, como para transformar y transferir lo que está aprendiendo.

Bruner señala que la secuencia en la cual el aprendiz enfrenta los materiales dentro de un ámbito de conocimiento, estaría en dir ecta relación con la dificultad que tendrá para adquirir el dominio de dicho conocimien to. Por otra parte, no se puede determinar una secuencia ideal para todos los alumnos, esto va a depender de varios aspectos, entre ellos, el aprendizaje anterior del alumno, su etapa del desarrollo intelectual, el carácter del material a enseñar y de otras diferencias individuales.
La secuencia ideal de aprendizaje, según el autor, va a depender en gran medida de los criterios con que se juzgará el logro del ap rendizaje. Algunos de estos criterios pueden ser:

· Velocidad del aprendizaje

· Resistencia al olvido

· Transferencia a nuevos dominios

· Forma de representación en la cual debe expresarse el aprendizaje

· Economía

· Poder efectivo

La secuencia óptima del aprendizaje varía en cada uno de estos casos.

D) Forma y Frecuencia del Refuerzo
Para que se produzca aprendizaje, es necesario que el alumno pueda verificar sus resultados, con la finalidad de poder corregir su desempeño. Esto es a lo que se llama “utilidad del refuerzo”, lo cual va a depender de tres aspectos básicos:

· Momento en que se entrega la información: la actividad de resolución de problemas, puede entenderse como un ciclo compuesto por varios pasos con sus sub-objetivos. La constatación de cualquier resultado intermedio, debe llegar en el momento en que el aprendiz está comparando los resu ltados de sus intentos, con alguno de los criterios de los que desea lograr.

· Condiciones del alumno: los estados internos de un alumno, van a determinar la capacidad que tenga de utilizar la retroalimentación, ya que la información es de escasa utilidad durante los estados de fuerte ansiedad. Por otra parte, la «fijeza funcional» es el estado en el cual el alumno utiliza la información para evaluar una sola y rígida hipótesis que además, es incorrecta, por lo cual, en este caso la información también es poco útil, encasillando por ejemplo, un objeto, al darle siempre un mismo uso, sin ser capaz de abrir nuevas posibilidades de uso para éste.

· Forma en que se entrega: para que la información sea utilizada adecuadamente, es necesario que el alumno pueda traducirla en su forma de enfrentar los problemas. La información negativa o mal entregada no sirve al alumno, como tampoco es provechosa aquella información que se proporciona en demasiada cantidad, excediendo las capacidades de procesamiento del sujeto.

Cabe destacar la necesidad de que este refuerzo, no se administre de manera de inducir dependencia en el alumno. El objetivo de la instrucción, es hacer al alumno autosuficiente con respecto al problema que se enseña. Si por el contrario, se está corrigiendo al alumno constantemente, se corre el riesgo de que el aprendiz se vuelva permanentemente dependiente de la corrección por parte del profesor. Para esto, lo aconsejable es que el tutor corrija al alumno propiciando en éste, la capacidad para adquirir la función correctiva por sí mismo. Cobra relevancia aquí, el refrán que dice «no le des pescado, enséñale a pescar»,ya que de lo contrario, estaríamos coartando al alumno, pues sólo él aprendería bajo la mirada del tutor.
La teoría de Bruner, enfatizó un aspecto muy importante acerca de la forma en que aprendemos los seres humanos. Destacaba la importancia de descubrir el conocimiento para que éste resulte real y útil para el que aprende. Sin embargo, no dice mucho acerca de las condiciones que se requieren para que se produzca este descubrimiento.
Para él, el aprendizaje es el proceso de «reordenar o transformar los datos, de modo que permitan ir más allá de ellos, hacia una c omprensión o insight nuevos», aunque no siempre los alumnos, al ser sometidos a una experiencia o un material de aprendizaje, logran realizar este insight.
Él plantea que durante los primeros años, la función más importante es la manipulación física: «saber, es principalmente saber cómo hacer, existiendo una mínima reflexión» (Bruner, 1966). Durante el segundo período que alcanza un punto más alto entre los 5 y 7 años, el énfasis se desvía hacia lareflexión y el individuo se hace más capaz de representar aspectos internos del ambiente. Durante el tercer período, que coincide en general con la adolescencia, el pensamiento se hace cada vez más abstracto y dependiente del lenguaje. El individuo adquiere una habilidad para tratar tanto con proposiciones como con objetos.

Estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario, tu opinión es importante para seguir creciendo

A %d blogueros les gusta esto: