Teoría del Lenguaje según Piaget (apunte)

Ardovin, Bustos y Jara (1998) comentan sobre la teoría piagetiana al resaltar la universalidad que Piaget le daba a la cognición y dándole relativamente muy poca importancia al contexto, al contrario que Vigotsky, el cual le daba al contexto un papel central en el desarrollo de lenguaje.
Para Piaget el niño es visto como un constructor activo de su conocimiento y por lo tanto del lenguaje. La teoría estaba integrada al desarrollo cognitivo, ya que es universal su aplicación debido a que Piaget aplicaba su método clínico a través de etapas cuantitativas. Piaget desarrolló este método explorando las ideas que hasta ese momento se habían utilizado, siendo el primero en estudiar la percepción y la lógica del niño, realizando estudios comparativos entre los infantes y la edad adulta. Él centró su estudio en las características del pensamiento del niño.
Su aproximación es constructivista y interaccionista a la vez. Utilizó dos principios de acomodación y asimilación que son aplicables a estudios del lenguaje.
Méndez, (1993) explica estos conceptos de la siguiente manera:
“Las estructuras mentales que el individuo logre construir definirán
su poder de asimilación. A cada nivel de desarrollo estructural
corresponde un nivel de asimilación mental…la asimilación mental
, con su proceso de selección e integración de estímulos,
constituye, de acuerdo con Piaget, la actividad intelectual
fundamental en el ser humano”. (pp.44)
“La asimilación se acompaña de una tendencia complementaria
que se conoce con el nombre de acomodación. Esta tiende a
modificar los órganos (en el plano biológico) y los instrumentos
intelectuales (en el plano psicológico)…toda persona tiende
espontáneamente a asimilar sus vivencias a los esquemas o
estructuras mentales ya construidos”. (pp.45).
Esto indica que para Piaget el lenguaje se construye gradualmente y no se puede atribuir ni a la herencia ni al ambiente, ya que el niño en su interacción con el ambiente va elaborando sus estructuras mentales que dan facilidad de adaptación al ser humano, las cuales se van haciendo más complejas debido a motivos internos y a una necesidad de superación que lleva cada individuo consigo y no a la necesidad de estímulos externos o del medio. En cambio Skinner considera que el organismo activo
va seleccionando conductas de acuerdo con el refuerzo que recibe del medio, y estas motivaciones externas son indispensables ya que son las que determinan las conductas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: