Sugerencias para apoyar al estudiante con Trastorno Motor

A continuación encontrarás algunas sugerencias que puede aplicar el Profesor Especialista cuando se encuentra en su labor docente con estudiantes con trastorno motor.

–El educador tendrá que diversificar las situaciones de acuerdo de las necesidades de los niños. Tendrá que adaptar el ambiente , cambiar métodos y ajustar planes de estudio para que todos los alumnos utilicen y aumenten sus capacidades de comunicar y aprender.

-Para poder organizar y facilitar el aprendizaje de los niños, el educador debe ser consciente de que diversificar la enseñanza no consiste solamente en individualizar la observación, las explicaciones o la evaluación.

-El educador debe organizar la situación en grupo, teniendo en cuenta las dificultades de cada uno.

-El papel del profesor/educador es el dinamizador y animador de los grupos, fomentando en los niños el respeto de la diferencia y proponiendo situaciones de ayuda mutua.

Una actividad propuesta a la clase debe incentivar la participación de todos los niños. Por ejemplo: si un niño tiene dificultad para moverse, el educador puede enseñarle antes los movimientos que va a hacer en el juego propuesto al grupo. Durante la actividad, los compañeros que están cerca de él pueden actuar como modelos, o ayudarle, tocándole y haciendo con él los movimientos.
Esta ayuda y cooperación entre el profesor/educador y elementos del grupo establece relaciones interpersonales afectivas y contribuye a la comprensión de las necesidades de cada uno. Al prestar atención a las dificultades de los otros niños, el niño siente que sus propias dificultades y su ritmo son aceptados y que es tratado como un individuo con valor propio, lo que va a contribuir al desenvolvimiento de su autoconfianza, a la autonomía y al gusto por la participación.
Para que el educador pueda diferenciar las situaciones de aprendizaje de manera que integren a todos los niños es necesario que conozcan al grupo y al niño en el contexto escolar:

*Cada niño de su grupo con sus características personales: capacidades y aptitudes, dificultades y el modo de encararlas, grado de autonomía y socialización que ya posee, conocimientos anteriores, modo de aprender y relacionarse.

*El grupo de niños con su dinámica propia: los diferentes papeles de los niños en el grupo, el modo de participar y de ser aceptados, cómo encaran las dificultades de cada uno y cuáles son las posibilidades de ayuda mutua.

*La escuela con todos sus factores que la condicionan: espacio, ambiente físico y humano, recursos, horarios, cursos y sus posibilidades que pueden ofrecer los elementos de la comunidad.

*El medio en que está inserta la escuela. No solo los jardines, espacios libres u otros recursos, sino también las posibilidades que pueden ofrecer los elementos de la comunidad.

El educador debe saber que no está solo ante las dificultades. Puede recurrir a la ayuda del grupo, a los padres del niño, a los colegas o a los técnicos y otros elementos de la comunidad que , muchas veces, están dispuestos a colaborar.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: