Sugerencias Generales para Implementar el Diseño Universal de Aprendizaje (apunte)

Los siguientes son algunos ejemplos que contribuyen a concretar la implementación de las clases contando a la base con el DUA.

Al organizar una actividad de poesía, los docentes facilitan a los estudiantes la elección de leer una poesía o recitarla de memoria una vez que la haya escuchado varias veces en una grabación, de esta forma estará asegurándose

de que no solo participarán los estudiantes en situación de discapacidad visual, sino también el estudiante que no sepa leer o el que lea muy despacio.
Actualmente en nuestro sistema educativo es más frecuente encontrar estudiantes provenientes de otros países, quienes además de enriquecer con su cultura, muchas veces no manejan por completo el idioma español. Si se explica un determinado tema relacionado con las ciencias naturales únicamente con el libro de texto y mediante la exposición oral por parte del profesor, se le estará impidiendo acceder al aprendizaje, vale decir, se le estará exponiendo a una barrera para aprender. En cambio, si se usan otros recursos, como videos subtitulados, textos digitales en los que el estudiante pueda acceder a una traducción simultánea…, se estará ofreciendo al estudiante el soporte necesario para que acceda a la información, sin que el periodo que tarde en aprender el idioma de enseñanza sea un tiempo perdido.
Junto a estos ejemplos se pueden incorporar algunas recomendaciones que de seguro contribuirán a un mejor desarrollo del proceso de diseño curricular.

•Potenciar estrategias de aprendizaje cooperativo
•Hacer diversas organizaciones grupales.
•Seleccionar trabajos y actividades que requieran la participación de cada miembro de un grupo para su consecución.
•Establecer una dinámica de responsables y colaboración entre los estudiantes, independientemente del grado de aportación en la tarea se comparta el éxito
con todo el grupo.
• Emplear estrategias que favorezcan la motivación intrínseca para el aprendizaje.
• Trabajar dentro de una estructura individual, pero no competitiva, en la que el estudiante atribuya el éxito no sólo a sus capacidades, sino también a su propio esfuerzo.
•Utilizar un lenguaje positivo que aumente la autoestima de los estudiantes.
• Tener expectativas optimistas respecto al rendimiento de los estudiantes.
• Emplear diferentes estrategias para centrar la atención.
• Cuidar que en la distribución de los recursos dentro del aula exista un ambiente que no tenga una excesiva estimulación visual.
• Cuidar los procesos de comunicación efectiva con los estudiantes, con el fin de mantener una fluidez de ella.
• Establecer momentos en que los estudiantes puedan elegir actividades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: