Situación de Discapacidad Auditiva dentro de la Diversidad

De forma global y transversal, el estudiante con dificultades auditivas necesita una propuesta que facilite su acceso al currículum

y al resto de la vida escolar, esto es, interacciones con sus iguales, con los maestros, con los distintos profesionales con quienes interactúa y con el resto de la comunidad educativa.

SUGERENCIAS
Considerar para la entrega de la información la adaptación de textos y materiales, en las decisiones sobre el material que debe utilizarse y en el control de la prótesis del estudiante para que se diseñe una intervención bajo los principios de Universalidad.
Destacar la existencia en el establecimiento de aulas disponibles con profesorado regular, más la incorporación de Intérprete en lenguaje de signos y equipos suficientes para que se pueda trabajar en ella con estos niños/as todo el tiempo necesario que su desarrollo y nivel de aprendizaje aconseje.
La preparación es la clave, es preciso planificar muy detalladamente los contenidos de las unidades didácticas: el vocabulario nuevo, el lenguaje técnico que vayamos a emplear. En la preparación de los materiales para el aprendizaje, la presencia del estudiante en situación de discapacidad auditiva puede requerir una reflexión más cuidadosa, pasos más pequeños en el aprendizaje, más oportunidades para repasar, más tiempo para practicar, y desde luego, pasar de las tareas más fáciles a las más difíciles de un modo muy consciente y sistemático.
Se debe tener presente la búsqueda de una solución para el problema de tomar apuntes. Facilitarle resúmenes escritos, por ejemplo, puede reducir la dificultad de tomar notas y proporciona una manera útil de ordenar la información. Utilizaremos ilustraciones y diagramas siempre que sea posible, así como todo tipo de “medios visuales”: diapositivas, dibujos, materiales concretos y por supuesto salidas y visitas a lugares o acontecimientos de importancia social, siempre que empleemos información visual debemos tener cuidado de señalar aquello a lo que nos estamos refiriendo.
Esas alternativas no sólo reducen las barreras específicas a la comunicación entre los estudiantes en situación de discapacidad auditiva, sino que también aumentan las oportunidades para todos los estudiantes al desarrollar una gama más amplia de expresión en un mundo cada vez más multimedia.

1.-Consideraciones para captar su interés
El gesto de requerimiento de atención es un patrón comunicativo básico y predominante para poder iniciar y mantener la comunicación. En general, podemos y debemos llamar la atención de los estudiantes en situación de discapacidad auditiva, con todos los recursos posibles que estén a nuestro alcance: vocales y corporales. Si nuestro estudiante tiene restos auditivos que puede aprovechar, le llamaremos por su nombre en voz alta, asegurándonos de que nos puede responder, y acompañaremos la llamada vocal con alguna de las otras estrategias que seguidamente vamos a comentar.
-Si estamos junto a él, le daremos suaves toques en el hombro (nunca en la cabeza), en la espalda o en el brazo; si estamos sentados junto a él lo haremos en el antebrazo o en la pierna.
-Si está lejos: podemos mover nuestro brazo o nuestra mano agitándolos en el aire para llamar su atención; o bien, si está con otros compañeros, decirles que le avisen.
-Nuestras miradas deben coincidir con la suya y nuestra expresión facial debe invitar al niño/a a participar y, a la vez, mantener su interés en la interacción.

-Asimismo, los niños/as y adolescentes sordos pueden ser mucho más expresivos en sus gestos faciales y corporales y no debemos malinterpretarlos.
Se debe tener en cuenta:
• Ubicación que facilite la lectura – labio – facial.
• Buena iluminación que ayude la percepción visual.
• Toma de conciencia de la necesidad de hacer más visible la comunicación por medio del uso de gestos, señalamientos y ayuda visuales para el aprendizaje.

2.-Facilitadores de comunicación
• Asegurar que nuestro estudiante nos está viendo, y atendiendo cuando nos estamos dirigiendo a él o al grupo-clase. • No girar la cabeza mientras hablamos.

• La exposición verbal del docente se debe proporcionar de manera simultánea, se pueden ocupar distintos medios para facilitar la información, a través de un ppt, de una guía, de un documento escrito, etc. También es de utilidad enviar los contenidos de la clase de manera previa (flipped classroom) usando las tecnologías.
• No dar explicaciones ni información básica mientras caminamos en clase o se escribe en la pizarra. • Evitar poner papeles, lápices o las manos delante de la cara. • Cuando sea necesario, realizar un enunciado más corto, que resuma o simplifique el contenido del mensaje en su esencia, pero con una estructura correcta.
• Asegurar que conoce las palabras que le estamos diciendo, para que pueda seguir nuestra vocalización. Utilizar un lenguaje claro, bien vocalizado y fácil de entender.
• En situaciones grupales, es fundamental respetar el turno de palabra y dejar claro quién está hablando en cada momento. • Informar de ello cuando haya terminado la conversación o vaya a interrumpirse.

3.-Sistemas de audición FM
Los sistemas de Frecuencia Modulada pueden reducir el ruido de fondo en el salón de clase y amplificar lo que dice elprofesor. Pueden ser útiles en las dificultades del procesamiento auditivo, trastorno del espectro autista y dificultades del procesamiento del lenguaje. El maestro usa un micrófono, que puede ser escuchado por todos los estudiantes de la clase, o el sonido puede ser transmitido a un receptor personal que el estudiante esté usando.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: