Sistema Sensorial Somático (apunte)

Este sistema sensorial se ocupa de las percepciones de las sensaciones de la piel de la superficie del cuerpo tales como: tacto, dolor, presión y sentido de la posición.
Este sistema se caracteriza porque los receptores de la sensación somática se distribuyen por todo el cuerpo y porque procesa distintas clases de estímulos. Este sistema media diversas sensaciones o submodalidades, también denominadas sentidos corporales.
Estas sensaciones al combinarse producen experiencias sensoriales más complejas, con las cuales podemos determinar diferentes sensaciones por medio de la piel de todo el cuerpo.

Una vez mencionadas las características de cada uno de los sistemas podemos decir que los sentidos son como ventanas abiertas al mundo, a través de ellos conocemos la existencia de los objetos que nos rodean porque podemos verlos, oírlos, tocarlos, olerlos o degustarlos.
Toda la información que recogen los órganos sensoriales se convierte en señales
electroquímicas que se envían al cerebro para ser reconocidas, clasificadas,
ordenadas, analizadas, almacenada en memoria y en muchas ocasiones para que el
organismo reaccione en consecuencia. La información es distribuida a diferentes área
de las cortezas, en donde actúan en paralelo con el sistema límbico que se encuentra
situado entre las caras mediales de los hemisferios cerebrales.
López, L., (2000) menciona que el sistema límbico es el centro motor de nuestras
emociones cerebrales más básicas (apetitos, miedos, urgencias) y de ellas nacen
conductas que nos permiten sobrevivir. La función del sistema límbico es inconsciente,
pero le impregna calidades emocionales a nuestra conciencia. La información que es
percibida sin carga emocional es poco válida y pobre en significado. Cuando la
información entra al sistema límbico el ingreso inicial es inconsciente, luego se
impregna de emoción y este proceso se llama reconocimiento automático; de ahí la
información entra a la corteza y se impregna del conocimiento que exista o no exista y es cuando ocurre el reconocimiento consciente.
Esa información la cotejamos para que sea consciente con la información que ya tengo
almacenada en memoria y marca el fin del proceso de la percepción.
Todas las percepciones del ambiente tendrán sentido al ser almacenadas en el
hipocampo, que es le lugar del cerebro donde hay mayor generación y reactivación de
células, característica que lo relaciona con la capacidad de almacenar información en la memoria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: