Sigmund Freud y el Psicoanálisis (apunte)

Freud no es el primero en hablar sobre el inconsciente, pero sí es correcto afirmar, que este autor es quien

lo incluye en la terminología común, debido a la importancia que se le otorga en su teoría.
El acercamiento de Freud a la psicología, es a través de su amigo y mentor, Joseph Breuer y su paciente, Anna O.
Esta mujer fue paciente de Breuer en 1880 siendo diagnosticada, con lo que en ese tiempo se conocía como “Histeria”, la cual consistía en la manifestación de una serie de síntomas, aparentemente físicos, pero que a través de diversos exámenes, no se determinaba ninguna causa fisiológica demostrable. Hoy, este trastorno es conocido como Trastorno de conversión (síntomas físicos de base psicológica).
Anna O. era una mujer inteligente, quien había consultado a Breuer por los síntomas que ella tenía, incluyendo la parálisis de tres mie mbros, mutismo completo, espasmos involuntarios, alucinaciones visuales, intentos de suicidio y tendencias a una doble personalidad. Durante el tratamiento, Breuer descubrió que si su paciente le relataba el origen de un síntoma, mientras sufría una especie de estado de transición entre las dos personalidades, el síntoma podía desaparecer. Comenzó entonces a hipnotizarla diariamente, para que pudiera librarse de los síntomas más rápidamente. La paciente bautizó como “cura de conversación” al método que habían descubierto Breuer y Freud. De este caso, surgieron muchos conceptos que actualmente son lenguaje oficial del Psicoanálisis, tales como la catarsis (desahogo o liberación de emociones a través de algún medio de auto expresión, siendo el mejor medio la discusión).
Breuer pudo darse cuenta, de que el evento que causaba todos estos síntomas en Anna era la larga enfermedad y muerte de su padre.
A través de este estudio, Breuer y Freud concluyeron que toda histeria, es el resultado de una experiencia traumática que no puede aceptars e por una persona, por tanto, las emociones son reprimidas en el inconsciente, siendo expresadas de manera vaga e imprecisa, en este caso a través de síntomas físicos. Cuando el paciente puede llegar a comprender el origen de sus síntomas (a través de la hipnosis), entonces se liberan las emociones reprimidas, por lo que no necesitan expresarse a través de ellos.
Con los estudios realizados sobre la histeria, Freud comienza a investigar y descubrir los lazos ocultos que vinculan los hechos conscientes de los inconscientes. Freud suponía, que todas las conductas poseen un significado profundo y que todos los fenómenos mentales suceden por medio de una intención consciente o inconsciente, las que están determinadas por los sucesos que los anteceden.
Freud acuñó el término resistencia, para referirsea la imposibilidad de sus pacientes por recordar sucesos traumáticos, aunque realizaran un gran esfuerzo conciente por lograrlo. Con el fin de ayudar a sus pacientes con histeria Freud diseñó un nuevo método de atención, diferente a la hipnosis, que consiste principalmente en:

a) Asociación libre: se le pide a la persona que exprese y hable de cualquier cosa (sueño, objeto, persona o solamente conceptos sueltos) aunque le resulte ilógico, ello, con el propósito de que el terapeuta pueda reconocer ciertos aspectos o pistas de problemas que la persona pasa por alto, pues de acuerdo a los postulados de la teoría, los conflictos inconscientes, inevitablemente surgirán al exterior .

b) Lapsus: son actos fallidos u errores de tipo verbal, de acción u olvidos. Freud creía que estos fallos también sugerían pistas para llegar a conflictos inconscientes. De hecho, creía que cualquier cosa que dijera el paciente siempre significaba algo; equivocarse de número al llamar por teléfono, desviarse de ruta, decir mal una palabra, suponían serios objetos de estudio para Freud. No obstante, como él mismo mencionó, en respuesta a un estudiante que le preguntó cuál era el significado simbólico de un cigarro, el contestó que “a veces, un cigarro no es más que un cigarro”.

c) Análisis de los sueños: En los sueños, el inconsciente (ello) puede manifestarse de mejor forma, porque permite algunas licencias, es decir, la elaboración de resistencias son menores, claro que éstas se presentan de manera disfrazada o simbólica.

Freud divide el contenido de los sueños en dos:

– Contenido Manifiesto: es el sueño tal cual como se recuerda, generalmente carece de lógica o ilación.

– Contenido Latente: es el significado verdadero del contenido manifiesto, es decir, los deseos insatisfechos o reprimidos.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: