Reflexión: “¿Conviene forzar el Desarrollo de un Estudiante?”

La siguiente breve historia que recibí, nos hace pensar en la mesura que debemos tener como profesores cuando la ansiedad nos tiende una trampa.

La Mariposa
Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder verla cuando saliera del capullo. Un día miró que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo cómo la mariposa luchaba por poder salir del capullo.

El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio, hasta que llegó un momento en que pareció haber cesado de forcejear, pues, aparentemente, no progresaba en su intento. Daba la impression que se había atascado.

Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande y así fue que, por fin, la mariposa pudo salir. sin embargo, al salir tenía el cuerpo muy hinchado y las alas pequeñas y dobladas.

El hombre continuó observando, pues, esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar el cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba.

Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpo hinchado y sus alas dobladas… ¡nunca pudo llegar a volar!

Lo que el hombre en su bondad y apuro no comprendió, fue que la restricción de la apertura del capullo y la lucha requerida por la mariposa para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas para que éstas se desplegaran grandes y fuertes y así poder volar.

Reflexión:
Muchas veces apuramos los aprendizajes de nuestros estudiantes sin pensar en lo que realmente les cuesta o pueden lograr de acuerdo a sus capacidades.
En ocasiones optamos decisiones apresuradas como por ejemplo hacer pasar de un nivel a otro o de un curso a otro sin que nuestro estudiante haya logrado los conocimientos básicos acordes a la edad cronológica y mental.
Sé que quizás no estén de acuerdo con esta postura, pero más vale que él o la menor progresen de forma significativa más que ir avanzando en los cursos sin haber desarrollado las destrezas y habilidades, además de la adquisición de las herramientas necesarias para luego defenderse en la vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: