Pruebas recomendadas para evaluar competencias cognitivas y curriculares relacionadas con el área de cálculo, Lectura y Escritura (aplicación)

A continuación, dejo una descripción de variados instrumentos que pueden ser aplicados a nuestros estudiantes tanto para el área de cálculo, lectura y escritura.

Pruebas recomendadas para evaluar competencias cognitivas y curriculares relacionadas con el área de cálculo

  1. Pruebas Piagetanas

Las pruebas piagetanas constituyen una batería de instrumentos que permiten evaluar la presencia de estructuras lógicas necesaria para el inicio de la matemáticas, tales como las nociones de seriación, conservación y clasificación. Estas pruebas pretenden establecer el nivel evolutivo del sujeto en cuanto a la construcción interna de estas estructuras lógicas, de esta forma, su aplicación se sustenta en la observación por parte del evaluador de la acción del niño con los objetos, generando preguntas sobre esta acción, contra sugestiones que permiten conocer el grado de certeza y dominio que el niño posee.

  1. Prueba de pre-cálculo de Milicic y Schmidt

Este instrumento estandarizado para la población chilena, evalúa el razonamiento matemático en niños de entre 4 y 7 años. Sin embargo, en el campo de la educación especial puede ser un instrumento útil para evaluar la presencia de una serie de funciones básicas en el área del cálculo, en estudiantes que aún no han dominado la noción de número. El test consta de 10 subtests, cada uno de los cuales presenta un número variable de ítem que oscilan entre los 4 y 25 y que se ordenan en complejidad creciente. Las funciones que se evalúan en esta prueba definidas por sus autoras son:

• conceptos básicos
• percepción visual
• correspondencia término a término
• números ordinales
• reproducción de figuras y secuencias
• reproducción de figuras geométricas
• reconocimiento y reproducción de números
• cardinalidad
• solución de problemas aritméticos
• conservación.
La modalidad de la prueba es gráfica y pictórica, constituyendo tareas de papel y lápiz. Desde el punto de vista de la teoría de Feuerstein, encontramos en esta prueba la necesidad de emplear una serie de funciones cognitivas para su desarrollo, tales como la percepción, exploración sistemática, uso de recursos verbales, orientación espacial y temporal, comparación, comportamiento planificado, restricción del ensayo error, precisión y exactitud en la comunicación, entre otras. En este sentido, se recomienda aplicar la prueba de acuerdo a las instrucciones del manual, pero poniendo atención al comportamiento cognitivo en términos de funciones, de tal forma de ir corroborando las hipótesis formuladas por el evaluador o evaluadora luego de la aplicación de las pruebas de Figura Compleja y/o Raven color.
La prueba se aplica en base a un cuadernillo único e individual.

  1. Evaluación del Conocimiento Matemático. Adaptación Benton y Luria

La Evaluación del Conocimiento Matemático es una prueba altamente centrada en el manejo de contenidos matemáticos. Se organiza en ocho niveles acorde a los aprendizajes esperados de primero a octavo básico. En cada nivel se plantea el mismo tipo de ejercicios e instrucciones, modificando los niveles de complejidad y abstracción de los contenidos específicos que se evalúan. Las actividades planteadas las podemos organizar en las siguientes categorías:

• identificación de número mayor entre pares
• escritura de números al dictado
• copia de números
• cálculo mental
• resolución de operaciones
• conteo de elementos uno a uno y en agrupamientos
• secuencias numéricas
• resolución de problemas en forma planificada

El desarrollo de esta prueba implica para el estudiante que la realiza poner en juego una serie de funciones cognitivas entre las que podemos encontrar: representación mental, conservación, amplitud de campo mental, comportamiento planificado, establecimiento de relaciones, entre otras.
La aplicación se efectúa en un cuadernillo de ejercicios, cuya modalidad es verbal, numérica y gráfica. En el ámbito de la Integración Escolar, este tipo de pruebas resultan altamente relevantes, ya que nos posibilitan evaluar al alumno con un parámetro claro con relación al curdo al que postula o en el que se encuentra.

Pruebas recomendadas para evaluar competencias cognitivas y curriculares relacionadas con las áreas de lectura, escritura y lenguaje

  1. Evaluación de los Niveles de Conceptualización de la Lengua Escrita

Esta prueba está fundamentada en la teoría constructivista, lo que implica que su objetivo es establecer el nivel evolutivo en el que se encuentra el niño en cuanto a la conceptualización de la lengua escrita. La aplicación consiste en dictar al niño en forma individual una serie de palabras y una oración; se recomienda abordar la evaluación utilizando las siguientes palabras: gato, perro, caballo, pez, mariposa, conejo, elefante y dictar la oración el gato toma leche. Una vez que el niño termina de escribir cada palabra y la oración, el evaluador o evaluadora debe pedirle que lea o interprete su escritura, señalando con el dedo. A partir de esta interpretación de cada una de las palabras y la oración trabajada, se podrá establecer en qué nivel de conceptualización se encuentra el niño. A continuación, se presenta una síntesis de los niveles de conceptualización de la lengua escrita , incorporando el tipo de hipótesis que los niños se formulan en cada uno de ellos. Esta síntesis ha sido elaborada en función de las extensas investigaciones que en este campo de estudio han desarrollado investigadoras como Emilia Ferreiro, Margarita Gómez Palacios y Ana Teverosky.

NIVEL PRESILÁBICO

• No existe correspondencia entre grafías y sonidos, es decir, no se da la hipótesis de correspondencia sonora
• Con relación a la palabra escrita, no existe conciencia de parte, la palabra es un todo
• Se expresan las primeras hipótesis para diferenciar palabras en base a la cantidad y o variedad de letras
• Gradualmente las producciones de los niños manifiestan rasgos típicos de la escritura
• Gradualmente los niños van descubriendo que la escritura representa algo y que puede ser “leída o interpretada”, que tiene un significado, lo que no implica que se establezca la relación entre escritura y aspectos sonoros del habla.
• Aparecen los primeros intentos de uso de valor sonoro convencional relativo a la sílaba inicial

• Ejemplos:
a) grafismos primitivos
b) escrituras unigráficas
c) escrituras sin control de cantidad
d) escrituras fijas
e) escrituras diferenciadas (por cantidad y/o variedad de letras) sin presencia de valor sonoro convencional inicial
f) escrituras diferenciadas con presencia de valor sonoro convencional inicial

NIVEL SILÁBICO

• Aparece la hipótesis silábica la cual se va afianzando gradualmente en el niño
• El niño intenta una correspondencia entre grafías y sílabas ( generalmente una grafía para cada sílaba)
• Se evidencian problemas en la escritura de monosílabos o bisílabos, el niño no asume la posibilidad de que una palabra se escriba con muy pocas letras
• Puede haber o no presencia de valor sonoro convencional, gradualmente el niño comienza a incorporar en los diversos componentes de la palabra (sílabas)
• Ejemplos:
a) escrituras silábicas iniciales
b) escrituras silábicas con marcada exigencia de cantidad
c) escrituras silábicas estrictas

NIVEL SILÁBICO-ALFABÉTICO

• El niño mantiene la hipótesis silábica y comienza a emplear gradualmente la hipótesis alfabética, que consiste en asignar a cada grafía el valor de un fonema
• Ejemplos

a) Escrituras con combinación de hipótesis silábica y alfabética sin presencia predominante de valor sonoro convencional
b) Escrituras con combinación de hipótesis silábica y alfabética con presencia predominante de valor sonoro convencional

NIVEL ALFABÉTICO

• El niño comienza a utilizar en forma consistente la hipótesis alfabética, logrando alcanzar la comprensión más alta en la comprensión del sistema de escritura
• Ejemplos:

a) escrituras sin presencia predominante de valor sonoro convencional
b) escrituras con presencia predominante de valor sonoro convencional

  1. Prueba de Funciones Básicas de Berdicewsky y Milicic

En esta prueba, las autoras seleccionan tres funciones que consideran fundamentales para la adquisición de la lectura y escritura: Coordinación Visomotora, Discriminación Auditiva y Lenguaje. En su origen, es una prueba construida para ser aplicada a los alumnos que van a ingresar a primer año básico, cuyas edades fluctúen entre los 5 y medio y 7 y medio años. Su aplicación es en base a un cuadernillo, y en el campo de la Educación Diferencial se recomienda ser aplicada en forma individual. En términos de funciones cognitivas es una prueba que pone en juego pre-requisitos como la percepción en sus dimensiones visual y auditiva, la orientación espacial, el uso de etiquetas verbales, la comparación, el transporte visual, entre otras.

  1. Prueba de Comprensión Lectora de Complejidad Lingüística Progresiva de Alliende, Condemarín y Milicic

Esta prueba está orientada a evaluar a niños que ya han adquirido la hipótesis alfabética, comprendiendo cabalmente la naturaleza de nuestro sistema de escritura. Es un instrumento estandarizado que se organiza en torno a ocho niveles que intentan aproximarse a los niveles de escolaridad regular de primero a octavo año básico. Cada nivel presenta dos formas, la A y la B; por lo tanto el evaluador posee dos opciones cuando se enfrenta a la tarea de evaluar a un alumno en un determinado nivel. En cada nivel, las tareas propuestas al alumno van aumentando en cuanto a la complejidad y abstracción.
El test se aplica en base a un cuadernillo, y se trabaja con lápiz. El evaluador o evaluadora debe empaparse de las características de su aplicación a partir de la lectura del manual, teniendo presente las funciones cognitivas implicadas, entre las que podemos señalar la capacidad para considerar simultáneamente varias fuentes de información, la capacidad para establecer relaciones, la definición del problema, la restricción del ensayo error, etc.

  1. Pruebas de Evaluación Verbal:

Agrupamos en esta categoría a un conjunto de test que evalúan la presencia de algunas funciones cognitivas específicas, como el manejo de etiquetas y categorías verbales a nivel de Entrada o Input, la amplitud de campo mental referida a la capacidad de Elaboración de mantener información mentalmente, y la precisión y exactitud a nivel de Salida, producto de una inversión cognitiva eficiente en las fases de Input y Elaboración. Algunas de estas pruebas son:

• Test de Semejanzas Verbales
• Prueba de Seriaciones Verbales
• Prueba de Nominación de conceptos agrupados por categorías
• Test de Asimilación Verbal Inmediata (TAVI)

1 comentario en “Pruebas recomendadas para evaluar competencias cognitivas y curriculares relacionadas con el área de cálculo, Lectura y Escritura (aplicación)

  1. Muy interesante para estar al dia con las pruebas diagnosticas utilizadas para realizar un buen diagnostico y por ende u buen DUA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: