Prueba de Conocimiento Matemático de Benton y luria (descripción)

Luego de entregar una serie de instrumentos estandarizados para el área de lenguaje, ahora nos abocaremos al área Matemática.

Este instrumento, que es de evaluación básicamente cualitativa, pretende evaluar el conocimiento que el sujeto ha logrado en cada uno de los cursos de la educación. Es así, como se han construido pruebas para los ocho primeros niveles de la Educación Básica. Cada prueba de nivel está estructurada de manera de evaluar los componentes simbólicos del cálculo (conceptos de mayor y menor, dictado y copia de numerales); el cálculo oral y escrito; el conteo de series y elementos gráficos y el razonamiento matemático, mediante la resolución de problemas matemáticos.
El Esquema Benton sirve para construir pruebas en distintos niveles, por lo que es un marco de referencia para la construcción de instrumentos informales de la evaluación de la matemática.
Por lo demás, informa acerca de las áreas de numeración, actividad de contar, operaciones básicas, resolución de problemas, memoria inmediata.
Entrega también, juicios o criterios de construcción del Esquema Benton que se deben respetar, como son:

 Ámbito numérico, en el cual se precisa lo que sabe el niño realmente; por ejemplo, cuando un niño se maneja en un ámbito entre el cero y el mil, es capaz de trabajar operatoria, resolución de problemas y contar entre el 0 y el 9.999.

 Niveles de dificultad.

 Contar con significado, lo cual implica contar desde cualquier numeral en escala ascendente y descendente, con distintos criterios, pero siempre indicando el inicio y el final de cada escala con un mínimo de ocho numerales intercedidos. Esto permite flexibilizar el pensamiento y además el razonamiento lógico.

 Niveles de resolución de problemas de Luria; estos niveles están presentes desde lo más simple a lo más complejo. Además se presenta la resolución lógica de problemas simples, cotidianos.

 Para construir un esquema Benton es necesario determinar el ámbito numérico del niño, cuyas características deben ser:

  • *Permitir realizar un diagnóstico diferenciado de las diferentes ramas de la aritmética escolar.
  • *Considerar el nivel cultural y escolar del niño de acuerdo al medio en el cual se encuentra el niño.

Las áreas de trabajo para la evaluación en el Esquema de Benton, son las siguientes:

Formas de análisis de la evaluación:
I. Numeración: la comprensión de ésta se lleva a cabo tanto a nivel oral como escrito.

1º Valoración cuantitativa de números presentados e n forma oral: se presentan 5 pares de números, y el niño debe decir cuál es el mayor, para ello es necesario diferenciar los números con sonidos acústicamente próximos.

2º Valoración cuantitativa de números presentados e n forma visual: se colocan en una tarjeta los pares de números con posibilidades de confundir dirección y transposición de éstos, según el ámbito en el cual se desenvuelve para que el niño logre determinar cuál es el mayor, pero esta vez en forma visual.

3º Lectura de números: en una ficha se coloca una serie de entre 8 a 10 números, los cuales variarán según el ámbito numérico del alumno , para que éste los lea.

4º Indicar números leídos por el profesor: en una ficha se coloca una serie de 10 números de los cuales se leerán 5 que tendrán que ser indicados por el niño.

5º Escribir números al dictado, para lo cual se seleccionan 4 pares de numerales considerando siempre los sonidos acústicamente próximos.

6º Copiar números, aquí se seleccionan 4 pares de números con grafía similar.

II. Contar con significado: lo cual involucra el manejo de propiedades de los números tanto en forma ascendente como descendente.

  • Escala ascendente y descendente, para lo cual se seleccionan 5 series en ellas el alumno debe contar según las instrucciones de 2 en 2; 3 en 3; 5 en 5; etc.

III. Cálculo: el cual incluye el desarrollo de operaciones a nivel verbal y escrito.

1º Cálculo aritmético oral. Según el ámbito numérico de alumno, se le pide que realice 5 operaciones (donde encontramos adición, sustracción, multiplicación y división). Para ello, es importante considerar en el caso de la suma, pedir el número mayor y luego el menor, graduando la dificultad a medida que avanzan los ejercicios, por ejemplo, primero sin reserva y luego con reserva.

2º Cálculo aritmético escrito. También se realiza según el ámbito numérico del estudiante, partiendo de 5 hasta 8 operaciones.

IV. Razonamiento aritmético de problemas simples: con este ítem se pretende determinar si el alumno puede llevar a cabo las operaciones aritméticas en forma práctica.

1º Razonamiento aritmético, se presentan en forma oral 7 problemas simples y de respuesta oral, no importa mucho el resultado, sino más bien el razonamiento que el alumno utiliza para obtener la respuesta.

2º Memoria inmediata, se seleccionan 3 problemas y el niño debe escucharlos uno a uno muy atentamente para luego repetirlos y dar la solución verbal de éstos.

Descarga aquí Prueba de Conocimiento Matemático de BENTON Y LURIA

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: