Proyectos (estrategia)

Los proyectos, como estrategia pedagógica, constituyen situaciones funcionales de la vida real, en la cual los alumnos, a través de la acción, se transforman en gestores de soluciones dentro de un ambiente de trabajo, y donde el profesor sólo figura como facilitador de los medios de trabajo y guía conceptual.

La experiencia lograda a través de un proyecto permite coordinar el conocimiento de la materia y la aplicación de conceptos, experiencia que difícilmente puede ser adquirida mediante el método tradicional.
Estimula aspectos cognitivos, motores, éticos, y afectivos. Facilitando procedimientos que permiten a los alumnos llevara cabo un producto colectivo y explorar en todas sus potencialidades.
Es considerado una estrategia metodológica, dado que estimula y facilita el aprendizaje, reuniendo importantes condiciones. Algunas de ellas son:

Surge de los intereses y necesidades de los niños, esto significa que responde a una problemática propia, que considera _sus experiencias. Sus patrones culturales, sus motivaciones. El contenido del proyecto se enraíza en los conocimientos previos de los alumnos, ofreciéndoles nuevas redes de significado.
El proyecto es una actividad compleja que se asemeja a las situaciones de la vida real; por este motivo, los aprendizajes surgido s a partir de él, se refieren a totalidades, no representan para los alumnos una materia de estudio sino una herramienta para comprender e interactuar con el medio que los rodea, accediendo así a los nuevos aprendizajes de manera vivencial y no referencial.
Un proyecto es ideado, planificado, realizado y evaluado de manera interactiva, entre profesor y alumnos. Esto significa q que se produce un cambio en el status de los alumnos dado que son considerados interlocutores válidos por el profesor. De esta manera, adoptan actitudes autónomas, responsables y comprometidas en su propio proceso de aprendizaje, alcanzando así niveles de creatividad y comprensión más profundos.
Las acciones emprendidas por los participantes surgen del análisis de la situación y de acuerdos conjuntos; esto significa que los alumnos tienen una noción de los propósitos de la tarea.
Un proyecto es una ocasión de relacionarse con variados tipos, de textos. Esto permite que el niño tome contacto con el lenguaje oral y escrito de manera significativa, adquiriendo conciencia de su carácter portador de significado y de sus características específicas. El carácter multidisciplinario de un proyecto permite que el niño utilice el lenguaje escrito en sus diversas funciones y construya una tipología de textos que le facilitar su utilización en la vida cotidiana.
Por último, un proyecto es una situación de consolidación sistemática de los aprendizajes abordados en ocasiones precedente; ya que permite aplicarlos, a situaciones nuevas. Cada etapa del proyecto es una buena Ocasión para el profesor de observar a los niños e interactuar con ellos; de sistematizar su conocimiento, de regular sus propias representaciones y objetivos, de controlar sus conocimientos y progresos.

Características que debe poseer un proyecto:
Puede involucrar a uno o varios cursos, a toda la comunidad escolar o a varias escuelas.
Surge de los intereses de los alumnos y de las necesidades de la vida del curso.
Es una tarea muy precisa que debe traducirse en un producto concreto.
Es asumido sólo después de una reflexión en la cual se confrontan las necesidades con los medios para lograrlas.
Las acciones a realizar se organizan interactivamente como un contrato que implica un compromiso de cada una de las personas involucradas.
Conlleva una acción de largo aliento, que va más allá de los tiempos pedagógicos habituales, pero supone un plazo accesible para que los participantes puedan terminar la tarea.
Integra y contextualiza los contenidos de distintas asignaturas con el fin de que éstos adquieran sentido para los alumnos, en la medida que sean aplicados en una actividad concreta.
Se traduce en un producto observable y evaluable.
Debe evaluarse en forma permanente confrontando el trabajo realizado con el trabajo proyectado, analizando también el proceso de realización.
Para los alumnos el éxito del proyecto se materializa en el producto concreto.
Para el maestro, el éxito del proyecto se refleja en los aprendizajes de los alumnos en los planos cognitivo, afectivo y ético-social.

Tipos de Proyectos.
Los proyectos pueden clasificarse en:

1.- Proyectos de Acción Educativa.
Se caracterizan porque permiten la interacción entre distintas escuelas y proyectan su acción educativa hacia la comunidad. Algunos ejemplos de este tipo de proyectos son los siguientes:

Campaña a favor de la conservación del ambiente en la cual se descontamine un lugar público y se planten árboles.
Decorar muros con escenas creadas, dibujadas y pintadas por los niños.
Organizar la elaboración de maquetas para la construcción de una plaza de juegos u otros.
Investigar y actualizar artesanías tradicionales de la localidad, ya sean tejidos, alfarería, tallados.

2.- Proyectos de Escuela.
Se caracterizan porque responden a una motivación o necesidad de toda la comunidad escolar y porque facilitan la participación de todos sus integrantes. Algunos ejemplos de este tipo de proyectos son los siguientes:

3.- Proyectos de Curso.
Un proyecto de curso se define como una estrategia pedagógica productiva centrada en la planificación, puesta en marcha y evaluación por parte de un maestro y sus alumnos, de un conjunto de actividades y procedimientos, con miras a lograr un determinado fin propuesto por ellos, de acuerdo a sus necesidades e intereses.
El profesor le puede proporcionar a los estudiantes (en equipo), algunas recomendaciones para asegurar la realización adecuada del proyecto, como: definir el propósito del proyecto y relacionarlo con los objetivos instruccionales, darles una descripción por escrito de los materiales que pueden utilizar, los recursos necesarios, las instrucciones y los criterios de evaluación. También podemos promover la creatividad, dejándoles un poco más la toma de decisión a ellos y ofrecerles un poco menos de dirección.

En los proyectos de investigación, por lo general el docente ofrece el tópico por investigar. La habilidad principal que se pretende evaluar con esta técnica es la de obtener información y organizarla de cierto modo para que tenga sentido de acuerdo al objetivo planteado al inicio del proyecto.
Ejemplo: Los alumnos pueden diseñar y construir un aparato mecánico de acuerdo a un diseño breve que describe las especificaciones técnicas. Debe demostrar que trabaja y explicar ante un panel de jueces cómo trabaja y por qué tornó ciertas decisiones del diseño.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: