ramas que aborda la Psicología (apunte)

La psicología es una ciencia fáctica o disciplina del ser humano, que estudia la actividad psíquica y el comportamiento de los organismos. Su objetivo es describir, explicar y predecir la conducta humana en general o la conducta individual en relación con los demás, mediante el estudio de los procesos ment ales que subyacen bajo ella y la condicionan. Para esto existen numerosas ramas, las cuales reciben su nombre según el objeto de estudio. Algunas de ellas son: Conductismo, Constructivismo, Neuropsicología, Psicoanálisis, Psicología Clínica, Psicología Cogni tiva, Psicología Comunitaria, Psicología Deportiva, Psicología del Desarrollo o Evolutiva, Psicología de la Educación, Psicología del Aprendizaje, Psicología Experimental, Psicología de la Gestalt, Psicología Humanista, Psicología Social, Psicología Profunda, Psicología Transpersonal, Psicofarmacología, Psicoterapia, entre otras.
Algunas descripciones:

A) Psicología Clínica

La Psicología Clínica es definida como ciencia y práctica, es una rama de la psicología que se ocupa del estudio de los trastornos mentales, así como de las técnicas y terapias apropiadas para su tratamiento.

Consiste en aplicar los hallazgos de la psicología académica a los problemas clínicos y de salud. Está relacionada con la aplica ción de técnicas psicológicas a un amplio espectro de problemas, tanto en adultos como en niños, ya sea de forma individual o en grupo.

La psicología clínica es una disciplina que se fundamenta en la investigación. Los programas de evaluación y tratamiento que utiliza están basados en teorías psicológicas y han sido probados en condiciones controladas y con criterios objetivos. Por ejemplo, el tratamiento cognitivo-conductual de la depresión se ha probado en gran número de individuos que sufrían síntomas específicos reconocidos como parte de esta enfermedad.

Este tratamiento se compara con otros (tratamientos con drogas y terapias) y sus resultados son a la vez comparados y evaluados por investigadores que desconocen qué tipo de tratamiento ha seguido cada paciente (‘tests ciegos’). Para comprobar la mejoría de los pacientes se incluyen también métodos objetivos, como los cuestionarios.

Ante alguna dificultad presentada por una persona, el psicólogo intentará comprender tanto el comportamiento como los esquemas mentales del paciente. Determinando causas y tratando de ayudarle a controlar tanto las sensaciones fisiológicas asociadas, como los pensamientos negativos asociados.

B) Psicología Educacional

Esta rama de la psicología es una aplicación del método científico al estudio del comportamiento de los individuos y grupos sociales en los ambientes educativos. Las áreas de estudio de la psicología de la educación se superponen inevitablemente con otras áreas de la psicología, incluyendo la psicolo gía del desarrollo (del niño y del adolescente), la psicología social (grupos e instituciones, socialización), la evaluación psicológica y la orientación vocacional o educativa.
Los psicólogos educacionales se interesan cada vez más en la manera como la gente recibe, interpreta, codifica, almacena y recupera la información aprendida. La comprensión de los procesos cognitivos ha esclarecido la resolución de problemas, la memoria y la creatividad. Debido a la aparición de nuevas teorías sobre las formas de aumentar la capacidad y aptitudes de un individuo, los psicólogos educativos también trabajan en la actualidad en el área del desarrollo de los tests psicológicos. El impacto de los últimos avances tecnológicos, será relevante du rante las próximas décadas en el campo de la pedagogía. Las recientes leyes que exigen la integración de los niños discapacitados, con problemas emocionales e incluso de aprendizaje, ha extendido el campo de la investigación empírica, ya que las nuevas situaciones originadas por estos cambios requerirán de nuevas soluciones por parte d e los psicólogos de la educación.

El núcleo de la Psicología Educacional es el aprend izaje y el estudio de los procesos que están a la base.

A pesar de los múltiples estudios que ha realizado la psicología al respecto de lo que el término “Aprendizaje” significa e implica, aún no se ha logrado llegar a un consenso. La definición conceptual no es fácil, ya que cada orientación teórica plantea su propia filosofía acerca de la naturaleza del hombre, el aprendizaje es una categoría natural, cuyos límites en relación a otros conceptos afines como desarrollo, memoria y enseñanza son muy sutiles.

Aunque sea pretencioso dar una definición de aprendizaje, es posible decir -en su sentido más amplio- que es un proceso que ocurre cu ando se producen cambios relativamente permanentes en el conocimiento o la conducta (externa o interna) del individuo, producto de la experiencia (real o imaginaria); no puede explicarse por un estado transitorio del organismo (enfermedades, envejecimiento, fatiga, habituación, sensibilización o interferencia), ni tampoco por la maduración (estado de actualización de nuestras potencialidades biológicas dadas por una base genética, que implica la aparición y desaparición de reflejos) o por tendencias de respuesta innata.

El actual aprendizaje siempre se puede modificar por uno posterior, sólo es necesario tener la motivación y la oportunidad de ejecutar la conducta aprendida. Filogenéticamente (historia evolutiva) todos tenemos la capacidad de aprender y ontogenéticamente (origen individual de un ser) tenemos diferencias en la velocidad de nuestro aprendizaje.

Durante el proceso de la vida, las diversas especies disponen de dos mecanismos para resolver el problema de la adaptación: “la programación genética y el aprendizaje”. Al ser humano el medio le exige adaptaciones más compl ejas y más rápidas que a ningún otro ser vivo. El hombre para adaptarse a los innumerables cambios que se le van presentando durante su desarrollo requiere necesariamente de un comportamiento altamente flexible y variado, producto del Aprendizaje. Sin la capacidad de aprendizaje no podríamos adquirir cultura ni formar parte de nuestra sociedad, la cultura a su vez genera otras formas de aprendizaje que varían según los di ferentes grupos humanos, su geografía y la evolución del tiempo.
Donde quiera que vivamos una nueva experiencia o enfrentemos un nuevo problema, aprendemos. El aprendizaje no siempre significa progreso o desarrollo para las personas o su entorno, también se aprenden conductas negativas y antisociales, así también, el aprendizaje no necesariamente involucra enseñanza, se puede aprender sin que alguien enseñe o sin darnos cuenta, sin tener conciencia del proceso que se ha desarrollado; hay aprendizajes de este tipo (implícitos o informales) que nos permiten construir una idea acerca del mundo. El aprendizaje se produce también de manera consciente o deliberada.

C) Psicología Evolutiva o del Desarrollo.

La Psicología evolutiva o del desarrollo es una rama de la psicología enfocada al estudio del cambio y continuidad de la conducta desde la infancia a la edad adulta. Estudia los problemas adaptativos enfrentados por los seres humanos a través de su desarrollo, y los mecanismos conductuales que desarrolla. Presta especial atención a la psicología infantil, así como a la personalidad desviada, su formación y variaciones. Supone el estudio sistemático de las personas en cada etapa d e su desarrollo a través del ciclo vital.

La psicología del desarrollo o evolutiva parte de la consideración de que el desarrollo humano y la conducta a lo largo de todo el ciclo vital están en función de la interacción entre factores biológicamente determinados, físicos y emocionales -como la estatura o el temperamento-, e influencias ambientales -familia, escuela, religión o cultura.
Los estudios sobre esta interacción se centran en conocer las consecuencias que tienen ciertas actuaciones durante la vida de las personas (por ejemplo, saber cómo se comportarán los niños que son maltratados por sus padres cuando ellos mismos sean padres; estudios realizados parecen indicar que los hijos que han sufrido malos tratos serán también padres que dañarán a su vez a sus hij os).

D) Psicología Social

La Psicología Social es una rama de la psicología que tiene por objeto determinar cómo el entorno social, comportamientos, sentimientos o normas de los otros, ya sean grupos sociales o la cultura en su conjunto, influyen de manera directa o indirecta sobre la conducta y comportamiento de los individuos.

Los psicólogos de esta área se interesan por el pensamiento, emociones, deseos y juicios de los individuos, así como por su conducta externa. Los fenómenos psíquicos internos pueden deducirse a partir de ciertas peculiaridades de la conducta y comportamiento externos. La investigación ha demostrado que el individuo es influido por los estímulos sociales al estar o no en presencia de otros y que, en la práctica, todo lo que un individuo experimenta está condicionado en mayor o menor grado por sus contactos sociales.

La psicología social comparte muchas áreas de estu dio con otras disciplinas, especialmente con la sociología y con la antropología cultural. Las tres ciencias difieren, sin embargo, en que el sociólogo estudia los grupos sociales y las instituciones, el antropólogo las culturas humanas y el psicólogo social estudia cómo los grupos sociales, las instituciones y la cultura afectan a la conducta del individuo.

E) Psicología Institucional

Es otra rama de la psicología, se ocupa de cualquier situación que implique y ponga en juego las diferentes formas de pensar y hacer en donde se involucren integrantes de un contexto social.

La psicología institucional posee numerosos campos de acción: selección de personal según sus aptitudes, análisis de trastorno s psicológicos derivados, técnicas de aprendizaje y motivación con el fin de aumentar el rendimiento del trabajo, investigación de los gustos y necesidades del mercado, etc.

Dentro de una organización establecemos vínculos que a veces pueden ser fuente de reconocimiento y satisfacciones y otras nos provocan frustración y malestar. Hacemos alianzas con algunos y tenemos enfrentamientos con otros. Podemos sentirnos desalentados o entusiastas. Tener simpatías o antipatías. Pero, sin lugar a dudas, lo que no podemos es sustraernos de lo que en esos espacios colectivos sucede, ni tampoco desentendernos de los diversos roles que nos toca desempeñar a lo largo de nuestra vida.

Es una oportunidad que tienen los integrantes de cualquier organización para reflexionar acerca de los significados de aquello que les preocupa, darse un tiempo para debatir sobre esos sucesos problemáticos y reconoce rse aceptando sus afinidades y diferencias, descubrir los obstáculos que les impid e lograr lo que se proponen, y explorar sus potencialidades para crear condiciones, que les permita modificar las situaciones poco satisfactorias en las que se encuentran situados.

Es interesante tomar en cuenta que muchas veces en la vida institucional se terminan naturalizando ciertos hechos como si siempre hubieran sido así. Y con frecuencia se tiende a pensar que los conflictos que surgen en la organización tienen que ver sólo con problemas o limitaciones personales, y no que también aluden a aspectos restrictivos o estereotipados del funcionamiento institucional. La psicología en esta área, permite abrir interrogantes para identificar cuáles son los probl emas y los puntos de urgencia a jerarquizar, discriminando con quiénes trabajar, dónde y cuándo.

F) Psicología Diferencial

Esta rama de la psicología se puede definir, como la actividad científica que describe de manera sistemática la gran diversidad d e formas de comportamiento de los individuos.

Si la Psicología es la disciplina que estudia los procesos básicos del comportamiento humano, el estudio de las diferencias psicológicas entre los individuos, grupos y dentro de un mismo sujeto, delimita el campo propio de la Psicología Diferencial.
Mientras la Psicología General estudia el comportamiento común a todos los sujetos humanos, la Psicología Diferencial estudia este comportamiento de forma individualizada.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: