manejo de Conducta en el Estudiante (apunte)

El siguiente apunte aborda algunas estrategias para manejar conductas en el estudiante.

CONSIDERACIONES INICIALES:

1- El estudiante es una persona integral:
Para proponer cualquier plan de trabajo y especialmente el de manejo de conductas debemos centrar nuestra mirada en el alumno como persona integral, es decir considerar las experiencias familiares, educativas, médicas, etc. Implica tener en cuenta fundamentalmente estos dos aspectos:

a) Factores psicológicos, como:
– Enfermedades.
– Efectos colaterales de la medicación.
– Fatiga.
– Hambre o sed.
– Incremento del nivel de excitabilidad.
– Problemas sensoriales.

b) Historia delestudiante:
– Expectativas familiares.
– Médica (incluida las características psiquiátricas).
– Sus experiencias educativas previas.
– Etiología de su patología.
– Edad.
– Sexo.

2- Manejo de conductas como una herramienta educativa:
Como lo definimos anteriormente, manejo de conductas es “sentido común aplicado en forma consistente” (tan consistente como sea posible).
El tratamiento de manejo de conductas es el uso de intervenciones o tratamiento específicos diseñados para incrementar o disminuir la frecuencia de ciertas “conductas-blanco”. Lo que le permitirá al alumno alcanzar un mayor nivel de independencia y mejorar su calidad de vida.
El tratamiento de manejo de conductas implica cambiar las condiciones antecedentes y/o consecuentes con relación a la conducta, para enseñar una conducta más aceptable.

3- Es importante preparar la “escena” para el éxito: ! Los factores ambientales afectan la conducta
La conducta de neutros alumnos puede verse afectada por numerosas variables tanto internas como externas. – Variables internas: convulsiones, sueño, constipación, enfermedad, alergia, dolor.
– Variables externas: aburrimiento, ruidos, demandas excesivas, ausencia de un modo de comunicación (o ineficacia del mismo).
Cuando el equipo de trabajo diseña un tratamiento o intervención debe observar estas variables que pueden afectar la conducta del alumno. A veces un pequeño cambio en el ambiente puede cambiar la conducta sin necesidad de otro tipo de intervención.
¿Qué implica “preparar la escena para el éxito”?.
⇒ Prevenga dificultades conductuales usando reglas, normas y recordatorios o advertencias. ⇒ Estructure momentos de tiempo libre con actividades determinadas de acuerdo al nivel funcional del alumno. ⇒ Ser respetuoso. No aumentar la voz o gritar en el aula. Respetar el derecho del alumno a decir “no” cuando es apropiado. ⇒ Sea positivo. Utilice elogios, feedback positivo. Ofrezca opciones. Cuando se dirija al alumno dígale que “puede hacer” no que “no puede hacer” use reforzadores sociales (como: ¡Buen trabajo!, sonrisas, mirada interesada hacia lo que está haciendo, etc.). ⇒ Sea consistente. Realice un cronograma de actividades y rutinas y sígalas. Si su alumno posee un plan de modificación de conductas o una estrategia para abordar determinada acción, sígala hasta que el equipo decida conjuntamente realizar un cambio. ⇒ Sea un buen observador. Si su alumno tiene un cambio de conducta, inmediatamente compártalo con el equipo de trabajo. Tome notas. Sea especifico.

4- Diseñar un plan de manejo de conductas es un trabajo de equipo:
Esto implica que todas las personas que interactúan diariamente con el alumno deben seguir la misma estrategia.
Es importante además que se siga la estrategia que el equipo determinó que sería más positiva para el caso y luego evaluar su efectividad también como equipo de trabajo.
FUNCIÓN DE LAS CONDUCTAS DESAFIANTES:

a) Sensorial: para obtener la información sensorial que el cerebro necesita.
b) Atención: obtener atención de los adultos.
c) Obtener objetos deseados.
d) Evitar situaciones/actividades. De escape.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: