Ley N° 20.370 Algunas ideas Generales

La Ley 20.370, fue (promulgada el 17-agosto-2009) que establece la Ley General de Educación.
En su artículo 2 establece que

la educación es el proceso de aprendizaje permanente que abarca las distintas etapas de la vida de las personas y que tiene como finalidad alcanzar su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas. Se enmarca en el respeto y valoración de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural y de la paz, y de nuestra identidad nacional, capacitando a las personas para conducir su vida en forma plena, para convivir y participar en forma responsable, tolerante, solidaria, democrática y activa en la comunidad, y para trabajar y contribuir al desarrollo del país.
En su artículo 3 establece que “la educación debe propender a asegurar que todos los alumnos y alumnas, independientemente de sus condiciones y circunstancias, alcancen los objetivos generales y los estándares de aprendizaje que se definan en la forma que establezca la ley”.
Esta misma ley en su artículo 10 a) señala que los alumnos y alumnas tienen derecho, “en el caso de tener necesidades educativas especiales; a no ser discriminados arbitrariamente; a estudiar en un ambiente tolerante y de respeto mutuo, a expresar su opinión y a que se respete su integridad física, y moral, no pudiendo ser objeto de tratos vejatorios o degradantes y de maltratos psicológicos.” En este sentido, las adecuaciones curriculares constituyen una herramienta importante que permite a los estudiantes acceder a los objetivos generales del currículum que señala la ley, en condiciones similares a las que acceden los estudiantes sin necesidades educativas especiales.
El artículo 34 de la Ley General de educación mandata al Ministerio de Educación definir “criterios y orientaciones de adecuación curricular para que los establecimientos educacionales puedan planificar propuestas educativas pertinentes y de calidad para los estudiantes que lo requieran, ya sea que estudien en establecimientos especiales o en establecimientos de educación regular con o sin Programas de Integración escolar”. Esto, para permitir a los equipos directivos, docentes y multiprofesionales, flexibilizar y diversificar las respuestas educativas para posibilitar que todo estudiante, particularmente aquel con mayores necesidades de apoyo, pueda acceder y participar en los objetivos fundamentales del currículum y lograr aprendizajes relevantes y útiles para su desarrollo. Recordemos que, en el país, por ejemplo, se ha favorecido el acceso educativo a estudiantes con discapacidad mediante la promulgación de decretos por déficit que señalan planes/programas distintos a los del currículo nacional. Sin embargo, estos decretos, con más de 20 años de antigüedad, hoy día resultan desfasados y empobrecidos para las necesidades de aprendizaje, desarrollo e inserción en la comunidad de estos estudiantes, por tanto, gradualmente irán quedando vigentes solo para el nivel de formación laboral a medida que se implemente el Decreto 83/2015.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: