La Orientación para el desarrollo Personal (apunte)

El “desarrollo personal” es el fin de la orientación y de la educación, ya que ambas persiguen la madurez del sujeto, su optimización, el despliegue de todas sus capacidades y potencialidades, junto al autoconocimiento y al desarrollo de un autoconcepto positivo.

A finales del siglo XX, se constata la necesidad de trabajar los aspectos preventivos, como camino ideal para combatir determinados problemas sociales (SIDA, embarazos no deseados, conflictos en las aulas, etc.). Se insiste en que la orientación debe centrarse más en la prevención y el desarrollo y no tanto en los aspectos correctivos como se había hecho hasta esos momentos, si bien en ocasiones no cabe más intervención que la correctiva. De esta forma surgen una serie de propuestas encaminadas al desarrollo de habilidades de vida y de competencias, en el alumnado, que les permitan una participación más activa en el mundo en que viven.

A.- Habilidades para la vida (life skills):
El término “habilidades para la vida”, surgió con la pretensión de introducir en el curriculum escolar aquellos elementos necesarios al alumnado para tomar decisiones, hacer frente a los riesgos o situaciones problemáticas que pueden encontrarse en la vida, a la vez que pretendía el desarrollo del potencial humano y el disfrute de una vida social e individual exitosa.
En la actualidad se entienden por las competencias necesarias para enfrentarse con éxito a contextos y problemas de la vida cotidiana, privada, social y profesional, así como a situaciones excepcionales.
Definido en forma amplia, el enfoque de habilidades para la vida desarrolla destrezas para permitir que los sujetos adquieran las aptitudes necesarias para el desarrollo humano y para enfrentar en forma efectiva los retos de la vida diaria. Desde la Organización Panamericana de la Salud, se identifican las “habilidades para la vida” como:

1.- Habilidades sociales e interpersonales (comunicación, habilidades de rechazo, agresividad y empatía).
2.- Habilidades cognitivas (toma de decisiones, pensamiento crítico y autoevaluación).
3.- Habilidades para manejar emociones (estrés y aumento interno de un centro de control).

La OMS estima que las siguientes habilidades para la vida son indispensables (Mantilla, 1993):

• La capacidad de tomar decisiones ayuda a los estudiantes a evaluar sus posibilidades y a considerar cuidadosamente las diferentes consecuencias de sus elecciones.
• La capacidad de resolver problemas ayuda a buscar soluciones constructivas a sus problemas. Esta habilidad puede reducir mucho la ansiedad.
• La capacidad de pensar en forma creativa es indispensable para tomar decisiones y resolver problemas, permite que los estudiantes exploren todas las alternativas posibles y sus consecuencias. Ayuda a los estudiantes a ver más allá de su experiencia personal.
• La capacidad de pensar en forma crítica ayuda a los estudiantes a analizar objetivamente la información disponible junto con sus propias experiencias.
Esa capacidad permite que los estudiantes reconozcan los factores que influyen en su comportamiento, como los valores sociales, la influencia de los compañeros y la influencia de los medios de comunicación masiva.
• La capacidad de comunicarse con eficacia ayuda a comunicar a los otros, verbalmente o de otra forma, sus sentimientos, necesidades e ideas. .
• La capacidad de establecer y mantener relaciones interpersonales ayuda a los estudiantes a interactuar de modo positivo con las personas con quienes se encuentran a diario, especialmente con los familiares.
• La capacidad de experimentar empatía es la habilidad de una persona para imaginar cómo es la vida de otra persona en una situación muy diferente de la primera. Ayuda a entender y aceptar la diversidad y mejora las relaciones interpersonales.
• La capacidad de controlar las emociones permite que los estudiantes reconozcan sus emociones y la forma en que influyen en su comportamiento. Es de particular importancia aprender a manejar las emociones difíciles como la violencia y la ira, que pueden tener consecuencias desfavorables para la salud.
• La capacidad de manejar la tensión y el estrés es la mera habilidad de los estudiantes de reconocer las circunstancias de la vida que les causan estrés.

Por su parte la Unesco incluye habilidades de pensamiento crítico y creativo, comunicación oral y escrita, colaboración y cooperación, gestión de conflictos, toma de decisiones, resolución de problemas y planificación, utilización adecuada de las TIC´s y una ciudadanía activa, todo ello agrupado en torno a las siguientes áreas:

 Aprender a conocer (learning to know)
 Aprender a ser (learning to be)
 Aprender a vivir juntos (learning to live together)
 Aprender a hacer (learning to do)

B.- Habilidades sociales:
Tal como hemos visto, las habilidades sociales son parte de las habilidades para la vida. El desarrollo de las habilidades sociales ayuda al individuo, que está en crecimiento y en continuo proceso de aprendizaje, y ayuda también al grupo, porque conlleva la mejora de las relaciones interpersonales. Su desarrollo, ayuda al sujeto en las cuatro áreas descritas: aprender a ser, aprender a convivir, aprender a conocer (en este caso, a conocerse mejor a sí mismo y a conocer mejor a los demás) y aprender a hacer.
En nuestro sistema educativo se ha puesto el acento, durante mucho tiempo, sólo en el «aprender a conocer», relacionándolo con el conocimiento de las diversas disciplinas. García López, R. (2006) señala que si la sociedad ha cambiado por la globalización, la revolución tecnológica, la multiculturalidad, la comunicación virtual, el nuevo papel de la mujer… la escuela debe replantearse sus objetivos, los contenidos que debe transmitir y los métodos.
Todas las habilidades sociales pueden ser agrupadas en tres grandes categorías:

A.- Habilidades de pensamiento:
1) Conocer los sentimientos propios y de los demás.
2) Utilizar el control personal.
3) Manejar el propio pensamiento. No depender de pensamientos ajenos.
4) Elaborar pensamientos positivos.
5) Toma de decisiones

B.- Habilidades de comunicación:
1) Iniciar, continuar y terminar conversaciones.
2) Pedir favores, hacer peticiones, agradecer favores.
3) Realizar preguntas de forma adecuada.
4) Saludar y despedirse correctamente.
5) Discutir de manera conveniente.

C.- Habilidades interpersonales y de autonomía:
1) Decir «no», exponer una queja.
2) Afrontar la cólera de alguien, responder a las críticas.
3) Pedir ayuda y prestar ayuda.
4) Expresar sentimientos positivos y negativos de forma adecuada.
5) Seguir instrucciones y dar instrucciones.
6) Pedir permiso
7) Expresar afecto y hacer elogios sinceros.
8) Defender los derechos propios
9) Manejo de situaciones embarazosas

Se pueden agrupar las habilidades sociales en dos grandes bloques, que repercuten directamente sobre el autoconcepto:
BLOQUE 1:
1. Habilidades de pensamiento y autocontrol
a) Autocontrol «ambiental» o situacional
Estrategias que modifican/ eliminan/ aumentan los estímulos
b) Autocontrol por las consecuencias de la conducta
Reforzadores (autorrefuerzo)
Contrato conductual
Métodos encubiertos
Relajación
c) Autocontrol cognitivo- emocional
Detención del pensamiento
Reestructuración cognitiva
Autoinstrucciones

  1. Autoconocimiento
    a) Biografía: se trata de relatar, por escrito, la propia vida.
    b) Mi escudo: los estudiantes han de pintar su propio escudo, el cual se encuentra dividido en dos partes; en una de ellas pintarán símbolos relacionados
    con cualidades positivas y en la otra, símbolos referidos a cualidades negativas. Posteriormente, en parejas, cada miembro explica al otro su escudo y,
    para finalizar, reunidos en gran grupo, cada uno explica al grupo cómo es su pareja.
    c) El árbol de la autoestima: Sus raíces serán sus capacidades o cualidades personales y cuyas ramas representan los logros que han alcanzado en la vida.

d) «Me siento satisfecho/a de»

  1. Autonomía
    Desde este punto de vista la autonomía es una categoría que emana de la capacidad de los seres humanos para pensar, sentir y emitir juicios sobre lo que consideran bueno.
    • Orientador debe asesorar al profesorado, especialmente a los tutores, respecto al tipo de actividades que pueden desarrollarse, incardinadas en el currículum, para que la educación de la integridad de la persona se haga realidad, procurando un desarrollo integral de la personalidad de los estudiantes.
    • Se pueden llevar a cabo acciones que ayuden a reflexionar a los niños o jóvenes sobre aspectos éticos, morales, cívicos, o relacionados con los derechos humanos que, de no ser así, quizá quedasen sin ser tratados.

Bloque 2: Interacciones del sujeto con los demás
1. Expresar sentimientos
• El docente analiza con los alumnos por qué una persona puede experimentar determinados sentimientos (por qué está triste, contenta, desanimada, alegre, disgustada…)
• Enseña a detectar señales (¿cómo sabes que una persona está triste…?).
• Ayuda a autoanalizarse («yo a veces me enfado porque…»).
• Ayuda a conocer a los demás (ej. Pide que el alumno señale cuando su madre/hermano/compañera están tristes, felices, preocupados…).
• Explica la manera adecuada de expresar los sentimientos (ej: monstruo, ratón, «yo»).
• Enseña a preferir estados de ánimo adecuados.
• Enseña a comprender a los demás («qué harías tú si un compañero está enfadado, triste…»).
• Ayuda a los alumnos a ser conscientes de que siempre existe una solución y que si estamos de buen humor nos sentimos mejor con nosotros mismos y con los demás.

  1. Dialogar
    • En el diálogo todos intervienen, pero, respetando el turno de palabra.
    • En el diálogo no se habla a voces, no se chilla, no hablan varios a la vez, uno habla y los demás escuchan, nos hemos de prestar atención.
    • El docente ayuda al alumnado a descubrir cuál es su comportamiento en una conversación, y enseña pautas básicas:
    a) Antes de hablar, piensa lo que vas a decir.
    b) Escucha atentamente a tus compañeros.
    c) Respeta tu turno de palabra.
    d) Permite que los demás participen.
    e) Tus respuestas y preguntas deben ser adecuadas al tema de conversación.
    f) Sé amable durante la conversación, así mostrarás lo mucho que vales.
    g) Da las gracias.
    h) Pide disculpas por las molestias.
    i) Felicita a los demás.
    j) Presta atención cuando te hablen.

  2. Hacer cumplidos y saber recibirlos
    4 Hacer y rechazar peticiones (pedir y hacer favores y decir no)

  3. Solucionar conflictos interpersonales
    Es importante que el docente enseñe los pasos para resolver conflictos:
    1) Analizar cuál es el problema
    2) Detectar las causas
    3) Asociar consecuencias
    4) Buscar soluciones
    5) Elegir la solución que nos parezca mejor y practicarla
    6) Analizar resultados
  4. Expresar quejas
    Para que la queja esté bien expuesta, se debe expresar de forma adecuada (sin humillar al otro, ni faltarle al respeto). Tan importante es quejarse adecuadamente
    como reaccionar bien ante las quejas de los demás.
  5. Defenderse de las críticas
    lista de 1 elementos
    • Primeramente aprender a diferenciar las críticas justas (tienen razón en lo que le están diciendo) de las críticas injustas (insultan sólo para fastidiar
    o se meten con él sin motivo).

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: