La Memoria (apunte mas información)

A continuación, podrás leer un nuevo artículo que nos habla de la memoria y sus principales características.
Una de las características primordiales del ser humano y que nos diferencian como especie del resto de seres con los cuales compartimos la tierra es la enorme capacidad que tenemos de aprender y recordar.
El proceso de aprendizaje, a grandes rasgos, implica adquirir una determinada información que luego se convertirá en conocimiento, y será guardada con el fin de utilizarla posteriormente cuando sea necesario.

Pues bien, utilizando palabras un poco más técnicas, podríamos definir memoria de la siguiente forma: “conjunto de actividades que integran procesos biopsicológicos, que sólo pueden producirse actualmente porque une a los acontecimientos anteriores, ya sean estos próximos o lejanos en el tiempo, para luego ser buscados y recuperados cuando se necesiten usar”.

La fuente de cualquier acto en el que actúe la memoria se comprende esencialmente en 3 partes:
Adquisición de la información; ésta fase se reduce a un acto perceptivo.
Retención, que abarca un período más o menos amplio en la cual, lo que se memoriza esta conservado de manera latente.
Recuperación de la información.

Por tanto la memoria se constituye en un mecanismo de grabación, archivo y de clasificación de información, haciendo posible su recuperación posterior. Cuando no se recuerda, se produce un falto en cualquiera de las tres partes mencionadas anteriormente. Si almacenamos sólo algunos aspectos, de todo lo que hacemos, entonces debe haber una gran cantidad de información en la memoria, la suficiente para que la organización sea un factor crítico.

Características y elementos de la Memoria

Estratificación de la Memoria: Todos sabemos que la memoria tiene diversos grados de retención temporal de la información. Datos que nuestra memoria nos proporciona, en algún periodo desaparecen con el paso del tiempo. Otra información i nos cuesta más localizarla en nuestra memoria y no es tan exacta como lo era antes o bien, no sólo no es exacta, sino que podemos notar que, en realidad, estamos reconstruyendo la información a partir de unos pocos datos.

Memoria Instantánea: Está compuesta por toda información que es accesible en tiempo real, es decir, la información que se puede recordar inmediatamente. Aunque pueda parecer lo contrario, esta memoria es muy grande, en ella se encuentra toda la información que utilizamos constantemente en nuestra vida diaria; veamos algunos de sus componentes principales:
La información normal, es decir, sabemos dónde están situadas las cosas, recordamos las tareas pendientes, las rutinas, entre otros.
Los preconceptos, que conforman una parte de nuestro carácter o personalidad.
Los programas o esquemas de respuestas automáticas que se cargan en un corto periodo de tiempo, por ejemplo, al despertar en la mañana automáticamente nos levantamos, duchamos, tomamos desayuno. La memoria lingüística y otras especiales también formarían parte de esta memoria instantánea.

Memoria Especializada: En esta categoría podemos incluir aquellos tipos de memoria especiales que se cargan automáticamente en la memoria instantánea y, al mismo tiempo, forman parte de la memoria a largo plazo; pero sin encontrarse tan comprimida como ésta, por tener sus propios sistemas multidimensionales de referencia.
Algunos ejemplos de este tipo de memoria serían:
La memoria lingüística.
Cierta memoria de tipo visual. El archivo de los preconceptos.
Programas preestablecidos de respuestas rápidas.

Memoria a Corto Plazo:

La memoria a corto plazo es la memoria más inmediata, transitorio y dura poco tiempo, como mucho algunos minutos, otros autores afirman sin embargo, que esta memoria duraría un poco más de tiempo, alrededor de 16 horas aproximadamente, en donde la información obtenida es sometida a un proceso de limpieza o filtración desde el último momento en que se durmió tranquilamente.
En todo caso entenderemos este tipo de memoria como la forma que posee el ser humano para recordar datos que se necesitan aplicar en un tiempo más o menos inmediato, por ejemplo, al memorizar un número de teléfono que no se sabe y que se va a marcar en ese momento. Gracias a la memoria a corto plazo la persona no se satura de contenidos, muchos de ellos se olvidan y otros pasan a recordarse a mediano o largo plazo

5. Memoria a Largo Plazo: Este tipo de memoria se asemeja a un almacén donde se guarda 1,3 informaciones durante días, semanas, meses o años, y de donde se pueden recuperar los contenidos, imágenes y sensaciones que se han aprendido en el momento en que se requieran.
La memoria a largo plazo sirve para que los conocimientos se ordenen de manera que puedan ser recuperados fácilmente. Esta capacidad es imprescindible para la comprensión e interiorización de nuevos conocimientos. Un factor que no debemos olvidar es que la memoria es subjetiva, y por lo tanto, el almacenamiento de información pasa por esta selección, es decir, al recordar hechos o situaciones normales que estas no sean tan verídicas como el momento en que ocurrieron, pues el ser humano tiende a mejorar, disfrazar y obviamente a minimizar ciertos hechos.
La memoria a largo plazo tiene dos componentes:

A.- Memoria explícita o declarativa. Se refiere al almacenamiento de los conocimientos: idiomas, datos, secuencia; etc.

B.- Memoria implícita. Está relacionada con las habilidades de tipo motor, como andar en bicicleta, nadar, conducir un vehículo, etc.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: