Intervención Psicopedagógica en Orientación

La Orientación se encuentra estructurada y organizada dentro del sistema educativo, conformándose implícitamente como un elemento de calidad del mismo, desde la que perseguiría el desarrollo de los siguientes ámbitos:

ÁMBITOS DE LA ORIENTACIÓN

  1. DESARROLLO DE LA CARRERA. Orientación vocacional-Información profesional.
  2. ENSEÑANZA-APRENDIZAJE. Métodos de estudio-Estrategias de aprendizaje-Habilidades metacognitivas-Estrategias y habilidades de lectura-Asesoramiento curricular.

  3. ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD. Dificultades de aprendizaje-Necesidades Educativas Especiales-Compensación educativa.

  4. PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN. Habilidades de vida-Habilidades sociales-Educación para la salud-Prevención en el consumo de drogas-Prevención del sida-Educación moral,…

  5. ORIENTACIÓN Y CONSEJO. Intervención individualizada en la persona, aspectos y problemática específica.

Ámbitos de la Orientación.
Ámbitos en los que se puede actuar desde los modelos clínico, de servicios, programas, consulta o tecnológico, y han de tener esa continuidad desde lo escolar a lo comunitario y sociolaboral.

Orientación educativa e intervención psicopedagógica al alumnado con discapacidad

  1. ORIENTACIÓN EDUCATIVA

Si por Educación entendemos un proceso permanente que, a través de un conjunto organizado y sistemático de acciones, se encamina a unos fines de formación y desarrollo personal, social y moral, fácil es pensar que la Orientación es de una importancia vital en los sistemas y procesos educativos, en tanto en cuanto, sirve de ayuda al alumnado a reflexionar sobre sí mismo y su trabajo en el entramado de la enseñanza-aprendizaje. Desde esta posición, siguiendo a Repetto (2002), la Orientación Educativa surgiría con gran fuerza a escala internacional, derivada de cuatro principios fundamentales, que la convierten en una de las disciplinas de mayor auge en el campo de las Ciencias de la Educación en la actualidad. Si bien estos principios no sean exclusivos y sí propios de otras disciplinas, su integración en la Orientación Educativa, garantizan una unicidad y especificidad que aporta operatividad y eficacia en el desarrollo educativo del Alumnado.

Principios de la Orientación Educativa (Repetto, 2002)
A. Continuidad en el acuerdo tradicional de que la Orientación Educativa ha de basarse en el diagnóstico y la valoración del sujeto/s y de sus contextos.

B. Reconocimiento unánime del principio de prevención, a ser posible primaria, más la secundaria.
C. Perspectiva del cliente en su desarrollo a lo largo de la vida como opuesta a una Orientación limitada sólo a los momentos puntuales de crisis del sujeto.

D. Emergencia del proceso de potenciación o fortalecimiento personal a través de la promoción de la persona y de los roles que están valorados socialmente en su ambiente cultural.

Visto así, puede afirmarse que no existe una Orientación sin una Educación que le sirva de soporte estructural y organizativo. Siguiendo a Sampascual, Navas y Castejón (1999), el modelo que subyace al Sistema Educativo, participa de tres aspectos: la Orientación es consustancial a la educación, es un derecho del Alumnado y constituye un elemento nuclear de la actividad educadora, con lo que el propio sistema se ha de estructurar con arreglo a ellos, a través de las instancias de la Tutoría, Departamentos y Equipos de Orientación. Este modelo tendría como características distintivas las que se muestran en el cuadro 11.

En síntesis, tenemos una Orientación de corte psicoeducativo en el que, desde la perspectiva concreta de actuaciones, se dan:

– Análisis y valoración del alumnado y contextos.

– Desarrollo personal, social, vocacional y moral del alumnado.

– Diseño de programas de desarrollo y/o de prevención.

– Análisis y adecuación del Currículum.
– Asesoramiento al Profesorado en lo docente y tutorial y a Padres.
– La Orientación se establece como Educativa, esto es, interviene en los aspectos personales, no sólo académicos, y sociales de los individuos, tratando de mejorar los aspectos del sistema hacia el desarrollo del alumnado y favoreciendo una intervención educativa adecuada a su individualidad y contexto.

– Basa la intervención psicoeducativa en la Adaptación del Currículum a las necesidades educativas del Alumnado.

– La intervención es compleja, pudiendo ser individualizada o de grupo, con el carácter específico o funcional que las necesidades y contexto requieran. Es interna al Centro, integrada en su Plan y Proyecto Curricular, en los que se establecen los puntos de actuación, servicios y programas.

– Niveles de intervención en la evaluación y valoración del Alumnado, asesoramiento al Profesorado, formación de Padres y Profesores, diseño y desarrollo de programas de actuación y adaptación del currículum.

Según lo anterior, la Orientación, como expresa Bisquerra (1995a, 1995b), puede atender preferentemente algunas áreas tales como Orientación para el desarrollo de la carrera, orientación en el proceso de enseñanza-aprendizaje, atención a la diversidad y orientación para la prevención y el desarrollo humano. A éstas le podríamos añadir la del Consejo, con la que se acabaría de completar y profundizar en la persona del orientado. ¿Cómo se estructuran y organizan estas áreas dentro de los Centros y Etapas educativas?

  1. ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DE LA ORIENTACIÓN EDUCATIVA

En el ámbito de la legislación educativa, debe considerarse que la Orientación tiene su origen remoto en la Ley General de Educación del 70, si bien es la LOGSE la que establece claramente el valor y la instrumentalización de la misma. Partiendo del marco inercial que ello supone, hasta tanto se desarrolle la Ley Orgánica de Educación (LOE), observemos su contenido. La LOGSE, que en su artículo 55, considera la Orientación como un elemento de calidad en la Educación, en todos los tramos y servicios del sistema, en el artículo 60 establece de forma taxativa, un modelo de intervención académica, psicopedagógica y profesional, basado en la tutoría como parte inherente a la función docente:

  1. La tutoría y orientación de los alumnos formará parte de la función docente. Corresponde a los centros educativos la coordinación de estas actividades. Cada grupo de alumnos tendrá un profesor tutor.
  • Las Administraciones educativas garantizarán la orientación académica, psicopedagógica y profesional de los alumnos, especialmente en lo que al alumnado con discapacidad se refiere a las distintas opciones educativas y a la transición del sistema educativo al mundo laboral, prestando singular atención a la superación de hábitos sociales discriminatorios que condicionan el acceso a los diferentes estudios y profesiones. La coordinación de las actividades de orientación se llevará a cabo por profesionales con la debida preparación. Asimismo las Administraciones educativas garantizarán la relación entre estas actividades y las que desarrollen las Administraciones locales en este campo. (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo. Art. 60).
    El MEC (1990, 1992), la Consejería de Educación (1992, 1993) y más en concreto desde la aparición del Plan de Orientación de Andalucía, así como el desarrollo de normativa posterior, tanto estatal como autonómica, han vertebrado la acción orientadora en torno a los tres pilares básicos de la Tutoría, el Departamento de Orientación y el Equipo de Orientación de la Zona.

  • 2.1. Tutoría
    El concepto de Tutor nos conduce hacia la relación de una persona sobre otra/s con una actitud de guía o dirección sobre ella/s, buscando su enseñanza más adecuada y su mejor crecimiento como persona. Su papel es pues de indiscutible valor en la educación escolar, tanto es así que podríamos considerarla como acción consustancial e implícita con la misma definición de Profesor. En la relación Profesor-Alumno, sin duda, hay algo más que una mera transmisión de conocimientos, debiendo ser palpable la función formativa, lo que conlleva de forma implícita un marcado carácter orientador. Sus funciones, de una manera general, quedarían recogidas en el cuadro siguiente, bien entendido que se refieren a un marco de actuación del que han de obtenerse aspectos concretos de intervención.

    FUNCIONES GENERALES DE LA TUTORÍA

    1. Obtener un completo conocimiento de su alumnado.
  • Proporcionar a cada alumno o alumna tareas significativas de acuerdo con sus capacidades.

  • Descubrir las dificultades que pudieran afectar los progresos del alumnado, ayudando a corregirlas.

  • Poner el acento en lo positivo del alumno, destacando lo que hace bien.

  • Desarrollar buenos hábitos de trabajo y aptitudes evaluadoras y críticas.

  • Optimizar las técnicas de estudio y su organización.

  • Desarrollar el sentido de la responsabilidad social y relacional.

  • Favorecer la reflexión y conocimiento de sí mismo y las relaciones interpersonales afectivas.

  • Proporcionar oportunidades para descubrir aptitudes vocacionales y específicas.

  • El Tutor o Tutora por lo tanto, considerando todos los aspectos familiares, personales, recursos y organización del Centro, interviene en la formación de su alumnado dirigiéndose al proceso de aprendizaje por un lado y a la orientación educativa por otro. Puede decirse que la labor propia del Tutor es la Acción Tuto-rial, siendo ésta aquel conjunto de actividades centradas en la Orientación escolar y personal del Alumno o Alumna. En este sentido, siempre se encontrará apoyado por otras dos instancias, el Departamento de Orientación y los Equipos de Orientación de ámbito zonal.

  • 2.2. Departamento de Orientación
    Este Departamento, en el marco del Instituto o Centro del que forma parte, asume las funciones de promoción y coordinación de todas aquellas actividades de tutoría y orientación educativa, para todo el alumnado del Centro, así como para el asesoramiento y apoyo técnico al profesorado. Cobra especial importancia en es-tas actuaciones las de impulso, planificación y evaluación de la oferta curricular adaptada y diversificada que pudiesen precisar algunos alumnas o alumnos, en particular los de necesidades educativas especiales. De manera pues general, las funciones de los Departamentos de Orientación, de acuerdo a la Consejería de Educación y Ciencia (CECJA, 1998), podrían quedar como se indica en el cuadro siguiente.

    FUNCIONES GENERALES DE LOS DEPARTAMENTOS DE ORIENTACIÓN

    1. Elaborar, de acuerdo a lo establecido por Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica, la propuesta del Plan de Orientación y de Acción Tutorial (PAT), elevarla a dicho Equipo para su discusión y posterior inclusión en el Proyecto Curricular del Centro.
  • Establecer las actividades propias del Departamento para su inclusión en el Plan Anual de Centro.

  • Contribuir al desarrollo del PAT, llevar a cabo la evaluación de actividades realizadas, así como las propuestas de mejora (Parte integrante de la Memoria Final de Curso), sin perjuicio de las competencias que corresponden al Consejo Escolar en esta materia.

  • Colaboración con los Departamentos didácticos, bajo la coordinación del Jefe de Estudios en la prevención, detección e intervención de dificultades de aprendizaje.

  • Intervenir en la programación y la realización de Adaptaciones Curriculares y/o Diversificaciones, del Alumnado que lo precise.

  • Realizar la evaluación psicológica y pedagógica.

  • Participar en la elaboración del consejo orientador sobre el futuro académico y profesional del Alumnado.

  • Asesoramiento psicopedagógico al ETCP sobre el PCC.

  • Promover la investigación educativa y proponer actividades de perfeccionamiento.

  • Coordinación con otras instancias de la zona educativa.

  • 2.3. Equipo de Orientación Educativa (Zona)

    Las actuaciones de los Equipos de Sector con su comarca y centros, habrán de realizarse de manera global sobre el profesorado de los Centros y, por mediación suya, de manera indirecta, sobre los alumnos y sus familias. En todo caso, la actuación del Equipo se realiza, de modo preponderante, en la institución educativa en cuanto tal, a través de los responsables directos de la acción docente, que son los profesores (MEC, 1990).

    Lo anterior, por su carácter normativo, necesariamente general, nos obliga, como ya hemos señalado en otro lugar (Luque, 1996), a marcar el desarrollo de la intervención por ámbitos concretos y programas o actuaciones específicos, así como establecer con los Centros y dentro de sus Proyectos, el marco de trabajo del Equipo. Marco que, en principio, viene determinado por una serie de funciones y que, tomando como referencia al MEC (1990) y a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (1993; 1998; 2000), podrían quedar:

    EQUIPO DE ORIENTACIÓN EDUCATIVA

    1. Actividades de Evaluación, Diagnóstico y Valoración.
  • Asesoramiento al Profesorado y Padres con relación a la atención educativa del alumno o alumna que la precise.

  • Asesoramiento para el diseño, aplicación y evaluación del Proyecto de Centro y del Proyecto Curricular, en los aspectos más ligados a la Orientación Educativa y la atención a la Diversidad.

  • Asesoramiento al Profesorado en el diseño de procedimientos e instrumentos de evaluación tanto de los aprendizajes como de los procesos de enseñanza.

  • Colaboración con los Centro de Profesores en la formación, apoyo y asesoramiento al profesorado de la zona en el ámbito de la orientación educativa.

  • Atender las demandas de evaluación psicopedagógica de alumnos y alumnas, proponiendo su canalización escolar más adecuada.

  • Asesorar al profesorado en el tratamiento educativo de la diversidad de aptitudes, intereses y motivaciones de los alumnos y alumnas, colaborando en la aplicación de las medidas educativas oportunas.

  • Asesoramiento en la elaboración, aplicación y desarrollo de las Adaptaciones Curriculares Individualizadas y Diversificaciones de los centros de la zona.

  • Asesoramiento a las familias del alumnado, colaborando con los centros en el diseño y desarrollo de programas formativos de padres y madres.

  • Desarrollo de programas de intervención psicopedagógica específicos, en función de las necesidades de la zona y centros, elaborando, adaptando y/o divulgando materiales de orientación educativa de utilidad para el profesorado.

  • Como podrá comprobarse ese conjunto de actuaciones se orienta hacia la coordinación de Centros, Profesorado y Equipo a fin de colaborar para que, todo y cada uno, de los alumnos y alumnas, y en particular los que presentan dificulta-des de aprendizaje y/o necesidades educativas especiales, reciban la atención educativa que precisen.

    Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: