Funciones del Lenguaje (apunte)

El niño no es un lingüista innato, sino un ser social, que aprende cómo “hacer cosas con palabras”.
Para el niño, la palabra es un instrumento de acción, así como de pequeño utilizaba el dedo para señalar en forma intencional. Con el desarrollo del lenguaje, surge la intencionalidad en la comunicación, apareciendo funciones cada vez más complejas. Las conceptualizaciones de las funciones del lenguaje, varían entre los diferentes autores. Lo importante es la naturaleza social y comunicativa de estos actos lingüísticos, los que Bruner, J. considera anteriores a los procesos cognitivos y simbólicos más elaborados.

Para Miller, el lenguaje tiene una doble función:
Expresiva, de comunicación de ideas y sentimientos, y Estructural en la que intervienen tres factores:

1.- Estructura básica: Conjuntos de secuencias de palabras.
2.- Proceso: Conjunto de habilidades capacitadas para las diversas operaciones lingüísticas.
3.- Uso: Constituido por el conjunto de convenciones sociales que regulan la estructura básica y el proceso. Esto último, es lo que se conoce como PRAGMÁTICA.

El niño establece la funcionalidad del lenguaje y el significado pragmático de sus actos de habla, a partir de la categorización semántica.
Roman Jakobson, aporta un esquema de las funciones del lenguaje tomando elementos de la teoría de la información. Su modelo ha enriquecido la pedagogía psicopedagogía y psicología, ya que pone énfasis en el proceso de comunicación y sobre todo, a nivel de la competencia comunicativa. Menciona las siguientes funciones:
A.- REFERENCIAL: Esta función se centra en el contenido o contexto. Se encuentra en los textos informativos, en la poesía épica, en las oraciones declarativas o enunciativas, ya sean éstas afirmativas o negativas. Es cognoscitiva, denotativa, representativa y simbólica, y el contexto tiene sentido de referente, no de situación. Predomina el uso de la tercera persona.

B.- EMOTIVA: Está centrada en el emisor, por lo que se usa generalmente la primera persona. Es expresiva, se aprecia en la poesía lírica, en las interjecciones, exclamaciones y enunciados. Junto a los gestos, expresiones faciales, actitudes y otras manifestaciones de tipo paralingúísticos y elementos no verbales, que ponen en evidencia las emociones, estados de ánimo o sentimientos de la persona.

C.- CONATIVA: Es una función apelativa centrada en el receptor, donde aprecia que el hablante trata a través de preguntas u órdenes, que el oyente actúe consecuentemente con lo que está solicitando, por lo tanto, se expresa en el uso de vocativos, imperativos, la oratoria, o la poesía suplicatoria.

D.- FÁTICA: Esta función se centra en el canal o contacto, y se puede observar en las expresiones, palabras, muletillas, gestos que mantienen la interacción, por ejemplo “claro”, “bueno”, “vale”, “ya”, “mmm”, entre otras. Los canales que se usan para el contacto son la voz, los gestos, una carta, el teléfono o cualquier otro medio de comunicación.

E.- POÉTICA: Se trata de una función donde la estructura lingüística intenta producir un efecto especial en el receptor o destinatario, les como entusiasmo, satisfacción, alegría, etc. Su manifestación más profunda se encuentra en la poesía, la prosa o la oratoria, como también en el medio publicitario. De esta manera, se ob:;erva que el hablante trata de elegir palabras, dichos o expresiones que hagan una mejor resonaricia y tengan una mejor recepción de partel otro.

F.- METALINGÜISTICA: Esta función se aprecia cuando el código lingüístico se utiliza para referirse al lenguaje mismo, es decir, se usa el metalenguaje con el cual se habla acerca del lenguaje.

G.- SITUACIONAL: Esta función fue incorporada posteriormente de manera complementaria, para diferenciar la situación o entorno no lingüístico con el contexto o entorno lingüístico. La situación afecta el discurso y los enunciados cobran sentido, de acuerdo a la situación en que éstos se producen.m

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: