Etapa o Edad Pre-Escolar 2-5 años (apunte)

Comenzaremos un ciclo de apuntes que aborda las distintas etapas del ser humano, para ello, describiremos cada una de ellas, sus principales características y aspectos generales, la entrega se realizará en varias sesiones.

Edad Pre-Escolar (2 – 5 años)

En la etapa Pre-escolar, se logran nuevas habilidades:
-Neuromotoras (caminar -control de esfínter), -Cognitivas (lenguaje-capacidad de representación mental), -Afectivas y sociales (conciencia creciente de su propio yo).
Estas son las variables que van a marcar este período, y nos van a permitir entender muchas de las conductas de los niños a esta edad. En esta ocasión nos referiremos más profundamente a las dos últimas.

Desarrollo Cognitivo
La adquisición de la función simbólica a fines del segundo año de vida, es lo que va a marcar el desarrollo intelectual en esta etapa.
La función simbólica consiste en la capacidad para representar “algo” (un objeto o acontecimiento) a través de “significantes” distintos de las cosas significadas.
En los años venideros, el niño tendrá que construir un nuevo tipo de inteligencia, y una nueva organización o visión de mundo, basándose no ya en percepciones y acciones reales, sino en “representaciones”, vale decir si hasta ahora su inteligencia se aplicaba a objetos vistos, tocados o escuchados, tendrá que aprender ahora a reaccionar ante imágenes mentales, palabras u otros “significantes” que representen a los objetos.
Ejemplo: En el caso de juan , él utiliza el sonido del avión como significante, del significado avión; así, un significante es capaz de representar en la mente el avión, sin necesidad de verlo.
Sin embargo, esta inteligencia “representacional”, no viene formada sino que se contruye en la interacción con el medio, y deberá pasar un largo período de ejercicio y maduración, hasta constituirse en un pensamiento regido por leyes lógicas.
Todo este período de construcción del pensamiento lógico, que va desde los dos hasta los siete años aproximadamente, es el que se conoce bajo la denominación piagetana de “pensamiento preoperatorio”.
A continuación, describiremos a conductas muy comunes en los niños de esta edad que se relacionan con la adquisición ,ejercitación y maduración de este nuevo tipo de pensamiento.

A.- Juego Simbólico: Es el juego donde el niño utiliza distintos objetos o a sí mismo para representar distintas situaciones o cosas.
Ejemplo N° 1: El niño juega a las visitas y utiliza piedras como galletas, o arena como azúcar.
Ejemplo N° 2: “Soy el lobo”, declara un niño al mostrar los dientes y las manos agarrotadas frente a la cara.
En ambos casos, el niño distingue claramente que la piedra no es galleta y que él no es el lobo, pero esa es la forma en que lo ha simbolizado, estableciendo una relación arbitraria y no objetiva.
El juego cumple un importante papel en la vida del niño, pues no implica la necesidad de adaptarse a lo real, para lo cual el niño no está siempre capacitado, sí transforma y adapta la realidad a las necesidades del yo, lo que es indispensable para su equilibrio afectivo e intelectual. El juego le permite volver a vivir un acontecimiento dado, repetirlo hasta asimilarlo bien, invertir el curso de los hechos, controlar los temores y compensar las frustraciones con elementos imaginados, etc.
Sin embargo, es importante tener presente que a veces los niños no tienen oportunidad de jugar, por diversas razones como las siguientes:
 Exceso de televisión: que los hace tener actitud muy pasiva, poco activa frente a su propio proceso de recreación.
 Excesivo orden: espacios domésticos que no se le permite desordenar, apego sólo a juguetes estructurados: es importante que los niños dispongan de desechos para manipular y crear.
 Niños institucionalizados: en hogares de menores, hospitales, y/o guarderías, donde se dejan escaso tiempo para el juego libre.
Es importante, entonces, dejar algún tiempo de juego libre, porque de lo contrario los niños tienden a ocupar el espacio escolar para ello, ya que este es el momento donde se pueden encontrar con sus pares para realizarlo.

B.- Lenguaje: Es un código constituido por una serie de signos colectivos, no construidos por el niño, que le van a permitir comunicarse con los otros.
Debe entenderse, no obstante, que el lenguaje no es utilizado desde el principio, por el niño, en su forma más socializada, sino más bien con un carácter egocéntrico. El lenguaje se va haciendo más socializado en la medida que tiene mayor interacción en grupos.
El uso del Lenguaje refleja la organización cognoscitiva del niño, y constituye una herramienta cada vez más útil para el pensamiento lógico. Es en este sentido la importancia que reviste la detección temprana de algún trastorno en la adquisición de lenguaje, para la derivación y estimulación pertinente.
Por otra parte, el lenguaje trae importantes consecuencias en el desarrollo afectivo y social, ya que permite mejorar el intercambio y comunicación con otros; y, a su vez, el desarrollo de un mundo interior-subjetivo.
Ejemplo: Un niño con poco desarrollo de lenguaje, además de presentar riesgo para el aprendizaje de la lecto-escritura, tiene dificultades en la expresión y comunicación con otros; lo que muchas veces acarrea rechazo de sus pares, porque “no entiende nunca”, o porque “no se le entiende nada”.

-Descripción:
 00 – 06 meses
-Lenguaje comprensivo: Responde a ruidos fuertes. -Localiza sonidos (dirige la cabeza). -Responde a su nombre (dirige mirada).
-Lenguaje expresivo: Diferente llanto para placer y dolor. -Laleo y balbuceo.

 07 – 11 meses
-Lenguaje comprensivo: Muestra interés por sonidos (cantos). -Reconoce ciertas órdenes (no, caca). -Atiende cuando se le dice algo.
-Lenguaje expresivo: Laleo social. -Gesticula el gesto . -Hace exclamaciones. -Puede decir su primera palabra.

 12 – 18 meses
-Lenguaje comprensivo: Discrimina entre diferentes sonidos o voces (de mamá, papá, etc…). -Entiende las partes básicas de su cuerpo (pelo, guatita, etc…). -Reconoce objetos (tatos, levanta pie).
-Lenguaje expresivo: Vocabulario de aprox. 20 palabras simples. -Se entiende en un 25 % lo que dice.

 18 – 24 meses
-Lenguaje comprensivo: Responde a instrucciones simples (ven, siéntate, dame la pelota). -Entiende pronombres (mío, tuyo).
-Lenguaje expresivo: Frases de dos palabras (dame pelota). -Se refiere a sí mismo por su nombre. -Se entiende un 50 % lo que dice.

 02 años – 03 años
-Lenguaje comprensivo: Entiende las partes más pequeñas del cuerpo. -Entiende categorías dentro de la familia (papás, abuelos, tíos). -Entiende sobre tamaños (pequeño, grande).
-Lenguaje expresivo: Anuncia la intención de hablar. -Conversa con otros niños -200 a 1.000 palabras.

 03 años – 05 años
-Lenguaje comprensivo: Entiende conceptos de arriba-abajo. -Entiende causa-efecto (frío-ponerse abrigo).
-Lenguaje expresivo: Es capaz de hablar del pasado. -Mayor dominio de la gramática. -Se entiende en un 90 % lo que habla.

 05 años en adelante
-Lenguaje comprensivo: Entiende conceptos de números, días, ubicación espacial. -Entiende ciertos términos abstractos.
-Lenguaje expresivo: Lenguaje más amplio (discute, opina, cuenta). -Controla el uso de ciertas consonantes difíciles. -Empieza na ejercer su dominio. -Se debiera entender el 100 % de lo que habla.

Sugerencias:
Cuando un niño, está atrasado en el desarrollo de su lenguaje en más de 1 etapa de acuerdo a su edad, se debe sugerir una evaluación en su consultorio, para la respectiva derivación a niveles más especializados.

C.- Dibujo: La expresión gráfica es también una forma de expresión de la función simbólica, que constituye, igual que el juego, una fuente de placer.
Es importante reforzar y estimular la expresión libre del dibujo, enfatizando su valor expresivo y comunicativo. No es conveniente evaluar o calificar según criterios “feo, bonito”, “limpio, sucio”. Tampoco es conveniente comparar los dibujos y favorecer la comparación entre los niños, porque ello inhibe no sólo su expresión sino su personalidad.
El niño lo vive como un rechazo o descalificación a él mismo.
Es más positivo enseñarles a apreciar distintas creaciones, enfatizando lo positivo o mejor logrado en cada uno. Todo dibujo tiene elementos para destacar, aunque sea muy distinto de otro.

D.- Animismo –Finalismo: Desde alrededor de los 3 años el niño se plantea, y plantea a los adultos, una serie de preguntas sobre el origen, las causas y la naturaleza de ciertos fenómenos: los “de dónde salió”, “por qué”, “qué es esto”.
Otra tendencia del niño es interpretar el mundo de acuerdo a su propia realidad y experiencia; es lo que se conoce por animismo infantil. Consiste en la tendencia a concebir las cosas como si estuvieran vivas y dotadas de intenciones.
Ejemplo : ¡La escoba es mi amiga y baila conmigo!
Al niño no sólo le interesa saber las causas, sino explicar los fenómenos, según la utilidad para la personas.
«¿Por qué llueve?». La respuesta para el niño será; «para regar las plantas». No le interesa el fenómeno o el por qué científico, sino la utilidad para las personas.
Frente a un perro grande y uno chico probablemente pensará “que uno es más grande para un niño más grande; y el otro, más pequeño, para un niño más pequeño”.
Esta es la característica del pensamiento infantil, denominada por Piaget como finalismo. Este consiste en pensar que todo en la naturaleza está “hecho para” los hombres y los niños.
Otra tendencia del niño es interpretar el mundo de acuerdo a su propia realidad y experiencia; es lo que se conoce por animismo infantil. El animismo Consiste en la tendencia a concebir las cosas como si estuvieran vivas y dotadas de intenciones.
Ejemplo: ¡La caja y mi gato son mis mejores amigos. Todos los días bailan conmigo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: