Estrategias para llevar a cabo con Estudiantes que presentan Talento académico

La opción más inclusiva, es la de atender las necesidades específicas de los estudiantes con altas capacidades en el contexto regular.
Esta estrategia es la más sencilla de organizar y la más económica, ya que no requiere de una ubicación especial para los estudiantes con talento; además, el resto de los compañeros se ven beneficiados por la presencia de ellos.

Dentro del aula común también es posible combinar distintos agrupamientos que den respuesta a las diferentes capacidades, necesidades e intereses de todos los estudiantes. Se puede organizar de múltiples formas: en cuanto a criterios de mayor homogeneidad o heterogeneidad, a la naturaleza de las tareas o contenidos a abordar y en cuanto a su duración (por una fracción del día, por una semana o un trimestre). Esta estrategia permite que en algunos momentos se pueda agrupar a los estudiantes en función de su nivel de capacidad o intereses, de forma que aquellos con mayores capacidades tengan la oportunidad de realizar actividades de profundización o desarrollar proyectos de trabajo grupal. A continuación se entregaran algunas pautas metodológicas dirigidas a ayudar a un estudiante con sus particularidades en su proceso educativo, aunque también pueden ser aplicadas al conjunto, por los principios de Universalidad:

 Actividades variadas para el mismo objetivo, utilizando materiales o soportes de trabajo distintos.
 Elaborar una carpeta individual con actividades de espera, de refuerzo o ampliación.
 Establecer momentos en la clase en que se realicen ayudas mutuas entre iguales.
 Reagrupar a los estudiantes del aula en función de su motivación personal, en diversas áreas.
 Volver a reagrupar a los estudiantes favoreciendo la diversidad en los grupos (estudiantes talentosos, estudiantes en situación de discapacidad, otros estudiantes).
 Fomentar la exposición oral en clase, complementándola con otras formas de expresión.
 Permitir la expresión de lo aprendido a través de distintas alternativas, que promuevan la capacidad de innovación y creatividad (gráficas, visuales, videos, artísticas, investigaciones, etc.).
 Realizar un seguimiento individual del estudiante, analizando su proceso educativo, reconociendo sus avances, revisando con frecuencia su trabajo, etc.

 Favorecer la realización de actividades controladas de forma individual por el docente, teniendo previstos momentos para llevar a cabo supervisiones y ayudas en relación con los aspectos concretos que ya domina o que tiene dificultades.
 Incluir actividades de profundización en la programación, buscando nuevas estrategias para llegar a los mismos aprendizajes.
 Diseñar la menor cantidad posible de recorridos de aprendizaje por objetivo, que ofrezcan a los estudiantes oportunidades para aprender contenidos avanzados.
 Confeccionar un banco de materiales, con material de trabajo para cada unidad a diferentes niveles de dificultad (actividades normales y de refuerzo, individuales o en grupo). Se puede planificar a mediano plazo que el estudiante pueda acceder a ellas de manera autónoma sin necesidad de la intervención constante del docente.
 Diseñar una hoja individual de cada estudiante con altas capacidades, con las capacidades y actividades programadas para él o ella en un plazo determinado (resumen para un periodo del tiempo, por ejemplo dos semanas).
 Organizar grupos de apoyo fuera del horario fijo con otros estudiantes que presenten habilidades semejantes (trabajo de pares en capacidad). En esta modalidad los grupos deben ser flexibles, de tal manera que puede haber estudiantes de distintas edades, pero con un interés o nivel de competencia semejantes. Los grupos se pueden organizar en función de las asignaturas del currículum y/o por temáticas concretas que no necesariamente forman parte de éste. En cada grupo se abordan contenidos adecuados al nivel de capacidad de los estudiantes, conformando niveles de aprendizaje en una determinada área. Por ello, es especialmente importante asegurar que los estudiantes que están en un grupo de menor nivel de desempeño no sean descalificados o desvalorizados. Esta estrategia exige un trabajo en equipo de todo el profesorado, también es de gran riqueza que se vinculen los profesionales de apoyo, es preciso coordinar los horarios de los docentes y planificar cuidadosamente los contenidos a trabajar en estos grupos para que no haya duplicaciones con los contenidos que se abordan en el aula común y no supongan una sobrecarga para los estudiantes.
 Realizar una distribución flexible de espacios y tiempos. Por ejemplo: distribuir la clase en zonas de actividad o talleres y horarios en función de sus ritmos de trabajo.

 Enriquecimiento curricular. De forma general, el enriquecimiento curricular consiste en añadir nuevos contenidos o temas que no están cubiertos por el currículo oficial o trabajar en un nivel de mayor profundidad determinados contenidos de éste. El enriquecimiento no significa avanzar en el currículo de cursos superiores, sino ampliar la estructura de los temas y contenidos abordándolos con un nivel mayor de abstracción y de complejidad. No se trata solamente de ampliar la información sobre un tema en concreto, sino de promover el uso de la investigación o del pensamiento creativo en un determinado ámbito (cómo se genera el nuevo conocimiento) y de explorar la lógica interna de éste y sus relaciones con otras áreas de conocimiento.
La verticalidad supone un aumento de los contenidos en una o varias materias. En cambio, la horizontalidad implica diferentes interconexiones entre los conocimientos y los materiales existentes. Esta línea de acción favorece a los niños/as con talentos académicos y a los precoces: si la ampliación se centra en una sola materia, también es adecuada para los talentos específicos. Otra manera de tratar el enriquecimiento es “planificar actividades que incluyan contenidos del currículo y otros externos al mismo pero vinculables” (Blanco, 2001, p. 96).
En esta estrategia, el estudiante elige lo que más le gusta y define cómo va a trabajar elaborando un proyecto, el cual es supervisado por el profesor. Éste es un recurso flexible, que permite al estudiante marcar sus propias pautas y ritmo de trabajo, lo que hace que aumente su motivación.
El enriquecimiento también puede ser extracurricular, desarrollando programas, como por ejemplo de desarrollo cognitivo, que se pueden trabajar dentro o fuera de la institución educativa, es muy frecuente e idóneo en el caso de los estudiantes con talentos.

 Tutorías. Las tutorías consisten en ayudar a otros niños/as de menos edad o con menor nivel de competencias. El objetivo de esto es lograr que tenga una mayor comunicación con el resto de sus compañeros, facilitando su aceptación por parte del grupo. Por tanto, esta estrategia repercute favorablemente tanto en el rendimiento académico, como en las relaciones sociales.

 Mentores. Los mentores son una estrategia que implica utilizar expertos en diferentes ámbitos de conocimiento y de actividad o estudiantes universitarios para enriquecer las experiencias de aprendizaje de los estudiantes con talento académico, siendo especialmente útil en el caso de los que tienen talentos específicos. Es un buen método para incorporar personas del mundo exterior a la cotidianeidad de la escuela, y para los estudiantes con talentos es un estímulo trabajar con adultos que han tenido éxito en sus respectivos campos profesionales.

No te olvides de dejarnos tu comentario en nuestras entradas

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: