Estrategias para Estimular las Funciones Cognitivas

  1. Funciones ejecutivas
    Estas funciones cerebrales son consideradas como las

    de más alto nivel de la capacidad humana para actuar hábilmente y están asociadas con la corteza pre-frontal del cerebro; son las encargadas de poner en marcha, organizar, integrar y manejar las otras funciones que se despliegan durante el desarrollo de las personas; les permiten medir las consecuencias de corto y largo plazo de sus acciones y de planear los resultados, junto a ello evaluar sus acciones al momento de llevarlas a cabo como también poder hacer los ajustes necesarios en casos en los cuales las acciones no están dando el resultado deseado.
    Resulta importante tomar conciencia del hecho de que las funciones ejecutivas tienen una capacidad muy limitada y son especialmente vulnerables ante determinadas situaciones de discapacidad. Por lo que se deben considerar siempre medios alternativos que permitan favorecer el máximo desempeño por parte del estudiante, cuando es evidente que la función ejecutiva está interferida. Para ejemplificar esto se puede mencionar que un estudiante que presente una situación de discapacidad visual con una pérdida total de la capacidad de visión, requerirá un apoyo a través de diferentes medios para ejecutar acciones, desde las más sencillas hasta las más complejas, requiriendo por ejemplo de un acucioso proceso de entrenamiento en orientación y movilidad antes de someterlo a la exigencia de desplazarse en forma autónoma al interior del establecimiento.

2.- El logro asegurado como facilitador del proceso de aprendizaje.
Muchos fracasos en el proceso de aprendizaje pueden conducir únicamente a la frustración y a una conducta inapropiada. Para todas las personas es muy frustrante no poder aprender algo, particularmente para aquellos que presentan una situación de discapacidad en muchos casos aprender es muy difícil, más aún si no se cuenta con una adecuada metodología, el fracaso puede estar garantizado. Por lo tanto, para este grupo de estudiantes se deben desarrollar estrategias, haciendo posible que disminuya la sensación de fracaso constante, como adaptar el ambiente del aprendizaje a fin de reducir los errores. Como marco de referencia para anticipar las actividades del día o para retomar la dinámica de la clase cuando no haya alcanzado a comprender una explicación.

3.- Estrategias para mantener la atención durante el desarrollo de las clases.
Dentro de los requerimientos más comunes en los contextos educativos actuales, se encuentra el captar la atención y mantener la concentración durante el desarrollo de las clases; por esa razón es importante poder atender a algunas estrategias que permitan un mejor desempeño de los estudiantes.
Para el docente o profesional que guía las actividades resulta relevante el mantener en forma constante expresiones faciales y corporales que faciliten la comunicación ya que el movimiento de nuestro cuerpo y nuestro rostro deben manifestarse con un cierto valor afectivo y motivacional para que el estudiante perciba realmente que estamos atendiéndole, también resulta de utilidad a sentir cuando se dirige a nosotros es fundamental.
También es importante brindar opciones que reduzcan las amenazas y las distracciones, debido a que los estudiantes difieren considerablemente en su respuesta a los estímulos y acontecimientos de su entorno, el mismo suceso original en un aula puede ser emocionante e interesante para un estudiante o un grupo de ellos, pero poco llamativo para otro. Del mismo modo, para algunos estudiantes la reducción de posibles distracciones es de gran beneficio para sostener el esfuerzo y la concentración, por otra parte, para otros, la presencia de “distracciones” en el medio ambiente puede llegar a tener efectos beneficiosos:
“pues hay quienes trabajan mejor en un ambiente que cuente con estímulos más que en uno tranquilo, por lo que el equipo de profesionales debe estar alerta a las diferencias que se evidencian en las aulas”.

Se podría decir entonces que el ambiente educativo óptimo ofrece opciones que, en su conjunto, reducen las amenazas y las distracciones negativas para todos. Dentro de ellos se destacan:

• Utilizar gráficos, calendarios, organización del trabajo, horarios, señales, etc. que puedan favorecer la anticipación de las actividades diarias y las transiciones.
• Variación de la presencia de sonido ambiental de fondo o la estimulación visual, el ruido amortiguador, auriculares opcionales, número de elementos presentados uno a la vez.
• Variación en el ritmo de trabajo, la duración de las sesiones, la disponibilidad de las rupturas o tiempo fuera, el calendario o la secuencia de actividades.
• Textos y diagramas pueden ser utilizados para ayudar a reducir la carga cognitiva y mejorar la comprensión. • Uso de lenguaje sencillo con frases cortas y concisas. • Reiterar la información de manera intencional.
• Utilizar estilo periódico de la escritura, vale decir, comenzar con un resumen, después proporcionar el material en un orden de más importante a menos importante.
• Evitar un texto o audio largo.
• Una idea por párrafo.
• Usar listas con viñetas siempre que sea posible.
• Utilizar títulos significativos.
• Evitar o proporcionar alternativas para el texto no literal y expresiones coloquiales.
• Incluir una gran cantidad de espacio en blanco en la página.
• Ofrecer a los estudiantes la opción de «larga» o «corta» el contenido para que puedan determinar el nivel de detalle que requieren.
• El uso de acontecimientos inesperados puede ayudar a una persona para retener la información.

No te olvides de dejarnos tu comentario en nuestras entradas

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: