Enfermedades Cerebro Vasculares en la Infancia (trastornos)

Los trastornos cerebrovasculares no son tan raros en los niños como se pensaba, la causa más importante es la posibilidad de realizar diagnóstico oportunos, debido a las nuevas técnicas de imaginología, como es por Ejemplo. Resonancia nuclear magnética, Tomografía computarizada cerebral, etc; lo cual permite confirmar el diagnóstico que en años anteriores habría pasado desapercibido.

Por otro lado ha aumentado el número de niños con enfermedades cerebrovasculares debido a que se realizan mejores diagnósticos y tratamientos de otras patologías que secundariamente pueden provocar esta enfermedad, como es por ejemplo la Leucemia. En los niños las enfermedades cerebro vasculares se asocian fuertemente a las cardiopatías congénitas y a las Talasemias ( tipo de anemia).
Se caracteriza por un brusco comienzo con una hemiplejia aguda, convulsiones y epilepsia, es por ello que frente a estos cuadros clínico se debe estar alerta a la probabilidad de que se trate de una enfermedad cerebro vascular.
El tamaño y localización de la lesión son las principales causas de las expresiones clínicas que se presentan.
La frecuencia de esta patología presenta un porcentaje variable de 0,12% a un 8,7%.
La historia natural de la enfermedad está determinada por tres motivos
a) Factores predisponentes
b) El curso clínico
c) La localización de la oclusión vascular

Dentro de los factores predisponentes se mencionan:
1.- Enfermedades cardiacas: dentro de ellas se encuentra la tetralogía de Fallot, la transposición de grandes vasos, el aumento de la viscosidad sanguínea, la cardiopatía reumática, la endocarditis bacteriana subaguda, las arritmias y las complicaciones de cirugías cardiovasculares. El mecanismo productor de la enfermedad se relaciona con la presencia e un trombo el cual produce una obstrucción a nivel de las arterias y venas cerebrales con la consecuente disminución de la masa encefálica, dependiendo del tamaño y localización será la sintomatología que se presente.
2.- Enfermedades infecciosa: Las enfermedades infecciosas constituyen un factor predisponente frecuente de la enfermedad, es habitual que existan antecedentes de una infección en la vía aérea superior en las dos semanas previas a la presencia del cuadro. El mecanismo que se postula es que la infección ala nariz, de la garganta y de los senos o ganglios linfáticos cervicales pueden producir una arteritis inflamatoria e las arterias carótidas y esto conducir a la formación de un trombo con su posterior embolización.
En los lactantes la diarrea y la deshidratación predisponen a la trombosis de los senos venosos con hemorragia e infarto del cerebro. Las infecciones piógenas 8 purulentas9 de los oídos, la nariz y los senos paranasales pueden conducir a la trombosis de los senos cavernosos y de las venas carotideas
3.- Trastornos hematológicos: La Talasemia puede producir síntomas neurológicos que incluye la enfermedad cerebro vascular, convulsiones y cefaleas en alrededor del 25% de los pacientes que presentan la enfermedad cerebro vascular padecen de esta patología.
Se suman como factores predisponentes los pacientes que presentan alteraciones en la coagulación, leucemia
4.- Patologías de accidentes cerebrovasculares: dentro de estas se encuentran las trombosis arterial, venosa y embolias arteriales.
En la trombosis arterial se instala un cuadro agudo de hemiplejia a menudo asociado a convulsiones, alta temperatura y coma, esto es frecuente en niños menores de dos años, esto puede ser la presencia clásica de una trombosis, en los niños mayores el cuadro se caracteriza por la presencia sólo de la hemiplejia.
En el caso de la trombosis venosa esta se observa en niños ya debilitados por una enfermedad de base con frecuencia una cardiopatía congénita. La tromboflebitis cortical se presenta con signos neurológicos focales, hemiplejia convulsiones e incremento de la presión intracraneana

Hemorragia intraparenquimaroza.-
En los niños con hemorragia cerebral los signos se asemejan a los del adulto, se presenta una cefalea intensa y de comienzo agudo, vómitos y rápido deterioro de la función neurológica. Los factores asociados a una hemorragia intraparenquimatosa incluyen los traumatismos, coagulopatías, infarto hemorrágico, malformación arteriovenosa y aneurisma, en los niños la hemorragia intracerebral es poco frecuente que sea causada por hipertensión arterial sistémica.
La presencia de cefalea severa, vómitos y rigidez de la nuca debe hacer sospechar que se encuentra frente a una hemorragia intracerebral súbita.

Hemorragia subaragnoidea.-
La hemorragia subaragnoidea se caracteriza por su presencia y comienzo súbito con cefaleas importante, vómitos, signos meníngeos y alteraciones de la conciencia. La localización de la cefalea no predice el sitio de la hemorragia, en el caso e las hemorragias severas tiende a presentarse un trastorno importante de la conciencia. Las convulsiones focalizadas y generalizadas ocurren en un 20% de los pacientes, los signos de hipertensión intracraneana son frecuentes.
En los niños con traumatismos, es en los que se presenta con mayor frecuencia la hemorragia subaragnoidea, siempre debe considerarse frente a la presencia del cuadro la posibilidad que este se deba al “Síndrome del niño golpeado”

Tratamiento.-
En todos los casos d enfermedad cerebrovascular el tratamiento tiene una orientación médica y quirúrgica. Se debe tratar el edema cerebral y aragnoideo a través del uso de fármacos específicos como diuréticos, corticoides. El tratamiento quirúrgico es el de elección.
Pronóstico.-
El pronóstico depende de la condición médica de base y de la causa de la enfermedad cerebrovascular, la ubicación y tamaño del infarto cerebral. La mayoría de los pacientes presentan daños secundarios como son hemiparesia, convulsiones, trastornos del aprendizaje, retardo mental, déficit lingüístico, anomalías el campo visual y movimientos anormales. Si la patología se presentó en menores de dos años con convulsiones múltiples y coma prolongado el pronóstico es reservado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: