Disgrafías Adquiridas

Como en el caso de la lectura, las personas que habiendo aprendido a escribir adecuadamente pierden en mayor o menor grado esta habilidad como consecuencia de un traumatismo o accidente cerebral, constituyen el subgrupo de los trastornos adquiridos, denominados a veces; además de disgrafías adquiridas, agrafías (Ortiz, 1995),

los cuales suelen dividirse en dos grandes clases: las disgrafías centrales y las disgrafías periféricas.

1.- Disgrafías Centrales: se caracterizan por la alteración de una de las dos rutas de escritura o de ambas, de modo que existirán:

a) Disgrafías Fonológicas, con un trastorno selectivo en el mecanismo de conversión de los fonemas en grafemas que les obliga a escribir sólo por la vía directa o léxica, por lo que su principal síntoma será una acusada dificultad para escribir palabras desconocidas (como las pseudopalabras), coexistiendo con capacidad normal para escribir aquellas otras de las que se tenga una representación en el léxico ortográfico (Shallice, 1981). Este tipo de pacientes suele cometer errores derivados (por ejemplo, escribir “bebía” por “bebe” y en las palabras funcionales.

b) Disgrafías Superficiales: sólo pueden escribir por la ruta fonológica, al tener dañada la ruta léxica u ortográfica; en consecuencia, manifiestan una gran dificultad en la escritura de aquellas palabras que siguen una ortografía arbitraria (palabras poligráficas), incluidos los h omófonos, en tanto que son capaces de escribir correctamente cualquier palabra cuya ortografía sea “natural”.

c) Disgrafías Profundas: se caracterizan por tener dañadas ambas rutas, de modo que estos pacientes suelen tener dificultades al escribir todo tipo de palabras; no obstante, sus errores más característicos, al ig ual que en la dislexia profunda, son los de tipo semántico, como escribir “luna” por “estrella” o “sobrino” por “primo” (Newcombe y Marshall, 1980).

d) Disgrafías Semánticas : aunque pocos, se han descrito varios casos en los que los pacientes pueden escribir palabras al dictado, pero sin comprender en lo más mínimo su significado (Patterson, 1981).

2.- Disgrafías Periféricas: son aquellas que implican trastornos específicos de la función grafomotriz y que están, por tanto, causadas por un a lesión que no afecta a los procesos propiamente ortográficos, sino al conjunto de procesos responsables de la ejecución de los gestos motores necesarios para producir físicamente la escritura manual.

No te olvides de dejarnos tu comentario en nuestras entradas

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: