Desarrollo Lingüístico y Cognitivo del Niño sordo (apunte)

Cuando se aplican pruebas estandarizadas de lectura y escritura en los alumnos sordos, los evaluadores encuentran que su vocabulario es más reducido, además, la estructura de sus frases es más simple y rígida que la de los niños oyentes de su mismaedad o nivel. Muchos alumnos con sordera tienden a escribir frases cortas, incompletas o mal organizadas, también omiten el final de palabras y puede serles difícil diferenciar las preguntas respecto a las afirmaciones.
Con respecto a su rendimiento académico se puede decir que, dejando de lado los efectos obvios del grado, tipo y calidad de la educación, existen variables que parecen hallarse estrechamente relacionadas con el rendimiento académico de los alumnos con trastornos de la audición, entre ellas se pueden nombrar:

– La gravedad del trastorno: mientras mayor es la pérdida auditiva, más probab ilidades existen de que el niño enfrente dificultades en el aprendizaje de la lengua y en la adquisición de habilidades académicas.

– La edad en que se presentó el trastorno: los niños con pérdidas auditivas anteriores a la adquisición del habla y el lenguaje sufren desventajas mayores que los que tienen trastornos auditivos después de haberlas adquirido.

– Las puntuaciones en los tests de Coeficiente intelectual (CI): al igual que en niños oyentes, las puntuaciones superiores en los tests de CI se relacionan con mayores niveles de rendimiento académico.

– La condición socioeconómica de la familia: los niños que padecen trastornos auditivos y son hijos de padres con un nivel económico medio o alto y poseen estudios universitarios, tienen más probabilidades de lograr éxitos académicos que los hijos de padres de nivel socio-cultural bajo.

– La capacidad auditiva de los padres: se considera que los niños sordos hijos de padres sordos tienen mejores perspectivas de éxito académico que los hijos sordos de padres oyentes, especialmente si éstos tienen educación superior.

La mayoría de los niños con sordera tienen una capacidad intelectual considerada normal, y se ha demostrado repetidamente que sus puntuaciones en tests no verbales de CI son aproximadamente iguales a las de la media de la población general. Los problemas educativos de los alumnos sordos deben atribuirse en gran medida a la contradicción entre sus capacidades perceptivas y las exigencias del castellano hablado y escrito.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: