Definiciones de ceguera (apunte)

Ceguera legal. Una concepción basada en el déficit

Las deficiencias son problemas en las funciones o estructuras corporales, tales como una desviación significativa o una pérdida, entendiendo por funciones corporales las funciones fisiológicas de los sistemas corporales (incluyendo funciones psicológicas) y por estructuras corporales las partes anatómicas del cuerpo tales como los órganos, las extremidades y sus componentes. (OMS, 2001).

La nueva clasificación internacional del funcionamiento, de la discapacidad y de la salud (CIF en adelante) elaborada por la Organización Mundial de la Salud, sustituta de la Clasificación Internacional de la Deficiencia, la Discapacidad y la Minusvalía (CIDDM), nos indica que las deficiencias representan una desviación de la ‘norma’ generalmente aceptada con relación al estado biomédico del cuerpo y sus funciones y que deben ser parte o una expresión de un estado de salud, pero no indican necesariamente que esté presente una enfermedad o que el individuo deba ser considerado como un enfermo.
El concepto de ceguera legal es un término que, para los profesionales que trabajan con personas afectadas por deficiencias visuales, abarca un amplio espectro de restos y funcionalidades visuales. En el mundo se considera ciegas a aquellas personas que tengan una agudeza visual de lejos menor a 20/200 con la mejor corrección óptica y en el mejor de los ojos. Criterio seguido en otros países como Estados Unidos o Canadá. La OMS en la clasificación internacional de enfermedades (CIE-10) no usa el concepto de ceguera legal y define la ceguera como una agudeza visual igual o inferior a 3/60 y la baja visión como una agudeza visual igual o inferior a 6/18, también con la mejor corrección posible y en el mejor de los ojos.
Para ello, existe una serie de características:

a) Agudeza visual igual o inferior a 0,1 (1/10 de la escala de Wecker) obtenida con la mejor corrección posible.
b) Campo visual disminuido a 10 grados o menos.

Dentro del amplio concepto de ceguera debe distinguirse una subdivisión basada en las funcionalidades. Optaremos por utilizar las definiciones dadas en el Glosario de discapacidad visual (Cebrián, 2003).
– Ceguera legal: Denominación que a efectos legales recibe la agudeza visual central de 20/200 o menor en el ojo que mejor ve después de su corrección; o agudeza visual mayor de 20/200 si existe un defecto de campo consistente en que el diámetro mayor del campo visual está reducido a 10º o menos.
– Ceguera total: Ausencia total de percepción de luz.
– Ceguera parcial: Implica existencia de un resto visual que permite la orientación a la luz y percepción de masas, por lo que facilita el desplazamiento pero no es útil para realizar actividades escolares o profesionales.
– Baja visión: Grado de visión parcial que permite su utilización como canal primario para aprender y lograr información.
– Deficiencia visual: Deficiencia que afecta al órgano de la visión. Este concepto definido de modo similar al indicado al principio de este apartado, es el que utilizaremos como genérico para todos los casos. Para los descriptores de la población usaremos la diferenciación que usa la ONCE: ceguera y deficiencia visual. En otras ocasiones y para desarrollar algunas investigaciones y diferenciar el efecto psicológico, de las diversas funcionalidades visuales, utilizaremos los términos personas con ceguera total, con ceguera parcial, con baja visión y con visión límite. Diferenciando la baja visión de la visión límite en la necesidad de utilizar o no ayudas ópticas específicas para su uso como canal primario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: