Definición de Orientación (apunte)

La trascendencia del concepto orientación en los tiempos actuales, reside en que gracias a éste es posible guiar a una persona en ciertos aspectos de su vida que pueden ser nuevos o en los que no

cuenta con una experiencia previa o relativa soltura. Así, orientar implica guiar, acompañar y situar a las personas, no sólo desde un aspecto físico y geográfico, también desde una perspectiva profesional o personal, de manera que puedan enfrentar determinados periodos de la vida. Conforme a lo anterior, al momento de realizar un recorrido teórico podemos encontrar distintas definiciones del término de orientación, entre los cuales podemos distinguir distintas definiciones, a saber:

“Proceso de ayuda ofrecido al individuo para que pueda resolver los problemas que la vida le plantea. Dicha ayuda implica asesoramiento, tutela, y dirección, y tiende a conseguir plena madurez del sujeto”. (Roig Ibáñez, 1982).

“Proceso de ayuda continuo a todas las personas, en todos sus aspectos, con una finalidad de prevención y desarrollo, mediante programas de intervención educativa y social, basados en principios científicos y filosóficos; debe ser considerada como parte integrante del proceso educativo. Implica a todos los educadores y debe llegar a todas las personas, en todos sus aspectos y durante todo el ciclo vital”. (Pérez Boullosa,1986)

Proceso de ayuda, de carácter interactivo, orientado a la capacitación del sujeto para la comprensión de sí mismo y del entorno, a fin de definir de modo autónomo y de llevar a la práctica un proyecto de realización personal, en todos los ámbitos de su vida. (Sebastián Ramos, 1990)

La orientación es un proceso continuo, sistemático e intencional de mediación y tendiente a desarrollar la capacidad de autodeterminación de las personas para que, basándose en criterios contrastados, sean capaces de identificar, elegir y reconducir, si es preciso, las alternativas ofrecidas por su entorno hasta asumir los más acordes a su potencial y trayectoria vital. (Echeverría, 1993).
“Disciplina científica que se define como el conjunto de conocimientos que permiten aplicación tecnológica en el ámbito educativo de una serie de principios teóricos que facilitan el diseño, ejecución y evaluación de programas de intervención dirigidos a la producción de cambios necesarios para el alumno y en su contexto a fin de que aquél logre su plena autonomía y realización, tanto en la dimensión personal como social. (Rodríguez Espinar y otros, 1993)
Para efectos de este apunte entenderemos el concepto de orientación como un “Proceso por el cual se pretende dirigir al sujeto hacia la obtención de información necesaria para tomar decisiones adecuadas, frente a dificultades que se puedan ir suscitando a diario, en su proceso de desarrollo y que requieren que el sujeto cuente con la capacidad y las herramientas necesarias, para desenvolverse autónomamente en la vida”
La Orientación como disciplina corresponde a un proceso de ayuda continua a todas las personas, en todos sus aspectos (personales, sociales y profesionales), con objeto de mejorar el desarrollo humano a lo largo de toda la vida. Debe ser considerada como integrante del proceso educador, implica a todos los educadores y debe llegar a todas las personas, en todos sus aspectos y durante todo el ciclo vital. Por ende, educar es orientar para la vida, donde los aprendizajes han de ser funcionales; estar en conexión con el entorno y orientar para el futuro.
Orientar corresponde a la acción de guiar y asesorar sobre opciones, ayudando a recorrer el trayecto educativo más conveniente para la persona. También el concepto se puede asociar a la capacitación para el propio aprendizaje: desarrollando capacidades meta cognitivas y estrategias de control y manejo de procedimientos de aprendizaje. Es también el hecho de brindar apoyo educativo a los alumnos, se entiende en este contexto, el conjunto de actividades educativas que complementan, consolidan o enriquecen la acción educativa ordinaria y principal.
Bien entendida, la acción orientadora forma parte de las funciones habituales de cualquier profesor, ya que, en su actividad cotidiana, todo docente realiza labores de guía y de orientación. De esta forma, el sentido de la acción orientadora se descubre con la propia práctica educativa.
Lo anterior sin embargo no es obstáculo para que la función orientadora, tutorial, sea asignada formal y expresamente, al profesor tutor. La actividad orientadora se realiza, ante todo, en vinculación estrecha e indisociable con la práctica docente: en el cumplimiento de la función tutorial. La tutoría constituye un elemento inherente a la actividad docente teniendo en cuenta un concepto integral de la educación. Entraña una relación individualizada con la persona del educando en la estructura y la dinámica de sus actitudes, aptitudes, conocimientos e intereses. Bajo esta perspectiva, el desarrollo de la función tutorial asegura que la educación sea verdaderamente integral y personalizada, y no quede reducida a mera instrucción o transmisión de conocimientos.

Desarrollo internacional de la Orientación:

El desarrollo histórico de la Orientación en Europa ha recorrido un trayecto semejante al seguido en Estados Unidos, aunque las características específicas de cada uno de los países europeos han provocado líneas diferentes en su evolución. En ambos continentes, la orientación empezó su desarrollo a finales del XIX y principios del XX, surgiendo desde la práctica profesional y laboral e independiente del ámbito educativo. No obstante, se dan diferencias terminológicas, como el hecho de que en EEUU se utilice el concepto de orientación vocacional mientras que en Europa se emplea el de orientación profesional. Una diferencia significativa reside en el carácter estatal o privado de la Orientación. En Europa predomina el carácter estatal desde el principio, debido a la política centralizada de los países europeos, en contraposición con la iniciativa privada americana.
En los párrafos siguientes se hace un recorrido del desarrollo de la disciplina en países donde ha adquirida mayor relevancia, buscamos conocer sus particularidades de manera de destacar las diferencias.

Desarrollo de la Orientación en Europa:
El recorrido del desarrollo de la Orientación en Europa sigue los planteamientos de tres autores:
Monescillo, Méndez y Bisquerra (1998).

  1. Alemania
    Bisquerra (1998) señala los orígenes de la Orientación en Berlín cuando se crea en 1898 el primer Servicio de Información, mientras que otros autores cifran su origen en 1902, en la ciudad de Munich, con la apertura de la primera Oficina de Formación Profesional. Es en 1918 el año de la promulgación de la primera ley que regula los Servicios de Orientación que, en principio, aparecen ligados a la orientación laboral. Es importante destacar, en las primeras décadas del siglo XX, las experiencias pedagógicas llevadas a cabo por G. Kerschensteiner (1894-1932) en su Escuela de Trabajo, donde se integra lo laboral en la vida escolar. A partir de los años 40 y durante la década de los 50 del mismo siglo, se intenta dar un giro en la disciplina hacia el desarrollo personal, para introducir en los años 60 el concepto de Orientación educativa escolar y de esta manera implicar activamente a los docentes en esta tarea. En 1970, con la promulgación del Plan General de Educación, la Orientación formará parte del currículum escolar siendo responsabilidad del profesorado, que dedicará cinco horas semanales a la tarea orientadora de un grupo de estudiantes, mientras que la orientación individualizada la realizará el orientador o la orientadora escolar. El sistema alemán cuenta también con una serie de servicios de orientación externos que inciden en el contexto escolar o en el ámbito profesional, como son los Servicios de Orientación Escolar (Bildungsberatung), los Centros de Información Profesional (BIZ) dependientes de las oficinas (Arbeitsmamt) y el Instituto Federal del Empleo (BA).
  2. Bélgica
    Se considera a este país como pionero de la Orientación y de la Psicopedagogía. En 1899 se funda el primer Instituto de Psicología Pedagógica de Europa. En 1912, A. G. Cristiaens, con la ayuda de Decroly, crea el primer servicio europeo de orientación profesional. En 1936, aparece la primera legislación sobre organización y funcionamiento de las Oficinas de Orientación Escolar y Profesional, denominación que más tarde se extiende al resto de los países. Actualmente la acción orientadora la llevan a cabo los Centros Psico-Médico-Sociales (CPMS), los Centros Universitario de Orientación, las Oficinas de Orientación Escolar y Profesional, la Agencia Flamenca de Empleo y Formación Profesional (VDAB), los Centros de Acogida (CA),y los Centros de Orientación e Iniciación Socio-Profesional (COISP).

  3. Francia
    Su primera Oficina de Información y Orientación data del 1912. En 1928 se crea el Instituto Nacional de Estudio del Trabajo y de Orientación Profesional, institución que va ganando prestigio, extendiéndose por todo el país. En 1951 la Orientación profesional se instala como parte del sistema educativo, incorporándose progresivamente sus servicios a toda la Educación Secundaria. Se crean los Centros de Orientación Escolar y Profesional, en un principio con un marcado enfoque psicotécnico. No obstante, a partir de los 70, con la influencia del modelo de Activación del Desarrollo Vocacional y Personal de Pelletier, comienza a entenderse la Orientación desde un punto de vista más personal centrado en el desarrollo. Actualmente los servicios de orientación, tanto internos como externos, son: los Grupos de Ayuda Psicopedagógica (GAPP), los Centros Médicos-Psicopedagógicos (CMPP), las Oficinas Nacionales de Información sobre la Enseñanza y las Profesiones (ONISEP), los Servicios Académicos de Información y Orientación (SAIOP), los Centros de Información y Orientación (CIO), y los Centros de Documentación e Información (CDI).

  4. Italia
    Los orígenes de la Orientación en Italia se remontan a 1921 con la aparición del Ufficio di Orientamiento Profesionale del Governatorato di Roma. En décadas posteriores se produce un aumento progresivo del número de centros psicopedagógicos o de orientación con una clara tendencia psicotécnica y de resolución de problemas personales. En la actualidad, la Orientación se caracteriza por la ausencia de una legislación general y por la división de responsabilidades entre las instituciones públicas y privadas. En el ámbito público, están implicados el Ministerio de Educación, que se responsabiliza de los Servicios de Orientación de las escuelas y de los Servicios de Orientación Profesional dependientes de las autoridades locales de educación de cada distrito; el Ministerio de Trabajo, que asume los temas relacionados con la búsqueda de empleo a nivel local y actúa intermediado por agencias locales y regionales; y las autoridades regionales, que promocionan los Centros Universitarios de Orientación y la Orientación Profesional fuera del sistema escolar. En el sector privado participan empresas, sindicatos, organizaciones católicas, fundaciones y profesionales liberales, proporcionando Servicios de Información y Orientación para los jóvenes, empleados y desempleados.

  5. Reino Unido
    En este país, los inicios de la Orientación se datan del año 1909 con la creación de los Juvenile Advisory Committees, dirigidos a facilitar la orientación profesional a los jóvenes. En 1910, se promulga una ley sobre orientación profesional en la que se le otorga a la institución escolar un papel relevante en la búsqueda de empleo del alumnado al finalizar sus estudios. Progresivamente, la orientación vinculada a la escuela irá tomando fuerza, pero será a partir de los años 50 cuando se desarrollen los servicios de orientación escolar, tanto internos como externos a los propios centros. Entre los servicios públicos y privados de orientación vigentes actualmente destacan;
    los Servicios de Orientación Profesional (Carreer Service) dependientes desde 1973 de las Autoridades Locales de Educación y, a partir de 1994, de la Secretaría de Estado para el Empleo; los Servicios locales de Orientación Educativa para adultos (Educational Guidance Service for Adults –EGSAs); los Servicios de Empleo (Employment Service), con programas de orientación profesional para las personas que contemplan la posibilidad de cambiar de carrera, como los Job Review Workshops o los programas de enseñanza profesional para la reintegración de los desempleados a la vida laboral del Training, Enterprise and Educational Guidance of the Department of Employment; las Agencias de Orientación Vocacional Independientes (Independent Vocational Guidance Agencies); y los Servicios de Orientación Universitaria pertenecientes a las AGCAS (Association of Graduate Careers Services).

  6. Suiza
    Los primeros indicios de los orígenes de la Orientación en Suiza, parten de 1902, coincidiendo con la creación de la Asociación de los Consejos de Aprendizajes. Esta asociación surge de la fusión de distintas organizaciones de oficios artesanales y locales, que funcionaron como Oficinas de Orientación Profesional. En 1916 se produce un cambio de denominación pasando a llamarse Asociación Suiza de la Orientación Profesional y la Protección de los Aprendices. Respecto a los protagonistas cabe resaltar, por sus contribuciones, a Claparède, que en 1917 funda un Gabinete de Orientación Profesional en el Instituto Jean Jacques Rousseau y publica obras de gran trascendencia en la acción orientadora europea de la época, como “La Orientación Profesional: sus problemas y sus métodos”. Conviene destacar la labor de los miembro de la Escuela Psicopedagógica de Ginebra (Ferrière, Piaget y Claparède, entre otros) que realizaron aportaciones muy significativas en los movimientos de renovación pedagógica y en la Orientación.

Desarrollo de la Orientación en Estados Unidos de América:
La Orientación surgió a principios del S. XX en Estados Unidos y sus principales exponentes fueron: Parsons, “padre” de la Orientación Vocacional; Davis, que introdujo el primer programa de orientación en la escuela; y Kelly, que utilizó por primera vez el adjetivo educativo referido a la orientación. A partir de los años veinte en EE.UU. empezó a generalizarse el uso de los términos Educational Guidance (Orientación Educativa) y Vocational Guidance (Orientación Vocacional), a diferencia de Europa en que prevaleció el término Orientación Profesional.
El primer intento de integrar la Orientación en los programas escolares se debe, como se ha mencionado anteriormente, a J.S. Davis, quien, como administrador escolar en la ciudad de Detroit, introduce en 1900 un programa de “Orientación vocacional y moral” en las escuelas secundarias. Posteriormente, Kelly utilizó por primera vez en 1914 el calificativo “educativo” referido a la Orientación, al titular su tesis doctoral Educational Guisante. No obstante, el objetivo de llevar la intervención en Orientación más allá del marco vocacional y considerarla algo relacionado con el proceso educativo no cobrará fuerza si no hasta los años 30 de la mano de John Brewer (en 1932 publicó Education as Guidance). Este autor llegó a identificar completamente orientación y educación; su concepción de la Orientación estaba influida por el movimiento americano de Educación Progresista iniciado por H. Mann y desarrollado por John Dewey, para quienes no es posible orientar si no es a través de los propios programas escolares.

Estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario, tu opinión es importante para seguir creciendo

A %d blogueros les gusta esto: