Consideraciones respecto a la implementación del DUA en el actual sistema educativo

El Diseño Universal de Aprendizaje nos plantea una nueva forma de mirar el acceso al currículum de estudiantes que presentan necesidades educativas específicas derivadas o no de una situación de discapacidad, por lo que es importante explorar este cambio de pensamiento a través de los cuatro componentes del currículo:
objetivos, evaluaciones, métodos y materiales. Esta definición del plan de estudios es más amplia que la vez tradicional que trata el plan de estudios como una secuencia de elementos de contenido que transmiten un determinado conjunto de materiales de instrucción; para estos efectos los principios del DUA se despliegan a través de los componentes como una sola estructura curricular; esto cobra sentido cuando se reflexiona frente al hecho de que

muchas veces se realizará un apropiado diseño de la clase, un uso de estrategias respetando todos los principios, sin embargo el proceso de evaluación sigue siendo el tradicional debido en gran medida por la estructura rígida que impera en ciertas unidades educativas.
El Diseño Universal de Aprendizaje es una buena respuesta inclusiva, ya que permite un diseño pensado en todos y sin exclusión, realizando esfuerzos para asegurar la participación activa de cada estudiante; incorporando a aquellos que han sido marginados por diferentes razones en el diseño educativo tradicional.
Estos estudiantes se han esforzado a lo largo de los años por incorporarse a una educación pensada en el promedio, como es el caso de estudiantes que no comparten una misma lengua o estudiantes en situación de discapacidad, por otra parte los estudiantes llamados talentosos o con superdotación también son estudiantes que no han sido suficientemente atendidos por el currículum tradicional, muchas veces sus requerimientos de una mayor profundización de los contenidos tratados en clases no son cubiertos, por lo que pierden la motivación por aprender o simplemente no encuentran desafíos en este tipo de educación.

El diseñar las clases bajo este concepto del Diseño Universal del Aprendizaje facilita el que más estudiantes tengan acceso y éxito en los procesos de aprendizaje llegando a ser un aprendiz experto lo que significa que, adquieren conocimientos relevantes, los saben aplicar en diferentes contextos y disfrutan de ello; por lo que de forma inherente desean aprender cada vez más.
Destaca dentro del DUA la gran flexibilidad que presenta, permitiendo opciones y caminos distintos para llegar a lugares similares a través de propuestas pedagógicas que sean universales y en las que aprendan cada uno de los estudiantes que conforman un grupo.
Junto a esto la incorporación de un trabajo colaborativo, genera nuevos desafíos a los equipos profesionales, ya que es altamente relevante que cada profesional que interviene maneje el DUA como parte esencial del proceso de inclusión de los estudiantes; esto debido a que los Establecimientos cuentan no solo con un número importante de profesores, si no que ya es más frecuente encontrar profesionales de otras disciplinas de quienes se espera puedan realizar acciones de co-docencia al interior del aula; así como incorporar estos principios al realizar sus intervenciones.
La combinación del Diseño Universal para el Aprendizaje principios y prácticas con la flexibilidad de la tecnología y los medios digitales para aumentar la capacidad de respuesta de los entornos de aprendizaje, resulta clave proporcionando a los estudiantes más opciones para el acceso y la comprensión de la información, para demostrar lo que saben, y para aumentar la motivación y la persistencia. Entender el DUA puede ayudar a asegurar que todos los estudiantes son capaces de acceder y participar en entornos de aprendizaje potenciado por la tecnología y multimedia. que intervienen en un apropiado proceso de enseñanza, es importante considerar que las tecnologías de asistencia forman parte del Diseño Universal de Aprendizaje, no lo constituyen en sí mismo, sino que es parte de la relación que se establece entre los procesos de una Enseñanza Proactiva y la necesidad de poder generar una Alfabetización Digital.
Se puede evidenciar que con el fin de llevar a cabo una apropiada implementación del Diseño Universal para el Aprendizaje se hace necesario la combinación entre los elementos mencionados y que en sí misma la sola aplicación de los principios no constituye una garantía de progresos en el campo educativo; estos deben ir necesariamente acompañados de determinadas habilidades en cada docente, que logre realizar una movilización de recursos para la enseñanza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: