Clasificación de la Visión

Para poder valorar la funcionalidad visual es necesario definir dos conceptos:

1.- Agudeza visual: facultad del ojo, en combinación con el cerebro, de percibir la forma de los objetos a una distancia determinada. Se mide por la imagen más pequeña que el ojo puede distinguir.
Para determinar la agudeza visual de forma estándar se utilizan los optotipos, o láminas que contienen letras o dibujos cuyo tamaño va disminuyendo progresivamente. El tamaño más pequeño que el individuo pueda ver nos dará la medida de su agudeza visual. Se hace la prueba con cada ojo, de cerca y de lejos.
La expresión numérica de la agudeza visual se hace mediante una fracción cuyo numerador es la distancia a la que se ve el optotipo y el denominador la distancia a la que la percibiría un ojo emétrope (ojo con visión normal); así, por ejemplo: 6/6: visión normal.
Una agudeza visual de 1/60, 2/60, 3/60 significa que un sujeto ve a uno, dos o tres metros (respectivamente) lo que una persona con visión emétrope ve a sesenta metros.
Así, por ejemplo, una agudeza visual de 0,8 se considera normal, una visión de 0,3 estaría por debajo de lo normal. La visión de 0,1 corresponde a la ceguera legal, y la visión 0 es la amaurosis, o ceguera total.
Cuando existen dificultades en la agudeza visual, habrá problemas en la lectura y escritura, la percepción del contraste, la visión de la pizarra y la visión de colores.
Para que haya una buena agudeza visual la refracción ocular debe ser correcta, las estructuras transparentes del ojo deben estar en buen estado y la mácula, la vía óptica y el córtex cerebral deben presentar una anatomía y fisiología adecuadas.

2.- Campo visual (o visión periférica): es el espacio que el ojo puede percibir, la zona que puede ser vista sin mover los ojos. Una persona con un campo visual normal, mirando hacia el frente, es capaz de ver objetos en una amplitud de 180º en el plano horizontal y 140º en el vertical. El campo visual se mide con el campímetro.
Cuando las patologías afectan la visión periférica (retinosis pigmentaria, lesiones de nervio óptico) habrá dificultades para interpretar y seguir escenas en movimiento, localización de elementos o la lectura globalizada. Otra forma de lesiones en el campo visual son los escotomas, o islotes sin visión, cuya importancia varía en función de su extensión y ubicación.
Por ejemplo, a efecto normativo, para ser afiliado a la ONCE se han establecido unos límites: agudeza igual o inferior a 1/10 de la escala de Wecker, o campo visual reducido en su periferia a 10 grados centrales, o inferior, en el mejor de los dos ojos.
La cuantificación de la agudeza visual y campo visual permite establecer la clasificación siguiente, que utilizamos para definir la visión funcional de los estudiantes:

A.- Ceguera total: ausencia total de visión o si se percibe luz, no es útil para la orientación.
B.- Ceguera parcial: se percibe luz, bultos, a veces colores…, que le son útiles para la orientación y movilidad, pero la visión de cerca es insuficiente.

C.- Deficiencia visual severa: percibe volúmenes y colores, objetos y caracteres impresos a pocos centímetros con ayudas ópticas, gafas, lupas…

D.- Deficiencia visual moderada: percibe objetos y caracteres impresos a pocos centímetros sin necesidad de ayudas ópticas.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: