apunte sobre nociones de Diversidad

El siguiente apunte, ha sido una adaptación de variada información recogida sobre el concepto de Diversidad.
Hay cada vez mayor consciencia de que la calidad de los procesos educativos –lo que en este caso incluye la equidad-depende fundamentalmente de que estos procesos se desarrollen en conformidad con la diversidad que es propia a cada realidad escolar. Diversidad de estilos cognitivos, de desarrollo y de aprendizaje, a nivel de alumnos y profesores; diversidad en los desafíos y necesidades de desarrollo personal en los alumnos; diversidad en los desafíos y necesidades de desarrollo profesional en los profesores; diversidad en los contextos y grupos socioculturales de pertenencia y de referencia en alumnos y profesores; diversidad a nivel de las competencias intelectuales y profesionales; diversidad de subculturas y de prácticas semióticas al interior de la cultura organizacional de cada institución escolar; diversidad a nivel de las necesidades educativas de cada alumno, etc. De lo cual surge la necesidad de una correspondiente diversidad en la estrategia educativa: a nivel de las estrategias curriculares, a nivel de la utilización de los recursos educativos en el aula, a nivel de los proyectos educativos, etc. Todo esto lleva a su vez a la necesidad de que los educadores y las instituciones escolares desarrollen competencias específicamente orientadas al buen manejo y al aprovechamiento de la diversidad, para así asegurar un desempeño de excelencia en la consecución de los fines educativos.

LA DIVERSIDAD COMO UNA DIMENSIÓN DEL UNIVERSO, DE LA NATURALEZA Y DE LA VIDA

El desarrollo de las ciencias físico-químicas, principalmente a partir de las teorías de la relatividad y de la mecánica cuántica, ha llevado al surgimiento de una visión del universo en la que éste es fundamentalmente un mundo regido por leyes probabilísticas y caracterizado por el azar, la irreversibilidad y la complejidad. Se trata de un universo que ya en su dimensión físico-química juega a la diversidad. En este respecto, los argumentos más importantes son aquellos desarrollados por Charles Sanders Peirce, por Ilya Prigogine, premio nobel de química, y por Edgar Morin.

 El universo implica una asimetría entre pasado y futuro. Dado que el mañana No está contenido en el hoy, el tiempo tiene que construirse. Los fenómenos temporales, históricos, se caracterizan por la irreversibilidad.
 El mundo de la materia, en la medida que implica azar e irreversibilidad, se caracteriza por una actividad espontánea conducente a la variación y a la diversidad.
 Incluso la realidad de lo físico-químico tiene un carácter evolutivo. La creación y la evolución son atributos esenciales de la naturaleza en su conjunto.
 El mundo natural implica creatividad, innovación e introducción de diversidad.
 Necesitamos por tanto una teoría de la diversidad cualitativa (de la aparición de lo cualitativamente nuevo) y un desarrollo de paradigmas evolutivos incluso para pensar el universo y la naturaleza.
 Sin embargo, la ‘diversidad’ se encuentra siempre en una relación paradojal con la unidad e involucra por tanto la complejidad. En este sentido, todo fenómeno posee la complejidad de un sistema, e involucra unidad y diversidad.
 La diversidad y la complejidad son por tanto, en conjunto, una dimensión esencial del universo en evolución. Son el ‘deporte’ al que juega la naturaleza (Cook 1991), algo que emerge de su propio juego evolutivo (“evolution by sporting” según Peirce, 1965,V., pp. 200).


La vida también juega a la evolución y por tanto a la diversidad. Si bien no implica necesariamente progreso, la evolución de lo viviente implica creación (de nuevas formas de vida), innovación, diversidad y cambio. Se puede considerar incluso a la diversidad como un motor de la evolución de lo viviente.
Solo que también en este caso la diversidad está en una relación paradojal con la unidad.
Esto lo podemos sintetizar con el siguiente argumento de François Jacob, premio nobel de medicina:
“La biología aporta dos nociones nuevas que apuntan en direcciones opuestas, constituyendo así una suerte de paradoja. Por un lado, conocemos muchos millones de especies y se estima que conocemos solo una pequeña fracción del total. Por otro lado, pareciera que las especies vivientes hoy día no representan más que una débil parte de las especies que han aparecido y desaparecido en el curso de la evolución. Pero detrás de esta diversidad de formas y de comportamientos se oculta una sorprendente unidad de estructuras y de funciones. Pues parece que todas las especies, de las más humildes a las más complejas, son más parecidas y más próximas las unas de las otras que lo que se había podído creer hasta ahora. Como si la evolución utilizara siempre los mismos materiales para disponerlos de formas siempre diferentes. Como si las especies fueran producidas por una combinatoria, por una suerte de Lego o de Mecano. Pero por otro lado, se constata al mismo tiempo que, en los organismos que se reproducen sexualmente, todo esta dispuesto para que los individuos de una misma especie, a excepción de los gemelos verdaderos, sean todos diferentes los unos de los otros. Como si todo el sistema genético que funciona sobre esta Tierra estuviera ajustado para producir siempre lo diferente. De ahí la paradoja. De una parte, todo lo que parece tan diferente es, a fin de cuentas, muy semejante; de otra parte, todo lo que parece tan semejante es, en realidad, muy diferente. ”
“Vemos como se ha modificado la dialéctica de lo mismo y de lo otro. Como ella ha cambiado de naturaleza. Nosotros somos a la vez todos parientes próximos y todos diferentes. La reproducción sexual es en efecto una máquina de hacer otro. Otro en relación a los padres. Otro en relación a todos los individuos de la especie. Pero esta diversidad así producida no es siempre bien aceptada. Ella es raramente considerada por lo que ella es: un motor de la evolución.” (Jacob 1997, pp. 141 y 163)
El universo juega al aumento de la complejidad y de la diversidad. De ahí la importancia de su dimensión temporal, la que implica procesos dotados de espontaneidad e indeterminismo.
El argumento pionero es, en este respecto, el de Charles Sanders Peirce:
“Pregúntese a cualquier ciencia que trate del curso del tiempo. Considérese la vida de un animal o de una planta individuales, o de una mente. Obsérvese la historia de los estados, de las instituciones, del lenguaje, de las ideas. Examínese la sucesión de formas revelada por la paleontología, la historia del planeta tal como ha sido formulada por la geología, o lo que el astrónomo es capaz de concebir respecto de los cambios en los sistemas estelares. En todas partes el hecho principal es el crecimiento y la complejidad creciente. De estos hechos obvios y omnipresentes podemos con justicia inferir, con la lógica más implacable, de que en la naturaleza existe probablemente una agencia por la cual puede aumentarse la complejidad y diversidad de las cosas; y de que en consecuencia la regla de la necesidad mecánica encuentra, de algún modo, interferencia. Al admitir de esta manera la espontaneidad pura o vida como una característica del universo, actuando siempre y en todas partes, aunque restringida dentro de estrechos límites por la ley, (…) yo doy cuenta de toda la variedad y diversidad del universo, en el único sentido en el cual se puede decir que lo realmente nuevo y sui generis puede darse por explicado.
La visión ordinaria tiene que admitir la interminable y multitudinaria variedad del mundo, tiene que admitir de que esto de ninguna manera puede ser explicado por su ley mecánica, de que la variedad solo puede surgir de la espontaneidad”
Peirce llegó así a esta idea revolucionaria: que el universo debe, ante todo, estar regido por leyes estadísticas que permiten el surgimiento de lo radicalmente nuevo (…). Ustedes conocen la vida trágica de Peirce. Es también la de un hombre que ha osado glorificar las probabilidades en un momento en que la física estaba dominada por el modelo newtoniano (regulado precisamente por el determinismo de la necesidad mecánica, V.M.)” (Prigogine 1996, pp. 166,)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: