Apunte sobre Necesidades Educativas

Las Necesidades Educativas Especiales (NEE) son todas las necesidades educativas individuales de la persona en situación de discapacidad, que no son cubiertas por los recursos técnicos y metodológicos del docente. Se entiende por Necesidades Educativas Especiales Múltiples (NEEM) al conjunto de requerimientos que presenta un estudiante, más allá de su sola condición diagnóstica.
Estas necesidades pueden afectar directamente y de manera global el proceso de aprendizaje en un momento de su escolarización o en forma permanente;

en conclusión, son niños, niñas, jóvenes y adultos que requieren de apoyos intensivos y permanentes para poder aprender y participar de los contextos sociales, educativos y familiares que lo rodean.
Discapacidades Múltiples, significa presentar deficiencias concomitantes, cuya combinación causa necesidades tan severas que no se pueden incorporar en los programas de educación especial, dirigidos a solo una discapacidad. Hay quienes consignan la categoría de severas y múltiples, sin embargo, se sugiere incluir en la categoría de múltiples el rango de severo, debido a que estos estudiantes requieren apoyos significativos en las áreas de comunicación, manejo personal, recreación y ocio, socialización, utilización de la comunidad y vocacional.
Dicho término acuñado en 2006 por la doctora María Bove, asesora de Perkins International, dice relación con los importantes desafíos a los que nos enfrentamos como profesionales, cuando abordamos a estudiantes que presentan múltiples necesidades, es así como ellos nos plantean una serie de Retos al tener que diseñar diversas estrategias para satisfacer sus necesidades.
En la actualidad el término es usado inadecuadamente para denominar a la población que presenta Necesidades Educativas Especiales Múltiples, adjudicándole a la persona dicha condición.
En este sentido cabe mencionar a grandes rasgos una caracterización de la población que presenta Necesidades Educativas Especiales Múltiples en términos de su condición de salud y situación de discapacidad, debido a que estos elementos influyen muchas veces de manera determinante en el abordaje que se debe implementar. 12 (Arcos, M, 2013), (Ramírez, I, 2013) Guía Caminemos Juntos en la senda de laInclusión.
Los requerimientos de las personas que presentan una situación de discapacidad múltiple son tan variados por lo que se requiere que la respuesta desde el área educativa sea de igual modo integral, considerando a los diferentes actores que intervienen, es así como cobra relevancia el hecho de que desde la formación inicial docente, así como hacia los docentes en ejercicio se puedan entregar las orientaciones referentes al tema, pasando además por la consideración de los requerimientos específicos de las familias y el rol que le corresponde al área de salud.
En relación al estudiante de modo específico se puede mencionar que sumado a la situación de presentar requerimientos de tipo múltiple frecuentemente requieren apoyos de especialistas de diferentes áreas ligados a la habilitación y rehabilitación, por lo que el trabajo debe ser mancomunado a fin de proporcionar al estudiante y su familia una gama de alternativas que apunten principalmente a la participación social y mejoren su calidad de vida. Junto a esto las familias en general viven un constante duelo, pues en los casos más complejos se suman las necesidades educativas a mayores apoyos de salud, a fin de mantener la sobrevida e abordando las Necesidades Educativas Especiales yNecesidades Educativas Especiales Múltiples.
Se espera que los estudiantes logren aprendizajes funcionales y educativos en un contexto que permite la socialización y educación con pares, así como el establecimiento de rutinas. Finalmente, las familias, quienes son la piedra angular, valoran profundamente que sus hijos, no importando su condición, puedan participar activamente al igual que cualquier otro estudiante del sistema educativo, este acceso al curriculum general representa una posición de empoderamiento por parte de la familia. Es este fortalecimiento el que juega un rol protagónico dado que el trabajo específico en esta área requiere que las familias aprendan la serie de técnicas para poder abordar a los estudiantes, así como también son parte relevante en término de la toma de decisiones respecto a cada uno de los requerimientos de esta población.
Es en este punto en que como profesionales del área muchas veces el rol que se le asigna a la familia es más bien secundario, no otorgando espacios para la toma de decisiones reales, ni para la consideración de los requerimientos que surgen directamente desde ellos. Lo que, en el caso de los estudiantes con Necesidades Educativas Especiales Múltiples, se constituye como el pilar fundamental de cada progreso.
En términos de poder definir la población específica que se considera estudiantes que presenta necesidades educativas especiales múltiples aquellos niños, jóvenes que producto de una condición diagnóstica tiene comprometido los procesos comunicativos de manera importante, así como además pudiese presentar una pérdida sensorial, física, cognitiva, etc. Requiriendo apoyos significativos en más de alguna área.
Por otra parte, dado que las estrategias consideradas para abordar esta población, también pueden ser usadas con estudiantes que presentan sordo ceguera, esta situación también es incorporada como parte de estas necesidades múltiples.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: