Katiuska arévalo y Natalia Escobar (estudiantes de la Carrera de Pedagogía Diferencial Universidad de las Ciencias de la Informática UCINF)

En la actualidad la palabra “inclusión” hace referencia a la aceptación de las diferencias, reconociendo la importancia de facilitar acceso igualitario a las necesidades de la comunidad, alternativas lo menos segregadas posibles. Por otro lado la inclusión supone eliminar una cultura que discrimina y excluye por acción u omisión. Paralelamente, implica aceptar el derecho que tiene cada uno de ser diferente. No hay ninguna razón por la cual deba quedar fuera del sistema educativo, del trabajo, relacionamiento social o del ejercicio de sus derechos ciudadanos en general; la no inclusión supone una limitación impuesta por otros.

Pero la realidad desde el punto de vista de las personas que presentan discapacidad visual es diferente, ya que las vías de acceso no están delimitadas y señalizadas correctamente, provocando así dificultades para desplazarse de un lugar a otro, debiendo esquivar una gran cantidad de obstáculos como: grifos, poste de alumbrado público, pavimentación en terminaciones deplorables. Estos factores han despertado en las personas el sentimiento de querer ayudar, viéndolos como los pobrecitos que no pueden andar solos porque algo les puede pasar, pero el día en que se cree un cambio de conciencia de la sociedad, en donde comiencen a verlos como personas con las mismas capacidades y las ganas de querer salir adelante y de surgir, ese día generaremos el verdadero cambio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: