Algunas Aplicaciones del Condicionamiento Operante en Educación

Tal como se ha visto, la principal potencia del condicionamiento operante al ser aplicado a la educación consiste en su capacidad para instaurar, modificar y eliminar conductas indeseables y para instaurar otras deseables. Así, los principales usos que se le ha dado a esta técnica en la educación han consistido en crear un ambiente conductual apropiado a la situación de aprendizaje, mediante un adecuado uso del refuerzo, castigo y estímulos discriminativos.
Es así como Skinner, plantea que el profesor debe seguir las siguientes indicaciones para lograr poner en práctica estos principios:

 Seguir el desempeño de una respuesta correcta con consecuencias positivas, ignorando las respuestas incorrectas.
 Proveer óptimas contingencias de reforzamiento por respuestas correctas, las cuales deben ser positivas, inmediatas y frecuentes. Inicialmente deben ser continuas y luego intermitentes.
 Maximizar la ejecución de respuestas correctas y minimizar los errores, utilizando el moldeamiento o shaping, mediante el uso de pequeños pasos instruccionales.
 Evitar utilizar el control aversivo.
 Reforzar la conducta exacta que se quiere enseñar.
 Aplicar el reforzamiento, lo más específicamente posible, evitando ser vago. Se requiere que el alumno entienda claramente cuál es el comportamiento que está siendo estimulado.
 Estar atento a la naturaleza y temporalidad de los reforzamientos a utilizar, identificando aquellos pertinentes a cada alumno en particular.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: