Adquisición de la Lengua Desarrollo Fonológico y Comunicación Escrit en Sordos (apunte)

Adquisición y Desarrollo de la Lengua Oral
El intercambio comunicativo entre el niño y los adultos que le rodean no asegura, por sí mismo, la adquisición lingüística, especialmente en el caso de niños que presentan graves pérdidas auditivas. Es por esto que la gran mayoría de estos niños necesita, desde temprana edad, de una intervención logopédica (la logopedia es

una disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de patologías del lenguaje, sean estas de tipo oral, escrito o gestual) externa para llevar a cabo el aprendizaje de esta lengua. En el proceso de adquisición del lenguaje por parte de los niños sordos se pueden apreciar las siguientes características:
 Se observa un retraso global en la adquisición y aprendizaje del lenguaje al ser comparado con la evolución obtenida por los niños oyentes de su edad.
 El desarrollo y el aprendizaje no es homogéneo. Los diferentes códigos que configuran la lengua oral (la fonología, el léxico, la morfología, la sintaxis) tienen desarrollos dispares.
 Los niños sordos presentan muchas dificultades para modificar sus estrategias inmaduras o incorrectas, por lo que hay una fuerte perseverancia en los errores.

Desarrollo Fonológico y Características del Habla
A la edad de seis o siete años la mayoría de los niños que han recibido una adecuada estimulación logopédica es capaz de emitir todos los sonidos que conforman las palabras. Sin embargo, la producción espontánea, el habla, es a menudo muy poco comprensible por quienes los escuchan. Esto se debe a varios factores, por una parte, al hecho de que algunos niños sordos suelen presentar acciones de movimiento inadecuadas y excesiva lentitud en los movimientos articulatorios.
También la adquisición del vocabulario por parte de los niños sordos plantea importantes diferencias en relación a los niños oyentes, tanto en el ritmo en que logran aprender las palabras, en la cantidad de éstas que van incorporando y en la vinculación con los significados que éstas expresan. El desarrollo inicial del vocabulario en los niños sordos es tardío y lento; por lo general, no se observan fenómenos de expansión del vocabulario. En relación al tipo de palabras, utilizan y comprenden mejor los términos relacionados con objetos, acciones y cualidades, mientras que, por el contrario, presentan más dificultades con los términos para establecer relaciones.
Cuando se analiza el factor relacionado con la manera en que se elaboran las oraciones se puede decir que existe un importante retraso en el desarrollo morfosintáctico de los niños sordos en relación a sus pares oyentes, tanto en lo referido a la producción como a la comprensión.

La Comunicación Escrita
Las dificultades lectoras no se encuentran en la capacidad de establecer las asociaciones entre los sonidos y las letras, sino en lo que es propiamente leer, es decir, en relacionar lo escrito con estructuras lingüísticas y cognitivas que den sentido a las formas gráficas. Los problemas lectores de los sordos se sitúan tanto en el nivel de reconocimiento de las palabras como en el nivel de la comprensión del texto y tienen consecuencias dramáticas en los aprendizajes escolares y en el acceso a la información; en definitiva, en todas aquellas actividades que permiten leer para aprender.
Las dificultades lectoras que los sordos presentan están relacionadas con un conjunto de variables entre las que destacan las siguientes:

 Déficit lingüístico: las dificultades lectoras están, en gran medida, relacionadas con las dificultades para adquirir la lengua oral. El reducido vocabulario, las dificultades para dominar la sintaxis, para comprender el lenguaje figurativo, las metáforas y las expresiones idiomáticas constituyen limitaciones ev identes para la comprensión del significado de un texto escrito.
 Ausencia de conocimientos previos: no resulta sencillo comprender un texto escrito si no se tienen referencias o conocimientos sobre el tema. En este sentido, se puede considerar que las dificultades lectoras de muchos niños y jóvenes sordos se relacionan también con un escaso conocimiento general sobre el mundo.
 Variables del entorno: otra explicación puede estar relacionada con la calidad y cantidad de instrucción de lectura. Se estima que los niñossordos no dedican tanto tiempo como los oyentes a la lectura y que, en muchas ocasiones, el tiempo dedicado a la lectura se convierte en tiempo de corrección y modelado del lenguaje por parte de los profesores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: