Actividades para trabajar el Aspecto Fonológico

Objetivo: Potenciar habilidades de reconocimiento de reglas fonológicas, involucrando atención y discriminación a los distintos aspectos que conforman una palabra.

Discriminación de sonidos/Ausencia de sonidos
Materiales: Música, radio, archivos de sonidos ambientales del computador, instrumentos musicales o elementos sonoros.

Actividad Nº 1: Identificación de sonidos
Dime ¿qué escuchas ahora?
Dime ¿cuál suena más fuerte?
Dime ¿cuál suena más despacito?
Dime ¿cuál dura más?
Dime ¿cuál dura menos?

“Será necesario que durante la actividad se logre la atención, percepción, reconocimiento auditivo e identificación de los sonidos. En ocasiones, para poder lograr una mejor atención, se le solicita al grupo que cierren los ojos, para así enfocar la atención de mejor manera”.

Actividad Nº 2: Discriminación de sonidos
Variante de la actividad anterior, incorporando respuestas motoras al momento de escuchar un sonido específico.
La sala estará en silencio, cuando los niños escuchen un sonido que presentará la profesora, los niños deben aplaudir o pararse de la silla. Podrá de igual forma verbalizar a qué sonido correspondía.

Actividad N° 3: Discriminación de secuencias de sonidos o palabras
Con las mismas consignas de las actividades anteriores, se le añade el factor memoria de dichos sonidos, por tanto, se pueden realizar secuencias de sonidos con los instrumentos, pidiéndole a los niños que sean capaces de repetirlas, de igual forma se le presentan secuencias de sonidos del medio, las cuales deberán luego verbalizar. Por ejemplo, “que animales escuchamos recién”, “un gato, un perro y un chancho”.

Actividad Nº 4: Memoria de palabras
Lograr que los niños memoricen secuencias de palabras, comenzando con palabras de corta metría( 2 a 3 sílabas) para luego poder ir aumentándola, a medida que va aumentando su rendimiento se van aumentando el número de estímulos a presentar (2 a 5 palabras).
Ejemplos: oso, gato, dime, caracol…

Actividad Nº 5: Discriminación auditiva de fonemas
Materiales: imágenes de apoyo, recipientes, cuentos.

Poner frente a los menores dos recipientes con la letra pegada de tal forma que todos puedan verlo, por ejemplo las letras L y D, mostrar imágenes tales como lata, dedo, lana, dado y motivarlos a que los nombre y los pongan en el recipiente que corresponde, con apoyo visual. Para reforzar este ejercicio luego debe realizarlo solo, o sea basándose en sus producciones y en la memoria verbal.
Se debe realizar con palabras con rasgos sonoros contrastantes como /p- b/ pote-bote, /m-n/ mido- nido, por ejemplo.

Actividad Nº 6: Discriminación auditiva de fonemas dentro de un relato
Leer un cuento corto. Cada palabra que escuche con el fonema que se está trabajando deberá graficarlo de alguna manera: ya sea dentro de algún lugar delimitado para éste o escribiendo la palabra, para después poder comparar y ver sí esto se realizó correctamente. Un variante sería al escuchar la palabra con el sonido que se está trabajando realizar un aplauso, o golpear los pies con el piso.

Actividad Nº 7: Elección del sonido correcto.
Completar palabras en forma escrita o de manera oral, siempre en base a una imagen.
Si el menor no ha adquirido la lectoescritura se le dará guiará con la instrucción “el niño se pegó en el CO__” (codo).

Actividad Nº 8: Identificación de objetos con un sonido específico
En una lámina compleja, es decir, con muchos personajes y objetos, descubrir las cosas que lleven el sonido D y L y marcarlas con diferentes colores. Puede realizarse como una competencia, a ver quién hace más, a ver quién encuentra 5 cosas con D en el menor tiempo posible.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: