Actividades para el trabajo Pragmático

El objetivo es que los niños realicen acciones que sean adaptadas y apoyadas por el adulto, de esta manera, seleccionar actividades donde los sujetos asuman necesariamente distintos roles que se puedan intercambiar y en las que la cooperación es un requisito indispensable. Por ejemplo en la creación de juegos o historias contextualizadas; como preparar una comida, hacer construcciones sencillas con cubos o elaborar un collage. En estas actividades se ofrecerán distintos tipos de apoyo: apoyo social para que los niños se relacionen en una forma más positiva; apoyo emocional para darles mayor seguridad; apoyo funcional, con el fin de ayudar a los niños a conseguir los objetivos en cada situación, modificando, si fuese necesario, la situación contextual, y apoyo físico mediante materiales, como dibujos, fichas, carteles u computadores que favorezcan la comunicación y ayuden al desarrollo de cada actividad.

A continuación se presentarán algunas actividades para la intervención en los distintos aspectos pragmáticos verbales:
Scripts (guiones):
Es un procedimiento ideal porque ofrece oportunidades para la comunicación verbal dentro de un contexto significativo. Un Scripts es la representación de un evento, con una secuencia ordenada de acciones organizadas alrededor de un objetivo, e incluye actores, acciones y apoyos, por ejemplo, “comer en un restaurante”, “ir al médico”, “ser un vendedor”, etc., estos juegos incluyen secuencias de eventos.
Los Scripts facilitan:
 El enlace del lenguaje con el conocimiento del mundo.
 Los intercambios entre los niños usando el lenguaje.
 Las habilidades sociales.
El docente puede ir incorporando variantes en el desarrollo de las secuencias con el fin de promover la intencionalidad comunicativa y el desarrollo de la conversación.

Formatos de Juegos:
El juego es la forma de comunicar más natural y placentera, entre el adulto y el niño. Existe una relación entre las habilidades simbólicas en el juego y las habilidades pragmáticas del lenguaje.
En muchos niños con trastorno pragmático del lenguaje, el juego se desarrolla espontáneamente, pero de forma pobre y repetitiva, por lo tanto se trata de enriquecerlo y en aquellos niños en que no aparece de forma natural se deben realizar demostraciones sencillas hasta que sea capaz de participar activamente en el juego.
Se pueden utilizar muchos formatos de juegos en la intervención pragmática si contienen el requisito de favorecer la comunicación interpersonal.
También es preciso seguir una serie de normas:

 Respetar y seguir el interés del niño, aunque sea restringido.
 El carácter limitado y repetitivo se puede modificar “dentro” de un mismo material.
 Dirigir al niño en un rol “cooperativo” para no restringir su creatividad.
 Limitar siempre la cantidad de material; proponer varias actividades con cada material en vez de utilizar materiales diferentes para cada actividad.
 Es importante terminar el juego antes de que se pierda el interés del niño proponiéndole continuar en otro momento.

Las habilidades que los menores pueden desarrollar a través de los juegos, son las siguientes: inicio y respuesta de toma de turnos, atingencia, interrupción, sobreposición, requerimiento de información, respuesta a requerimiento y solicitud directa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: