Actividades de Orientación para trabajar las Dificultades de Aprendizaje

En el área de orientación educativa queremos destacar las dificultades de aprendizaje (DA) por ser una de las cuestiones que mayores

demandas de asesoramiento originan al psicopedagogo/a. Definir las DA no es tarea fácil dada la diversidad de dificultades que se engloban dentro de término. La primera definición oficial la propuso S. Kirk (1962):
Una dificultad de aprendizaje se refiere a un retraso, trastorno o desarrollo retrasado en uno o más procesos del habla, lenguaje, escritura, aritmética u otras áreas escolares resultantes de un hándicap causado por una posible disfunción cerebral y/o alteración emocional o conductual. No es el resultado de un retraso mental, deprivación sensorial o factores culturales o instruccionales. Pueden existir junto con las dificultades de aprendizaje problemas en las conductas de autorregulación, percepción social e interacción social, pero no constituyen por sí mismas una dificultad de aprendizaje. Aunque las dificultades de aprendizaje pueden ocurrir concomitantemente con otras condiciones incapacitantes (por ejemplo deficiencia sensorial, retraso mental, trastornos emocionales graves) o con influencias extrínsecas (tales como las diferencias culturales, instrucción inapropiada, o insuficiente) no son el resultado de esas condiciones o influencias.
Se diagnostican trastornos del aprendizaje cuando el rendimiento del individuo en lectura, cálculo o expresión escrita es sustancialmente inferior al esperado por edad, escolarización y nivel de inteligencia, según indican pruebas normalizadas administradas individualmente. Los problemas de aprendizaje interfieren significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren lectura, cálculo o escritura.

TRASTORNOS DE LA LECTURA:
Básicamente podemos agrupar los distintos tipos de dislexia en dos grandes grupos:

•Dislexia con alteraciones fundamentalmente viso-espaciales y motrices, cuyas características serían: escritura en espejo, confusiones e inversiones al escribir, torpeza motriz, disgrafías.
•Dislexia con alteraciones fundamentalmente verbales y de ritmo, que se caracterizaría por trastornos del lenguaje: dislalias, inversiones, pobreza de expresión, poca fluidez verbal, comprensión, baja de las reglas sintácticas, dificultad para redactar y para relatar oralmente.

Intervención educativa:
1. Actividades para el desarrollo de la comprensión del sentido y naturaleza del sistema de escritura.
a) Actividades para la diferenciación entre escritura y dibujos.
b) Actividades para trabajar las propiedades formales de lo escrito: se trata de actividades orientadas a la reflexión sobre la variedad de las grafías, sus combinaciones, la cuestión de la cantidad de caracteres en la escritura, etc.
c) Actividades con nombres propios y comunes.

  1. Actividades para la formación de un vocabulario oral y visual.
    a) Actividades para la ampliación y organización del léxico: Adquirir nuevos vocablos, Actividades de organización léxica, Favorecer rapidez de acceso al léxico, Juegos de lenguaje oral.
    b) Actividades para la formación de un léxico visual: Mural de nombres y/o palabras, Cuentos sonoros, Clasificación de palabras; Adivina cuál es
    c) Actividades para el desarrollo de la conciencia fonológica.
    Todas estas actividades se trabajarían dentro de las cinco fases descritas por Cuetos (1994):
  2. Enseñanza de palabras comunes por el método global para que el alumno comprenda el valor del lenguaje escrito.
  3. Enseñanza de las reglas grafema-morfema siguiendo la siguiente secuencia: vocales, consonantes invariantes frecuentes (p, m…), consonantes invariantes poco frecuentes (j, ñ…), consonantes dependientes del contexto frecuentes (c, r), consonantes dependientes del contexto poco frecuentes (g, gu-), grafemas compuestos (br, cl…). En todos los casos se trabajarán los sonidos de las letras, no sus nombres.
  4. Ejercicios de reconocimiento directo de las palabras más comunes.
  5. Enseñanza de las claves de procesamiento sintáctico: signos de puntuación, interrogaciones, exclamaciones, etc.
  6. Actividades centradas en mejorar la comprensión lectora, que debe continuar durante varios años con diferentes grados de dificultad.

TRASTORNOS DE LA ESCRITURA:
Investigaciones recientes señalan que las dificultades en la escritura suelen asociarse a otras alteraciones que afectan a diferentes ámbitos o niveles de la competencia curricular o del comportamiento del niño, tales como los de la lectura, los del lenguaje expresivo y receptivo, discalculias, la psicomotricidad y los trastornos comportamentales.
El modelo clásico o madurativo ha hecho especial hincapié en los aspectos grafomotrices, mientras que el modelo cognitivo le ha concedido una menor importancia y ha centrado su análisis en la carencia de las estrategias y procesos mentales que son necesarios para la composición escrita.
El tratamiento de la disgrafía desde la perspectiva grafomotriz abarca diferentes áreas:
1. Psicomotricidad global y psicomotricidad fina: La ejercitación psicomotora implica enseñar al niño cuáles son las posiciones adecuadas
a) Sentarse bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla.
b) No acercar mucho la cabeza a la hoja.
c) Acercar la silla a la mesa.
d) Colocar el respaldo de la silla paralelo a la mesa.
e) No mover el papel continuamente, porque los renglones saldrán torcidos.
f) No poner los dedos muy separados de la punta del lápiz, si no éste baila y el niño no controla la escritura.
g) Si se acerca mucho los dedos a la punta del lápiz, no se ve lo que se escribe y los dedos se fatigan.
h) Colocar los dedos sobre el lápiz a una distancia aproximada de 2 a 3 cm. de la hoja.
i) Si el niño escribe con la mano derecha, puede inclinar ligeramente el papel hacia la izquierda
j) Si el niño escribe con la mano izquierda, puede inclinar el papel ligeramente hacia la derecha

  1. Percepción. Las dificultades perceptivas (espaciales, temporales, visoperceptivas, atencionales, etc.) son causantes de muchos errores de escritura
    (fluidez, inclinación, orientación, etc.) se deberá trabajar la orientación rítmico temporal, atención, distinción figura-fondo, reproducción de modelos visuales.
  2. Visomotrocidad. La coordinación visomotriz es fundamental para lograr una escritura satisfactoria. El objetivo de la rehabilitación visomotriz es mejorar
    los procesos óculomotrices que facilitarán el acto de escritura. Para la recuperación visomotriz se pueden realizar las siguientes actividades: perforación con punzón, recortado con tijera, rasgado con los dedos, ensartado, modelado con plastilina y rellenado o coloreado de modelos.

  3. Grafomotricidad. La reeducación grafomotora tiene por finalidad educar y corregir la ejecución de los movimientos básicos que intervienen en la escritura, los ejercicios de reeducación consisten en estimular los movimientos básicos de las letras (rectilíneos, ondulados), así como tener en cuenta conceptos tales como: presión, frenado, fluidez, etc. Los ejercicios pueden ser: movimientos rectilíneos, movimientos de bucles y ondas, movimientos curvilíneos de tipo circular, grecas sobre papel pautado, completar simetría en papel pautado y repasar dibujos punteados.

  4. Grafoescritura. Este punto de la reeducación pretende mejorar la ejecución de cada una de las figuras que intervienen en la escritura, es decir de las letras del alfabeto. La ejercitación consiste en la caligrafía.

  5. Perfeccionamiento escritor. La ejercitación consiste en mejorar la fluidez escritora, corrigiendo los errores. Las actividades que se pueden realizar son: unión de letras y palabras, inclinación de letras y renglones, trabajar con cuadrículas luego realizar cualquier ejercicio de rehabilitación psicomotor. Se debe disponer de 10 minutos para la relajación.

  6. Relajación y coordinación. Se pueden realizar diversos ejercicios de respiración y relajación muscular enseñar al alumnado a practicarlos antes de comenzar tareas que resulten dificultosas, o simplemente que requieran cierto nivel de atención.
    Relajación global (barra de hielo, muñeco de trapo…)
    Relajación segmentaria
    Ejercicios de diferenciación hombro-brazo.
    Ejercicios de diferenciación manos-muñeca-brazo
    También es conveniente realizar ejercicios de coordinación como: Tocar las yemas de los dedos con el dedo pulgar. Primero se hace despacio y luego a mayor velocidad. También se puede hacer con los ojos cerrados. Unir los dedos de ambas manos, pulgar con pulgar, índice con índice. Primero despacio y luego a mayor velocidad. También se puede hacer con los ojos cerrados. Apretar los puños con fuerza, mantenerlos apretados, contando hasta diez y luego abrirlos.

A) Método Ajuriaguerra
Concede gran importancia a los factores neuropsicológicos. Pretende alcanzar dos objetivos fundamentales como son el mejorar las características psicomotrices y mejorar también los aspectos tónico-posturales. El método se estructura en dos partes:
a) Aspectos preparatorios: se trabajan especialmente la distensión general, las técnicas pictográficas y las técnicas escriptográficas.
b) Reeducación de la escritura: Constituida por el estudio y el aprendizaje de cada una de las letras, mediante actividades específicas de ligado, inclinación, dextrogiridad, regularidad, etc.

B) Método Portellano
Este autor establece siete áreas (muy similares a las citadas anteriormente)
1. Relajación global y segmentaria.
2. Reeducación psicomotora.
3. Reeducación dígito-manual.
4. Reeducación visomotora.
5. Reeducación grafomotriz.
6. Reeducación de la letra.
7. Perfeccionamiento.

Intervención en la redacción o composición escrita.
La ayuda que se les puede proporcionar a los alumnos para aprender a redactar, debe centrarse en el proceso de planificación, elaboración y revisión del texto a través de una serie de habilidades y estrategias que forman parte de la capacidad general de producir composiciones escritas o redacciones.

C) Programa de redacción (Vallés,1997)
1. Habilidades de formación de frases.
a) Ideación libre a partir de ilustraciones sencillas.
b) Construcción de respuestas a partir de preguntas tales como:¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿por qué?, ¿a dónde?, ¿para qué?…
c) Formación de frases empleando dos, tres, cuatro palabras dadas como artículos, pronombres, sustantivos, verbos, adjetivos, etc.
d) Completar frases con características según lo expresado en las ilustraciones.
e) Comparación de características, completando frases.
f) Escribir características de personas.
g) Ordenar frases cuyas palabras están en desorden.
h) Formar familias de tareas.
i) Ordenar frases que componen una historieta.

  1. La descripción.
  2. El diálogo.
  3. La narración.
    a) Narración real.
    b) Narración imaginaria.
  • La redacción.

  • D) Programa de autocorrección de la Escritura (Vallés y Vallés,1996)
    El programa está dirigido a concienciar al alumno de que el proceso de revisión de lo escrito es fundamental para la mejora de la calidad de su escritura.
    Se pretende enseñarle a reflexionar sobre cómo puede mejorar sus tareas escritas a través de las estrategias que se utilizan para mejorar la calidad de su escritura. Los procedimientos de autocorrección desarrollan las capacidades metacognitivas, puesto que exige realizar revisiones parciales de sus tareas para percibir los errores y proceder a su corrección.
    Pautas para la autocorrección: Seguir normas o guías de reflexión que provoquen en el alumno respuestas reflexivas sobre lo que va a escribir, sobre cómo lo está haciendo y sobre lo que ha escrito.
    El estudiante debe responder a las siguientes preguntas:
    a) ¿Qué vas a escribir?
    b) ¿Para qué vas a escribir?
    c) ¿Cómo lo vas a escribir?
    d) Al terminar tu escrito, ¿cómo lo vas a corregir?
    e) ¿Cómo comprobarás si lo que has escrito está bien?

    Las orientaciones metodológicas que se sugieren son:
    1. Realizar la corrección de los textos de manera inmediata a su elaboración. No es aconsejable que medie excesivo tiempo entre la elaboración del primer borrador y su autocorrección.
    2. La corrección oral es eficaz. La verbalización de los aspectos correctivos ayuda al alumno a adquirir mayor conciencia de su producción escrita.
    3. Los alumnos deben acostumbrarse a elaborar borradores previos al texto final de su trabajo. En este primer borrador pueden aparecer errores, esto se tomará como algo natural. Todo ello puede corregirse en la revisión y realizar un nuevo texto.
    4. La hétero-corrección o corrección por parejas es también deseable, así como la corrección en pequeño grupo haciendo uso del diálogo y el intercambio de tareas escritas.
    5. La autocorrección exige el uso de materiales de consulta (libro de texto, apuntes, etc.) para verificar sus hipótesis ortográficas.
    TRASTORNOS DEL CÁLCULO:
    Intervención educativa:
    – Ejercicios de carácter general relacionados con el aprendizaje de las matemáticas como por ejemplo ejercicios de refuerzo de las funciones adquisitivas (memoria y atención), ejercicios psicomotrices, ejercicios de simbolización, reeducación de conceptos y nociones fundamentales (todo/nada, mucho/poco, igual/más/menos, algunos/ninguno, grande/pequeño, mayor/menor…)
    – Ejercicios específicos de aprendizaje de las matemáticas como por ejemplo ejercicios de adquisición de las nociones de base (seriación, conservación, correspondencia uno a uno, etc.), ejercicios referentes a la numeración: para facilitar la adquisición del concepto de número, para comprender el valor del número según su ubicación, para favorecer la adquisición y consolidación de la conservación; ejercicios referentes a las operaciones, ejercicios referentes a la solución de problemas y ejercicios de iniciación a la geometría.

    Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: