Actividades de comprensión y Expresión Oral (II parte)

A continuación van algunas sugerencias de trabajo:

1.1. Presentación de la lámina de observación de la unidad temática que se está trabajando y nombra todos los objetos, personas y animales que hay en ella.

1.2. Decir cada niño alguna cualidad del objeto, persona, animal, etc., que aparece en la lámina. Para qué sirve, cómo es, dónde está, …., etc.

1.3. El profesor dice una palabra con alguna dificultad y los alumnos de¬ben repetirla. Para este nivel será suficiente decirla a ritmo rápido, len¬to y acompañando cada sílaba con palmadas o golpecitos en la mesa, sí¬laba a sílaba.

1.4. Decir una palabra que conlleve dificultad, que los niños la repitan, decirla acompañada de palma¬das, patadas, pitos, etc., marcando las sí¬labas, diciendo cada sílaba repetitívamente con la misma vocal: ma¬ripo¬sa -> marapasa, merepese, miripisi, …

1.5. Cada niño piensa en una palabra del vocabulario básico que estamos tra-bajando, cada uno la dice y los demás repiten en voz alta.

1.6. Cada niño dice su nombre con palmadas, según los golpes de voz. Esta-mos sentados en corro.

1.7. Cuando se ha trabajado el vocabulario básico de una unidad temática, nos sen¬tamos en corro, colocamos en el centro las tarjetas o dibujos. Llamamos uno a uno a los niños para que busquen el di¬bujo correspon-diente y lo enseñe a los demás.

1.8. Juego del veo – veo ….. una cosita que empieza por … Se dirá una sí¬laba no el fonema inicial. Lo juegan dos equipos y cuando un grupo acierta se anota el tanto y propone el siguiente.

1.9. Después de trabajar el vocabulario básico de un tema, nos sentamos en corro, colocamos en el centro las tarjetas o dibujos referentes al te¬ma. Llamamos a los niños individualmente para que busquen el dibujo correspondiente a la palabra que nosotros le digamos, lo enseñen a los demás, le expliquen cualidades, acciones, etc. del mismo.

1.10. Trabajamos progresivamente el vocabulario básico de acciones, acti¬vida-des realizadas por los niños en clase (hablar, decir, escuchar, poner, dibujar, picar, pegar, juntar, colgar…..). Todos repiten la ac¬ción.

1.11. El profesor dirá nombres de acciones a cada niño y observará su cum¬pli-miento, se pueden dar hasta dos órdenes.

1.12. Sentados en corro, colocamos los bloques lógicos en el centro y deci¬mos a cada niño que coja el bloque lógico que le indiquemos, diciéndole dos cualidades. (Cuadrado – rojo).

1.13. Puestos en corro con los bloques lógicos en el centro indicamos a los niños que nos de una pieza en concreto, indicando tres cualidades de la misma. E incluso introduciendo una cualidad como negación de otras. “Que sea rojo, pequeño y que no sea cuadrado, ni círculo”.

1.14. Sentados en el corro, se pedirá a los niños que den una respuesta moto¬ra según diversas cuali¬dades referidas a ellos. “Los niños con pelo largo se situarán junto a la ventana, los de pelo corto junto a la puerta, los que lleven una prenda roja levantarán la mano, …..

1.15. Jugamos a adivinar un objeto de clase, animal o persona del vocabula¬rio básico que trabajamos, indicando sus propiedades o cualidades: “Es de madera y tiene cuatro patas”.

1.16. Presentamos la lámina de la unidad temática y los niños deben señalar los dibujos que correspon¬dan a determinadas características: “El de forma cuadrada, el más alto, el de color amarillo.

1.17. El niño con los ojos tapados ha de identificar por su olor determina¬dos productos situados en una caja o sobre la mesa y cuyo nombre le indica el profesor: gasolina, café, colonia, alcohol, vina¬gre,…. .

1.18. Al igual que con los olores, haremos con los sabores. ¿Sabe bien o mal?, ¿dulce o salado?, ¿fuerte o suave?.

1.19. Dar una orden sencilla para que el niño la realice y cuando la haya ejecutado, notifique que ha terminado su acción: “Ponte debajo de la mesa / Ya me he puesto debajo de la mesa”.

1.20. Jugamos a seleccionar la respuesta correcta: ¿Qué cosa es blanda pero no es golosina? una botella, un almohadón, un taco de madera. ¿Qué bai¬la sin pies? un niño, una peonza, una bailari¬na.

1.21. Proponemos a los niños que se muevan libremente por la clase, al oír una orden deben actuar rápidamente en consecuencia. El que no la cumpla quedará eliminado: ¡corre!, ¡salta!, ¡cierra!, ¡sigue!, ¡alto!. Otra modalidad sería que un niño sustituirá al profesor en la tarea de dar las órde¬nes.

1.22. Paso posterior sería que los niños, por turnos, también construyan fra¬ses verdaderas o falsas y que sus compañeros las sancionen.

1.23. Juego del pescador de mentiras: El profesor va diciendo frases ver¬dade-ras o falsas relacionadas con la unidad temática, el niño al oír la falsedad o error lo corregirá. Ej: Había un gato con cuer¬nos.

1.24. Vamos a ver: Consiste en contar un breve relato o cuento, mostrando las ilustraciones. Después haremos preguntas para comprobar la com-prensión de lo que han oído. ¿Vamos a ver que perso¬najes había?, ¿Qué hacían?, ¿Cómo son?

1.25. Podemos preguntar sobre acciones, actitud, sentimientos de los per¬sona-jes, etc.

1.26. El profesor dirá palabras (tres o cuatro) de una familia semántica y otra que no lo sea. Los niños deberán descubrirla y explicar la exclu¬sión: Mesa, silla, cajón, pato.

1.27. Presentamos unas fichas o tarjetas de 5 ó 6 dibujos, todos pertene¬cen a una misma familia semántica menos una, ¿cuál es?, ¿por qué?.
Guitarra, flauta, tijeras, tambor, platillos.

1.28. Juego de contrarios. Se forman 2 equipos y el profesor dice una cua¬li¬dad o acción. Cada equipo hace lo contrario que el otro. Tam¬bién pue¬de ser decir lo con¬tra¬rio: Si en un equipo se hacen altos, altos, en el otro se ha¬rán pe¬queños, pequeños, si uno dice lleno, el otro vacío, etc.

1.29. Cada niño dice una breve frase con el antónimo utilizando correcta¬mente la palabra.

1.30. Sentados en la alfombra decimos acciones y hábitos que no debemos rea-lizar y haremos una frase con cada acción.

1.31. Repetir la misma actividad pero con acciones y hábitos correctos y que debemos realizar.

1.32. Proponemos a los niños frases incompletas para que ellos las comple¬ten libremente. “Los árboles tienen muchas…..”.

1.33. Trabajamos la concordancia mostrando tarjetas o láminas a los niños, pidiendo cada vez a un niño que diga una frase.

1.34. Proponemos a los niños una frase para que la cambien de número. Po-demos acompañarlas con tarjetas. “El gato anda por el tejado”, “Los gatos andan por el tejado”.

1.35. Colocamos tres aros en el suelo y trabajamos la concordancia de per¬sona con tres niños: Cada uno hace una acción y dice así: “Yo subo el brazo, tú cierras los ojos, el sube la pierna”.

1.36. Puestos los niños en círculo, se puede rodar una pelota y nombrar a la vez vocabulario de temas relacionados con la realidad de los niños y vividos por ellos. Ej: Vamos al huerto. ¿Que frutas vemos?. Cuando el niño coge la pelota enumera frutas del huerto.

1.37. En el nivel de 5 años pueden añadir cualidades y atributos a los nom¬bres que digan. Ej: Vamos al jardín, ¿Qué vemos? Margaritas amarillas, altas y de hojas grandes.

1.38. Los niños se miran unos a otros el color de los ojos y forman grupos según el color que tengan. A continuación hacen frases relativas a los ojos: Juan tiene los ojos azules.

1.39. Los niños agrupados por el color de los ojos marchan al sonido del pandero, cuando cesa el sonido vuelve cada uno a su grupo y responde a órdenes: Los niños con ojos azules que vayan al centro de la clase y den tres saltos, los de ojos marrones que hagan la serpiente, ….

1.40. Representar mediante ejercicios mínimos y onomatopéyicos, persona¬jes, oficios, acciones. Unos niños representan y otros mencionan la palabra, acción referida.

1.41. Juego de las pistas. Se utilizan barajas de distintos temas: animales, objetos, acciones, personas, personajes,…. Un niño distribuirá una carta a cada uno de sus compañeros que se encontrarán sentados en cír¬culo. Después de unos momentos de visualización saldrán algunos niños de forma individual al centro del círculo y darán pistas de la carta que le ha correspondido, para que los demás identifiquen la que le fue adjudicada a él. El niño que lo adivine pasa a ocupar su lugar. Podrán emitir sonidos característicos de lo que representen y soni¬dos onomato¬péyicos.

1.42. Mensajes. Un niño dirigirá el juego dando órdenes sencillas, tales co¬mo: “Pasa por debajo de la mesa”, haciéndolas de dificultad variable y según la capacidad de los niños en este nivel, serán de dos órdenes.

1.43. Juego de enumeración espontánea. ¿Quién adivina lo que hay en el bol-sillo de mi bata?. Esta pregunta la hace la profesora y los niños van diciendo cosas despacio. Luego saca en verdad lo que había en los bol-sillos y ella va nombrando los objetos y los niños repiten los nom¬bres.

1.44. Juego de enumeración motivada: Bolso de mamá. Jugamos a papás y ma¬más. El papá se disfraza de señor y la mamá de señora. La mamá lleva un bol¬so, van de visita y les acompaña su hijito pequeño. Como el pe¬queño se aburre, comienza a sacar cosas del bolso de mamá y las va nombrando: Un pintalabios, un espejo, un pañuelo, ….

1.45. La frase crece: La profesora comienza el juego con un artículo (el, la, los, las, un, una, unos, unas) y los niños de forma individual van cons¬truyéndola, añadiendo palabras y haciéndola cada vez más extensa.
La…. .
La gallina …. .
La gallina come… .
La gallina come maíz.

1.46. Nace la palabra: La profesora dice una sílaba a un niño, éste debe formar una palabra que empie¬ce por dicha sílaba. Luego hace lo mismo con algunos niños más y un paso posterior en el juego sería formar fra¬ses con las palabras que cada niño a dicho.

1.47. ¡Palabras al tren! Cada niño se transforma en una palabra y debe su¬bir al tren en el vagón que le corresponda, formando una frase. Al oír el silbato: Piiii, Piiiiii, el maquinista comenzará a decir su palabra y sucesivamente los demás vagones, al llegar al final el tren se pone en marcha.

1.48. “La caja de la fantasía”. En una caja se introducen muñecos o figuras de plástico referentes a un tema concreto. El profesor se acerca a la caja y simula escuchar lo que ella le dice, se dirige a los niños con mucho misterio y les explica. La caja de las sorpresas me ha di¬cho… ¿Qué será lo que hay dentro? y describe cualidades del objeto que le ha dicho la caja de sorpresas para que los niños lo adivinen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: