Actividades con tarjetas (flash cards)

En la enseñanza del inglés, por la alta proporción de términos irregulares, es muy común que los profesores utilicen para enseñar palabras nuevas las llamadas flash cards, tarjetas con palabras escritas (a

veces con un dibujo alusivo), que se presentan al estudiante de vez en cuando, durante breves periodos de tiempo, y que estos deben memorizar; luego se presentan las mismas palabras unos segundos, sin los dibujos y el niño tiene que reconocerlas.
Una aplicación de este tipo de estrategia para el trabajo con grupos consiste en elaborar diapositivas, unas con las palabras escritas y otras con dibujos alusivos. Por ejemplo, se seleccionan veinte palabras y los veinte dibujos correspondientes, elaborando cuatro diapositivas, con cada nombre y otras tres con cada dibujo. En una primera pasada, se proyecta el dibujo e inmediatamente después la palabra escrita correspondiente, que es leída en voz alta por los niños; en la segunda, se procede del mismo modo, pero en la tercera se presenta primero el nombre (que es leído en voz alta por los niños) e inmediatamente después el dibujo alusivo, que es nombrado en voz alta. En la última pasada se presentan solo los nombres escritos.
Evidentemente, el orden en que aparece cada nombre (y su dibujo) en las distintas pasadas debe estar aleatorizado, para evitar que el alumno se guíe por este factor, además tras esta actividad hecha con el proyecto (lo que dura unos 5 minutos), los alumnos deben realizar diversos ejercicios ‘’de lápiz y papel’’ para el refuerzo de la imagen visual de las palabras trabajadas. Una variación del mismo modelo seria el siguiente procedimiento:

*Seleccionamos un grupo de 10 palabras de especial dificultad y las escribimos con letra de imprenta, ya sea en una diapositiva, en una ‘’diapositiva’’ de un programa de presentaciones como MSPower_point o utilizando tarjetas de cartulina que puedan ser observadas por todos los presentes en el aula, Hacemos cinco copias de cada una.
*Tomamos tres copias de cada palabra y las ordenamos aleatoriamente, pero estando las tres copias de cada una seguidas, de modo que nos quedaría (por ejemplo): instaurar-instaurar-instaurar-prolijo-prolijo-prolijo-trastorno-trastorno-trastorno etc.
*Tomamos una de las dos copias restante de cada palabra y las ordenamos aleatoriamente en una serie de 10, haciendo lo propio con los demás.
*Presentamos la primera serie formada, que cuenta con treinta tarjetas, del siguiente modo: la primera copia de una palabra se presenta durante unos 5 segundos, pidiendo al alumno que la deletree mentalmente y que lea luego en silencio; la segunda copia se presenta durante 3 segundos y el alumno la lee en voz alta; la tercera copia se presenta durante 1 segundo y el alumno la lee en voz alta, pasándose a continuación las tres tarjetas de la segunda palabra, con el mismo modo de trabajo.
*A continuación de la décima palabra se pasan las dos series formadas por un solo ejemplar de cada una, a un ritmo de 2 por segundos, debiendo el alumno leerlas en voz altas.
*Finalmente, se procede a la lectura de frases y textos significativos en los que aparecen estas palabras (entre muchas otras) controlando la velocidad y la fluidez en lectura y procediendo a graficar estos resultados.

Estimadas y estimados visitantes te invitamos a dejarnos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: